BIBO
Un compromiso para vivir mejor
Publicidad

Una parte de Groenlandia estuvo libre de hielo hace 400.000 años

Los sedimentos recuperados en una antigua base de Estados Unidos, por un equipo científico internacional, muestran que esta región estuvo descongelada durante un periodo interglaciar, que presentaba temperaturas similares a las actuales. Aquel deshielo podría haber contribuido con al menos 1,4 metros a la subida global del nivel del mar.

21 de julio de 2023 - 06:38 p. m.
Vegetación de tundra en Groenlandia./ Josh Brown, University of Vermont.
Vegetación de tundra en Groenlandia./ Josh Brown, University of Vermont.
Foto: University of Vermont

La Tierra tuvo periodos cálidos (los interglaciares) y otros muy fríos. Lo sabemos por los registros ambientales naturales que han ido encontrando los científicos en núcleos de hielo, en corales, en maderas de árboles y otros fósiles, o el polen y los sedimentos (láminas de polvo ambiental, lava, cenizas u otros), especialmente en regiones cercanas a los polos.

Sin embargo, los registros sedimentarios sin hielo durante los periodos interglaciares son escasos o difíciles de obtener debido a la capa de hielo actual. (Lea: La Nasa advierte que julio podría ser el mes más cálido jamás registrado)

Una de las zonas que da buenas pistas del clima remoto y sus transiciones es Groenlandia, una inmensa isla congelada cuya superficie de hielo se derrite a un ritmo inusual y va dejando semidescubiertas las huellas de diferentes épocas.

En esta isla situada entre el océano Atlántico y el océano Glacial Ártico, durante la Guerra Fría se construyó una base secreta estadounidense, en forma de túnel bajo el hielo, llamada Camp Century. Y cuando dejó de utilizarse con fines bélicos, los glaciólogos aprovecharon muestras antiguas de hielo y lodo de las perforaciones para estudiarlas. (Lea: Científicos se sorprendieron al encontrar un volcán que se creía extinto)

Ahora, esos sedimentos recuperados de la base del núcleo de hielo de Camp Century muestran que el noroeste de Groenlandia estuvo libre de hielo durante un período de la historia conocido por haber tenido los volúmenes de hielo más bajos de la historia: el llamado periodo interglaciar isotópico marino (MIS) 11, que ocurrió hace unos 400.000 años.

Se trata de un periodo específico en el que la temperatura media de la atmósfera era similar a la que experimentaremos pronto, dado el actual calentamiento de la Tierra, según apunta un estudio liderado por un equipo científico de la Universidad de Vermont (EE UU), publicado en Science .

El trabajo indica que la ausencia de hielo en esa región significaría que aquel deshielo podría haber contribuido a elevar en más de 1,4 metros el nivel global del mar durante el interglaciar, que ya era entre 6 y 13 metros más alto que el actual. (Lea: “En cualquier momento la actividad del Nevado del Ruiz podría incrementarse”: SGC)

Para llegar a esta conclusión, Andrew Christ, geomorfólogo glacial de la Universidad de Vermont, y sus colegas analizaron los sedimentos mediante técnicas de datación por luminiscencia y de núclidos cosmogénicos, y descubrieron que estos fueron depositados por agua que fluía en un entorno de tundra sin hielo durante el período interglaciar MIS 11.

“Si el calentamiento moderado durante los aproximadamente 29.000 años del MIS 11 provocó una importante pérdida de hielo en Groenlandia, entonces un rápido y prolongado calentamiento antropogénico del Ártico podría elevar el nivel del mar y desencadenar retroalimentaciones en los próximos siglos”, explica Christ.

Láminas heladas que se deslizan hacia el mar

Las condiciones climáticas de los interglaciares pasados, periodos de la historia climática del planeta caracterizados por temperaturas más cálidas y una menor cobertura de hielo, nos dan la oportunidad de comprender mejor cómo responderá la criosfera al calentamiento del clima y cómo el fenómeno contribuirá a la subida del nivel de los océanos.

La criosfera, que incluye la nieve, el hielo marino, el hielo de lagos y ríos, los icebergs, los glaciares y casquetes de hielo, los mantos y plataformas de hielo o el permafrost, forma parte ineludible del sistema climático de la Tierra. De ahí el valor de averiguar con precisión cómo ocurrió la deglaciación de Groenlandia y qué podría haber sucedido cuando esas láminas heladas se fueron fundiendo y escurriendo hacia el mar, durante el período interglaciar MIS 11.

En declaraciones a SINC, el geólogo Paul R. Bierman, uno de los autores principales del estudio, explica que para hacer los cálculos de esas equivalencias se tomó como base el volumen de la capa de hielo de Groenlandia, que “es bien conocido”. Con la modelización de esa capa, ellos estudiaron “cómo los cambios climáticos provocan el derretimiento y la cantidad de agua” que este libera. (Lea: Así le apunta el sector financiero a frenar el cambio climático)

Para cada resultado del modelo, Benjamin Keisling, de la Universidad de Texas en Austin y del Observatorio Lamont Doherty de la Universidad de Columbia, estimó “el volumen de agua que salió de Groenlandia y fluyó hacia el océano global”, según describe Bierman. Para que la zona de Camp Century no estuviese congelada, tiene que haberse derretido un hielo equivalente “al menos a 1,4 metros de aumento del nivel del mar”, añade.

Temperaturas similares

Consultado acerca de cuáles serían las temperaturas del periodo estudiado a escala mundial y si podrían correlacionarse con las actuales, Bierman responde: “Las temperaturas durante el MIS 11 eran probablemente un grado centígrado o quizás 1,5 º C más altas que las actuales, por lo que se encuentran dentro del rango de las que tendrá nuestro planeta en la próxima década, si no antes, considerando el calentamiento actual”.

A juicio del investigador de Vermont, su trabajo “implica que la capa de hielo de Groenlandia se derritió sustancialmente en un clima no mucho más cálido que el actual e incrementó el nivel del mar”. Así, “mientras continuemos emitiendo gases de efecto invernadero a la atmósfera, seguiremos empujando a la capa de hielo de Groenlandia a derretirse en el futuro y a elevar el nivel de los océanos, lo que tendrá efectos devastadores para la civilización humana”, concluye Bierman.

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar