La COP de la que pocos hablan: la de los humedales Ramsar. Claves para entenderla

A la par de la Conferencia sobre Cambio Climático COP27, se estará llevando a cabo la 14ª Conferencia de humedales Ramsar. Aunque puede pasar desapercibida, le contamos por qué es muy importante y cuál será la participación de Colombia en esta ocasión.

César Giraldo Zuluaga
05 de noviembre de 2022 - 02:25 p. m.
La Estrella Fluvial de Inírida (EFI) se encuentra en los departamentos de Vichada y Guainía. El área de este sitio Ramsar es de 250.159 hectáreas.
La Estrella Fluvial de Inírida (EFI) se encuentra en los departamentos de Vichada y Guainía. El área de este sitio Ramsar es de 250.159 hectáreas.
Foto: Emilio Aparicio - Ministerio de Ambiente

Es muy probable que en las últimas semanas se haya encontrado en redes sociales y medios de comunicación con el acrónimo COP. Lo más seguro es que, al lado del COP, que significa Conferencia de las Partes, se encuentre el número 27. A lo que hace referencia es que este domingo (6 de noviembre) arranca la 27ª Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. Esta reunión, la más importante al respecto, se llevará a cabo en Sharm El Sheik (Egipto) y contará con la participación de más de 100 jefes de estado y 35.000 delegados. (Puede leer: Uno de los principales ríos de Santander tiene altos niveles de mercurio)

Sin embargo, hay otra COP muy relevante que arranca un día antes que la del cambio climático. Se trata de la 14ª Convención de las Partes de la Convención de Ramsar, también conocida como la COP de Ramsar. Aunque más corta y sin tanto despliegue mediático, en esta reunión se aborda el estado de los humedales que han sido designados de importancia internacional según el Convenio de Ramsar que se estableció en 1971.

Colombia también participará de esta Conferencia, pero antes de entrar en los detalles sobre esta reunión, le explicamos qué son los sitios Ramsar, de los cuales Colombia tiene 12, y cuál es la importancia ambiental y social de estos ecosistemas.

¿Qué es un sitio Ramsar y dónde están en Colombia?

En 1971, en Ramsar, una ciudad de Irán, se estableció la Convención sobre Humedales de Importancia Internacional que, a grandes rasgos, busca promover acciones nacionales e internacionales para la conservación y uso de los humedales y sus recursos. Como se resalta en múltiples escenarios, este es el único tratado global de medio ambiente que se ocupa de un tipo de ecosistema particular. (Le puede interesar: Pensaban que este gusano solo estaba en el mar, pero lo encontraron en un río colombiano)

Aquí es importante hacer una aclaración. Como dice Saulo Usma, coordinador del Programa de Agua Dulce de WWF Colombia, “humedal no es igual a espejo de agua”. Entender esto es valioso porque en países como el nuestro solemos asociar la palabra humedal con ecosistemas totalmente acuáticos, pero no es del todo preciso. Para aclarar qué es un humedal, la Convención ofrece una definición muy amplia de la que Usma destaca algunos aspectos que sirven para simplificarla: “humedal es una superficie cubierta de agua, sea natural o artificial, permanente o temporal, estancada o corriente, dulce o salada”.

Para que un país ingrese a la Convención, debe designar al menos un humedal como sitio de Importancia Internacional. Existen nueve criterios para que un ecosistema sea considerado de esta manera, pero, a grandes rasgos, se trata de lugares importantes en términos ecológicos, botánicos, zoológicos o hidrológicos. Por ejemplo, Colombia, adhirió a la Convención en octubre de 1998, cuando designó la Ciénaga Grande de Santa Marta como sitio Ramsar.

Actualmente, en el mundo hay 2.466 sitios Ramsar designados, los cuales se distribuyen en 172 países (o partes contratantes, como se refieren estas convenciones a las naciones). En total, según la Convención Ramsar, estos sitios cubren una superficie total de más de 255 millones de hectáreas (255.973.981, para ser más precisos). (También puede leer: El área protegida que es casi tres veces Medellín para proteger tortugas marinas)

Mientras tanto, Colombia, un país anfibio y de humedales, como lo catalogó el Instituto Humboldt en su publicación de 2015, tiene poco más de 30 millones de hectáreas de humedales. Esto es el 26% del territorio continental e insular colombiano. De este total, casi 1.900.000 hectáreas han sido designadas como sitio Ramsar. Los 12 lugares del país que se consideran de importancia internacional bajo esta convención (ver mapa) cubren poco más del 6% de los humedales del país.

Ahora sí, la COP14 de sitios Ramsar

La Conferencia de las Partes Contratantes, es decir, de los países que han adherido a la Convención, se realiza cada tres años en el caso de la Convención Ramsar, a diferencia de otras como la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (la de la COP27) que se celebra anualmente.

