Publicidad
2 Nov 2021 - 2:05 p. m.

Donarán USD 1.7 mil millones para pueblos indígenas del mundo

La donación fue anunciada en la COP26 y está destinada a la protección de los bosques del mundo. El 80% es guardado por pueblos indígenas.
Guardia indigena
Guardia indigena
Foto: GUSTAVO TORRIJOS

Una coalición de varios gobiernos y 17 financiadores privados ha anunciado planes para hacer un compromiso de $ 1.7 mil millones de cinco años para financiar directamente a las comunidades indígenas y locales que trabajan para proteger los bosques tropicales como parte de un amplio esfuerzo para conservar las tierras y los océanos del mundo.

Los gobiernos de Alemania, los Países Bajos, Noruega, los Estados Unidos y el Reino Unido han firmado el compromiso, que se anunciará formalmente el martes durante la conferencia climática de las Naciones Unidas en Glasgow, Escocia. Un comunicado de prensa se refirió a él como un compromiso público-privado “histórico” de apoyo a las comunidades indígenas y locales para proteger los bosques. (Breve guía para entender por qué todos hablan de cambio climático)

Según el portal financiero Devex, otros $ 5 mil millones donados por un grupo de organizaciones que otorgan subvenciones llamado Protecting Our Planet Challenge para conservar el 30% de la tierra y el 30% de los océanos para 2030 también se incluirá en la inversión. Los miembros de Protecting Our Planet Challenge incluyen Arcadia, un fondo benéfico de Peter Baldwin y Lisbet Rausing; Fondo Bezos Earth; Bloomberg Philanthropies; Fundación Gordon y Betty Moore; Nia Tero; Rainforest Trust; Re: salvaje; Fundación Wyss; y la Fundación Rob y Melani Walton.

La inversión de $ 1.7 mil millones surge en respuesta a una demanda de las comunidades indígenas y locales, así como de los grupos de la sociedad civil, de un aumento en la financiación climática que reforzaría el papel de estas comunidades en la protección de la biodiversidad bajo los derechos consuetudinarios o colectivos sobre la tierra, que representa 80 % de toda la biodiversidad del planeta, según un informe del World Resources Institute.

Sin embargo, solo alrededor de $ 270 millones de financiamiento climático se dedican anualmente a la protección de los bosques, y solo $ 46 millones de eso son recibidos directamente por las comunidades indígenas y locales, según la información proporcionada por la Fundación Ford.

Cabe recordar que esta es la primera vez que los pueblos indígenas están participando como actores políticos con voto (no solo voz) en las discusiones de la COP. Ahora que la biodiversidad y la preservación del hábitat se están convirtiendo en parte del pensamiento dominante sobre el cambio climático, parece obvio que el apoyo a la custodia indígena de la tierra es una herramienta eficaz y urgentemente necesaria en el conjunto de herramientas de acción climática. Sin embargo, no siempre ha sido así, y aún queda mucho trabajo por hacer.

En 1995, por ejemplo, se llevó a cabo la primera de una larga serie de COP sobre el clima de las Naciones Unidas (para la “Conferencia de las Partes”), pero ocurrió sin ningún aporte de los pueblos indígenas. El reconocimiento formal de las Organizaciones de los Pueblos Indígenas como un electorado de la COP finalmente ocurrió en 2001, pero el nuevo estatus prácticamente carecía de sentido. Las voces indígenas estuvieron ausentes del Protocolo de Kioto, que entró en vigor en 2005, y de los Acuerdos de Cancún de 2010.

Los pueblos indígenas ganaron un lugar en el Acuerdo de París de 2015 sobre el cambio climático, pero solo aparecieron en las secciones no vinculantes. Una versión anterior incluyó pasajes sobre los derechos territoriales indígenas, pero esos se dejaron fuera del corte final. Sin embargo, y por estas razones, los pueblos indígenas tienen una silla en la COP de este año.

Recibe alertas desde Google News