15 Mar 2022 - 2:59 a. m.

Anémonas, cangrejos yeti y esponjas: los nuevos “habitantes” del barco Endurance

Por medio de su cuenta de Twitter, el biólogo marino inglés Huw Griffiths publicó las fotos que le había tomado a los nuevos tripulantes de Endurance, el legendario barco con el que Sir Ernest Shackleton trató de cruzar la Antártida a principios del siglo XX. Estas imágenes retratan la fauna que existe en los mares de esta zona.
Restos del Endurance, el navío que naufragó en 1915
Restos del Endurance, el navío que naufragó en 1915
Foto: Endurance22

A principios del siglo XX, el explorador Sir Ernest Shackleton trató de cruzar la Antártida en el Endurance, el navío de la Expedición Imperial Transatlántica que tenía como objetivo llegar desde el mar de Weddell hasta el mar de Ross, ambos ubicados en el océano Antártico, pasando por el Polo Sur. (Lea: Encontraron el “Endurance”, uno de los mayores naufragios de la historia naval)

Justo ahí, en ese punto, el buque se quedó atrapado en medio de placas de hielo. Los 28 tripulantes de la navegación se vieron obligados a abandonar el barco. 19 meses después, Shackleton logró regresar a la Isla Elefante, ubicado a 557 kilómetros de dónde su hundió la embarcación, con ayuda. Todos sobrevivieron.

Recientemente, un grupo de arqueólogos marinos descubrió el Endurance casi intacto 106 años después y a 3.000 metros bajo el mar. Este descubrimiento hizo parte de la expedición de búsqueda organizada por el Falklands Maritime Heritage Trust con una tripulación de 100 personas.

La misión Endurance 22 descubrió que el navío, el casco y los anclajes están bien conservados. También pudieron observar algunas botas y parte de una vajilla del barco. Pero, sin duda, lo que más llamó la atención de los investigadores fue la fauna que existe en los mares de la Antártida.

Huw Griffiths, biólogo marino inglés, se encargó de publicar en su cuenta de Twitter y explicar cada una de las especies que encontró en el fondo del mar y que contribuyeron a que gran parte del navío estuviese conservado.

Entre las especies encontradas, dice Griffiths, está unas anémonas marinas antárticas que se alimentan por filtración y chorros de mar, comúnmente conocidas como ascidias, que estaban aferradas a las vigas del exterior del barco. “Las anémonas cuelgan sus tentáculos en el agua helada!”, escribió el biólogo. (Puede leer: Los efectos de la crisis climática en los océanos serán más intensos de lo pensado)

Otra de las especies que describió el biólogo fue una estrella de mar que se adentra en la oscuridad para filtrar la alimentación. También encontró una especie de cangrejo que, según dice, podría ser un cangrejo yeti. “Nunca antes se habían registrado cangrejos en el mar de Weddell. Increíble”, dijo.

“Vemos aquí (en la imagen cinco) animales acechados, probablemente son esponjas de cristal. Posiblemente, es muy similar a la vida que encontramos en la roca debajo de la plataforma de hielo de Filchner”, detalló Griffiths.

Para Griffiths su parte favorita de la expedición fue el lirio de mar amarillo brillante. “Los lirios marinos datan de hace más de 480 millones de años y solían ser muy comunes y diversos en todos los océanos del mundo hasta el período Triásico”, señaló. (Le puede interesar: Los pulpos están usando basura del fondo del mar como refugio, señala un estudio)

Para el biólogo esta expedición ha permitido demostrar que la sólida estructura del barco alberga un delicado y hermoso ecosistema de animales que se alimentan por filtración a tres kilómetros de la superficie helada, en la Antártida.

Síguenos en Google Noticias