16 Dec 2020 - 9:23 p. m.

El nuevo director de Parques Nacionales no cumpliría con los requisitos legales

Orlando Molano es arquitecto pero esta profesión no quedó contemplada entre las posibilidades detalladas en los requisitos de la entidad.

Redacción Ambiente

Medio Ambiente

No para la polémica en el sector ambiental por cuenta del nombramiento de Orlando Molano, exdirector del Instituto Distrital de Recreación y Deporte durante la alcaldía de Enrique Peñalosa, como nuevo director de Parques Nacionales. (Lea: Orlando Molano es el nuevo director de Parques Nacionales).

Tras conocerse la decisión, que dejó por fuera a Julia Miranda quien llevaba 17 años en el cargo, dos pesos pesados del sector renunciaron como asesores de la entidad. Uno de ellos fue el exministro y profesor emérito de la U. de Los Andes Manuel Rodríguez Becerra y el otro fue Germán Andrade, biólogo, investigador y docente de la misma universidad.

Aunque hay mucha especulación sobre el trasfondo de la decisión, al debate se sumó un ingrediente inesperado: Molano no cumpliría los requisitos establecidos por ley para asumir el cargo. La carrera de arquitectura que corresponde al pregrado de Molano no figura entre la lista de posibilidades trazada por el Manual de Funciones de la entidad. Aunque se trata de un obstáculo secundario, lo cierto es que su nombramiento podría terminar demandado y eventualmente el gobierno tendría que revertir la decisión.

El Ministerio de Ambiente contactó a El Espectador para informar que existe otra resolución (número 0193) del 20 de junio de 2019 según la cual para dirigir Parques Nacionales el título profesional puede corresponder a cualquier disciplina académica.

Una de la razones por las que el nombramiento de Molano no fue bien recibido en el sector ambiental no tiene tanto que ver con Molano en sí mismo, sino con su cercanía a Peñalosa. Molano fue uno de los alfiles más fieles a Peñalosa y un amigo cercano. Peñalosa, desde que inauguró su segunda administración, se enfrentó a muchos de los líderes del sector ambiental por sus planes sobre la Reserva van der Hammen.

Después de cuatro años de batallas legales y mediáticas, Peñalosa finalmente perdió la batalla y se fue de la Alcaldía sin concretar sus proyectos de urbanizar el norte de Bogotá. Por eso la llegada de uno de sus alfiles a una institución muy custodiada por líderes ambientales es vista con sospecha. También la exsecretaria privada de Peñalosa, Gisele Manrique Vaca, aterrizó en el Ministerio de Ambiente como Jefe de la Oficina de Planeación. Y para terminar de alborotar las sospechas, hoy se conoció un contrato del Instituto Humboldt con Miguel Uribe, exsecretario de Gobierno de Peñalosa.

*Esta noticia fue modificada para incluir la versión del Ministerio de Ambiente sobre la resolución del año pasado que modifica la anterior. El manual que está disponible públicamente en internet no incluía esos detalles y corresponde a enero de 2018.

Comparte:
X