La última vez que se hizo una COP Ramsar fue en octubre de 2018 en Dubái (Emiratos Árabes Unidos). Por la emergencia sanitaria de la pandemia de covid-19, este evento fue pospuesto hasta este año. Entre el sábado 5 y domingo 13 de noviembre, se estará llevando a cabo la COP14 de manera simultánea entre Ginebra (Suiza) y Wuhan (China). El lema de esta ocasión es “acciones en los humedales para las personas y la naturaleza”.

Los humedales, únicos ecosistemas que tiene un tratado internacional que se ocupa de protegerlos y procurar por su conservación, almacenan el agua y garantizan su calidad, siendo espacios vitales tanto para periodos de sequía, como de exceso de agua. Además, resalta la Convención, “ofrecen hábitats diversos que apoyan la biodiversidad genética, de especies y de ecosistemas y desempeñan un papel fundamental en los ciclos de vida de muchas especies y en los patrones migratorios anuales”. (Puede interesarle: En el Pacífico colombiano, cada vez más ballenas se enredan en las redes de pesca)

En esta ocasión, la delegación colombiana está liderada por Sandra Vilardy, Viceministra de Políticas y Normalización Ambiental del Ministerio de Ambiente. En diálogo con El Espectador, Vilardy aseguró que su presencia allí será clave para poder llevar el “mensaje de la importancia que este nuevo gobierno le da a los temas de los humedales, no solo por su importancia en la biodiversidad y en la regulación del agua, sino también en el papel fundamental que van a tener los humedales en la crisis climática”.

Otro de los mensajes importantes que Colombia quiere llevar a este evento, según la viceministra, tiene que ver con la Iniciativa Amazónica de Sitios Ramsar, que es liderada por el país. “Vamos a seguir impulsando esa visión que no solamente el Amazonas es bosque, sino sobre todo el Amazonas es una región muy importante asociada a las aguas y a los humedales”, apuntó Vilardy. Para Usma, de WWF, que el país sea el líder de esta iniciativa, que también la integra Brasil, es un mensaje muy positivo de lo que está haciendo Colombia en esta materia.

El tercer aspecto relevante de esta cita, tiene que ver con los temas de restauración. Como le contó a este diario la viceministra, “somos parte de una coalición de manglares que se centra en la restauración y ahí tiene toda la importancia el trabajo en la Ciénaga Grande de Santa Marta, en esa necesidad de mejorar la restauración”. Este punto es importante, pues hace unos años, por recomendación de una misión de la Convención Ramsar, la Ciénaga fue incluida en el Registro de Montreux, “una lista de humedales amenazados, por la pérdida de la funcionalidad ecológica o la amenaza de pérdida de funcionalidad ecológica”, complementa Vilardy. (Puede leer: La enfermedad que llegó al mar de Colombia y puede acabar con los corales)

Ronald Ayazo, investigador del Instituto Humboldt, y quien también integra la delegación del país para esta Conferencia, le contó a El Espectador que El Sistema Delta Estuarino del río Magdalena y la Ciénaga Grande de Santa Marta, como se conoce técnicamente, “desafortunadamente es el humedal Ramsar colombiano más afectado”. Ayazo aseguró que en el próximo Reporte Bio que realiza anualmente el Humboldt saldrá una Ficha sobre los Sitios Ramsar del país.

En ese documento, el cual elaboraron Ayazo, la viceministra Vilardy y la investigadora Andrea León, se señala que el 25% del área de la Ciénaga Grande de Santa Marta (131.750 hectáreas), presenta un grado muy alto de degradación. El panorama general de los sitios Ramsar del país, si bien no es tan alarmante, no deja de preocupar. El investigador asegura que “hemos encontrado que después de la designación, el 5 % de la superficie de los humedales presentan una transformación muy alta, el 9 % una transformación alta y un 11 % una transformación media”.

Las transformaciones tienen “motores de degradación específicos a los contextos de cada sitio”, dice Ayazo. Sin embargo, a grandes rasgos, las actividades humanas que más amenazan estos lugares, están relacionadas con la ganadería, la agricultura, la minería, la urbanización, la construcción de vías y otro tipo de obras civiles.

La participación del país en la COP14 también contempla “trabajos sobre el estado de la biodiversidad en los humedales y su relación con los procesos de contaminación con metales pesados y carga biológica”, señala la viceministra. La delegación colombiana también estará en un evento sobre el papel de las poblaciones que viven en los humedales y las soluciones basadas en la naturaleza. (Le puede interesar: Inició proyecto para conocer la vida secreta de las ballenas jorobadas y sus crías en Colombia)

Ayazo, del Humboldt, espera que también haya espacio para “mejorar las sinergias entre las agendas globales de biodiversidad, clima y agua”, mientras que Usma, de WWFel que no hará parte de la COP14, cree que es importante que se empiecen a abordar los impactos que el cambio climático está teniendo sobre los humedales. En últimas, señala, “como lo mostró el último informe ‘Planeta Vivo 2022′, son los ecosistemas más afectados en el planeta”.

Temas recomendados:

Síguenos en Google Noticias

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar