Publicidad

Descubren una nueva especie de mamífero en Perú: el pudú de la yunga

Un grupo de investigadores encontró que lo que se creía era una especie de pudú englobaba, de hecho, a dos. Tal como las especies conocidas hasta ahora, el pudú de la yunga peruana está riesgo por la pérdida de hábitat, los ataques de perros o especies invasoras, así como la reducción de bosque nativo.

10 de marzo de 2024 - 12:46 a. m.
Cómo indican los científicos, se trató de una investigación de varios años en la que se realizaron análisis de la estructura física de esta especie, así como de como estudios genéticos de cráneos y pelajes encontrados en zonas de conservación y en museos.
Cómo indican los científicos, se trató de una investigación de varios años en la que se realizaron análisis de la estructura física de esta especie, así como de como estudios genéticos de cráneos y pelajes encontrados en zonas de conservación y en museos.
Foto: Sernanp

Por primera vez en 60 años se descubrió una nueva especie de ciervo en América. Se trata del pudú de la yunga peruana (Pudella carlae), el cual fue identificado por un grupo de investigadores de la División de Mastozoología del Centro de Ornitología y Biodiversidad del Perú después de varios años de investigación.

Este hallazgo fue reportado en la revista Journals of Mammology y significa, además, un avance hacia una nueva clasificación para los ciervos, entre los cuales el pudú, que habita en varios países del continente americano, se destaca como una de las especies más particulares.

Desde hace varios años la comunidad científicos había identificado a dos especies de pudú, que es un ciervo de pequeño tamaño presente en varios ecosistemas a lo largo de América del Sur. Una de estas es el Pudu puda, que habita en bosques de Chile y Argentina, y la otra, la cual se considera la especie de ciervo más pequeña de la que se tenga registro, el Pudu mephistophiles o pudú del norte, el cual vive en zonas en de Perú, Ecuador y Colombia.

Lo invitamos a leer: Rechazan la muerte de un puma en Villa Caro, Norte de Santander.

No obstante, los investigadores peruanos lograron determinar que esta última englobaba, de hecho, a dos especies de pudú, Pudella mephistophiles y P, carlae. Esta última es endémica del Perú, habita en la región Huancabamba y se extiende hacia el norte del continente.

Pero, ¿cómo lograron este descubrimiento? Cómo indican los científicos, se trató de una investigación de varios años en la que se realizaron análisis de la estructura física de esta especie, así como estudios genéticos de cráneos y pelajes encontrados en zonas de conservación y en museos.

“Se tenía la sospecha de que se trataba de una subespecie del pudú del norte, pero su distribución geográfica era diferente, pues desde el norte de Perú y Colombia habita en páramos, mientras que la zona que estábamos observando es bosque”, explicó Javier Berrio del Centro de Ornitología y Biodiversidad de Lima a El Merurio.

De acuerdo con la investigación, cada una de las especies tiene un tamaño distinto, teniendo el Pudella carlae un tamaño intermedio entre las otras dos especies. En cuánto a su pelaje, el pudú de la yunga peruana tiene un color marrón-anarranjado, y tiene la cara negra excepto en la frente, a diferencia de los otros que tiene sus rostros completamente negros.

Además de esto, la nueva especie tiene oreja ovaladas, y no tan puntiagudas como los otros tipos de pudú. Además, en términos de peso, esta pesa entre 5 y 6 kilogramos, mientras que el Pudu puda puede llegar a pesar hasta 11 kilos.

“No conocemos mucho de su historia natural. No sabemos cómo se mueven, cómo se alimentan, cómo se aparean. Por eso es importante seguir en el terreno y estudiarlos”, señaló a BBC mundo, Guillermo D’Elía, profesor de la Universidad Austral de Chile.

Con este hallazgo, se ajustó la clasificación de los cérvidos en el continente americano. Así las cosas, el pudú de Chile y Argentina quedó como la única especie de Puda, mientras que las otras fueron clasificadas en el género Pudella.

Podría interesarle: En 2024 se vivió el febrero más caluroso jamás registrado.

Los investigadores destacaron que, tal como las especies conocidas hasta ahora, el pudú de la yunga peruana está riesgo por la pérdida de hábitat, los ataques de perros o especies invasoras, así como la reducción de bosque nativo. Por esta razón, el grupo de investigadores hizo un llamado para aumentar los esfuerzos de conservación en tonro a estas especies.

🌳 📄 ¿Quieres conocer las últimas noticias sobre el ambiente? Te invitamos a verlas en El Espectador. 🐝🦜

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar