Publicidad
20 May 2022 - 2:46 a. m.

Así se está rehabilitando un cachorro de puma yaguarundí

El animal llegó hace más de seis meses al Centro de Atención y Valoración de la CDMB en estado de desnutrición. Actualmente, ya pesa seis kilos y será regresado a su hábitat natural prontamente.
Tras meses de rehabilitación el puma ya pesa seis kilos, por lo que podrá volver a su hábitat natural.
Tras meses de rehabilitación el puma ya pesa seis kilos, por lo que podrá volver a su hábitat natural.
Foto: CDMB

En septiembre de 2021, en las instalaciones del del Centro de Atención y Valoración - CAV - de la Corporación Autónoma Regional para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga – CDMB -, fue entregado un cachorro de puma yaguarundí. En ese momento estimaron que tenía solo un mes de edad, pero se encontraba en avanzado estado de desnutrición, estresado y agotado. Fue bautizado Mufasa. (Le puede interesar. El campesino que dejó la caza para defender la naturaleza)

“El hecho de no tener a la mamá en su primera etapa de vida hizo que su sistema inmune y su metabolismo no funcionaran al cien por ciento, ya que no contó con la ingesta de calostro, esa leche materna es muy importante para las crías en sus primeros días de existencia, y eso afectó su salud”, afirmó Esteban Farfán, estudiante de veterinaria de la Universidad Cooperativa de Colombia (UCC), y quien se encargó de la atención del cachorro.

Meses después, a través de un comunicado, la CDMB afirma que el puma avanza satisfactoriamente en su proceso de rehabilitación y que será devuelto, prontamente, a su hábitat natural. (Le sugerimos: En Colombia, emisiones asociadas a cambio climático crecieron 17% entre 2014 y 2018)

“El puma yaguarundí habita los bosques tropicales, para el caso de Santander en las zonas altas. Hay otra especie de yaguarundí que se encuentra en los Llanos Orientales, es de color rojiza”, agregó Farfán. Mufasa actualmente pesa 6 kilos y se encuentra en buenas condiciones para regresar a su hábitat natural.

La Corporación además aprovechó para hacer un llamado a proteger a la fauna silvestre, así como a denunciar ante las autoridades cuando se conocen casos de maltrato. “Usualmente estos animales no generan ningún daño ni son agresivos”, dice Juan Sebastián Mejía, médico encargado del Centro. “Muchas veces los felinos van de paso por nuestros predios, por eso deben dejarlos quietos y no molestarlos para que sigan su camino”. (Lea también: Agricultura y ganadería causan más del 50 % de las emisiones de GEI en Colombia)

🌳 📄 ¿Quieres conocer las últimas noticias sobre el ambiente? Te invitamos a verlas en El Espectador. 🐝🦜

Síguenos en Google Noticias