Publicidad
10 May 2022 - 8:20 p. m.

Aumento de muerte de delfines: ¿otra inesperada consecuencia de la guerra en Ucrania?

Entre las razones de este inusual aumento, la Fundación Turca de Investigación Marina estudia el impacto del cambio climático en la zona, el tráfico inusual de barcos que se está viviendo, las migraciones de peces y las intensas actividades militares submarinas que se están desarrollando en el Mar Negro.
A finales de marzo la Fundación Turca de Investigación Marina, por ejemplo, reportó la muerte de más de 80 delfines en playas ubicadas en el oeste y el este del país. Foto: Fundación Turca de Investigación Marina
A finales de marzo la Fundación Turca de Investigación Marina, por ejemplo, reportó la muerte de más de 80 delfines en playas ubicadas en el oeste y el este del país. Foto: Fundación Turca de Investigación Marina
Foto: Fundación Turca de Investigación Marina

Durante los últimos meses las naciones europeas han notado un aumento extraordinario de las muertes de delfines en el Mar Negro, un mar ubicado entre Europa oriental y Asia occidental, escenario actual de movimientos y ataques navales en medio de la guerra que desató la invasión rusa de Ucrania. ¿Tiene eso alguna relación con el incremento de defines muertos? Es una hipótesis que están investigando los científicos.

A finales de marzo la Fundación Turca de Investigación Marina, por ejemplo, reportó la muerte de más de 80 delfines en playas ubicadas en el oeste y el este del país. Después de analizar el cuerpo de los animales, los científicos turcos determinaron que las causas de muerte fueron ahogamiento en la red por interacción de pesca. “Aún no está claro por qué se concentran en la región en esta época del año en comparación con años anteriores, y por qué las capturas netas incidentales han aumentado tanto”, señalaron entonces.

Puede ver: ICA emitió resolución para ayudar a frenar la ganadería dentro de áreas protegidas

Entre las razones de este inusual aumento, la Fundación estudia el impacto del cambio climático en la zona, el tráfico inusual de barcos que se está viviendo, las migraciones de peces y las intensas actividades militares submarinas que se están desarrollando en el Mar Negro. En el Golfo de Odessa se concentran decenas de barcos militares que maniobran, se incendian y se hunden por misiles balísticos, dejando libre miles de galones de combustible allí en los lugares de alimentación de peces y delfines.

“Nadie sabe el número exacto de minas arrojadas, rotas y arrastradas al Mar Negro a causa de la guerra. Se desconoce el alcance del daño al ecosistema marino y a los seres vivos durante la detonación de minas en Turquía y Rumania. No se sabe cuántas especies murieron”, dijo con preocupación la Fundación a mediados de abril. Los sonares de baja frecuencia y el ruido intenso de los barcos son una seria amenaza para las especies marinas, especialmente los delfines que tienen un sistema de ecolocalización con el que se orientan.

Puede ver: MinMinas se “echa para atrás” y apoya proyecto de ley que busca proteger las cavernas

Es posible, dicen los científicos, que en un intento por huir de esa contaminación sonora, los delfines estén cayendo en las redes de pesca. “Debido a la guerra, la seguridad marítima, ambiental y alimentaria en el Mar Negro está amenazada”, finaliza la Fundación, que hace un llamado para que la comunidad internacional le preste mayor atención a los impactos de la guerra en el medio ambiente y los ecosistemas marinos.

Síguenos en Google Noticias