24 Feb 2021 - 5:57 p. m.

Clonan a hurón de patas negras, una especie en peligro de extinción

Los científicos lograron clonar este ejemplar a partir de las células congeladas de “Willa,” un hurón de patas negras salvaje que vivió hace más de 30 años. Según el Servicio de Pesca y Vida Silvestre de Estados Unidos, esta es la primera clonación de una especie nativa en peligro de extinción en América del Norte.

Redacción Ambiente

Medio Ambiente

Con información de EFE

Elizabeth Ann, un ejemplar de hurón de patas negras, fue clonado en Estados Unidos. Según el Servicio de Pesca y Vida Silvestre de Estados Unidos, esta es la primera clonación de una especie nativa en peligro de extinción en América del Norte y podría ser una herramienta para los esfuerzos continuos esfuerzos de conservación para proteger a esta especie, que está en peligro de extinción. (Lea: En la Antártida avistan por primera vez a un pingüino amarillo)

Esta hembra fue clonada a partir de las células congeladas de Willa, un hurón de patas negras salvaje que vivió hace más de 30 años. Aunque nació en diciembre de 2020, Elizabeth Ann, como llamaron a este ejemplar clonada, fue presentada esta semana por el Servicio de Pesca y Vida Silvestre de EE. UU., Revive & Restore, ViaGen Pets & Equine, San Diego Zoo Global y la Asociación de Zoológicos y Acuarios.

Willa, el hurón de donde se extrajeron las células congeladas, fue uno de los últimos hurones salvajes capturado. Como no tenía ningún descendiente vivo, el Departamento de Caza y Pesca de Wyoming preservó sus genes y envió muestras de su tejido al Zoológico Congelado de San Diego Zoo Global. Un proceso que se realizó en 1988.

Allí, en este zoológico, está instalado un banco criogénico, en donde se estableció un cultivo celular de Willa y se administró las células congeladas. Pero, este proceso tardó algunos años. Solo hasta 2018 se emitió el primer permiso de recuperación para la investigación de clonación de una especie en peligro de extinción, y desde ese entonces se inició el proceso de análisis genéticos y pruebas de concepto. (Puede leer: Así «cantan» los bocachicos del Magdalena cuando llega el momento de reproducirse)

Luego del análisis, se elaboraron embriones de la línea celular congelada y se implantaron en un hurón sustituto doméstico. Pero, ¿por qué escogieron las células de Willa? De acuerdo con el centro, un estudio genómico demostró que el genoma de Willa tenía tres veces más variaciones únicas que la población viva. Entonces, si Elizabeth logra reproducirse, podría generarse una diversidad genética única a la especie.

Ahora Elizabeth vive en el Centro de Conservación de Hurones, en Colorado, y se ha convertido en una esperanza para salvar a la especie. “La clonación puede ayudar a abordar la diversidad genética significativa y las barreras de resistencia a las enfermedades para apoyar la conservación del hábitat y el restablecimiento de poblaciones adicionales en la naturaleza”, explicó el Servicio de Pesca y Vida Silvestre. (Le puede interesar: Actividad humana obliga a los animales a moverse más lejos para sobrevivir)

Durante varios años se creyó que el hurón de patas negras estaba extinto, hasta que en 1981 fueron avistados un grupo de ellos en Wyoming. Desde ese momento, con esa colonia, comenzó un programa de cría en cautiverio para poder conservar la especie.

Comparte:

Inscríbete a Nuestros Newsletter

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarte, aceptas nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
Para tener acceso a todos nuestros Newsletter Suscríbete