Publicidad
8 Jul 2022 - 12:31 p. m.

El 70% de las personas más pobres del mundo dependen de las especies silvestres

Esto señala el más reciente informe del IPBES, liderado por 85 expertos del mundo y quienes se reunieron durante cuatro años, para conocer cómo lograr el uso sostenible de las especies silvestres. Alrededor de 50.000 especies silvestres cubren las necesidades de miles de millones de personas.
Alrededor de 7.500 especies de peces e invertebrados acuáticos silvestres utilizados directamente por personas de todo el mundo. Imagen de referencia.
Alrededor de 7.500 especies de peces e invertebrados acuáticos silvestres utilizados directamente por personas de todo el mundo. Imagen de referencia.
Foto: Pixabay

Uno de los reportes más esperados entre biólogos, ecólogos y científicos del mundo se acaba de publicar. Se trata del Informe de evaluación sobre el uso sostenible de las especies silvestres realizado por la Plataforma intergubernamental científico-normativa sobre diversidad biológica y servicios de los ecosistemas (conocida como IPBES), que reunió a 85 expertos durante cuatro años, para analizar y conocer herramientas que permitan establecer cómo hacer uso sostenible de las especies silvestres de plantas, animales, hongos y algas del mundo. (Le puede interesar: Detectan micro plásticos en la carne, leche y sangre de los animales de granja)

Tras analizar las publicaciones científicas y la evidencia construida durante años, una de las principales conclusiones a la que llegó el reporte es que alrededor de 50.000 especies silvestres son utilizadas por los humanos del mundo para subsistir, incluidas más de 10.000 especies silvestres recolectadas directamente para la alimentación humana. Por esto, “la población rural de los países en desarrollo es la que más riesgo corre por su uso insostenible, ya que la falta de alternativas complementarias les obliga a menudo a explotar aún más las especies silvestres que ya están en peligro”, afirmó el doctor Jean-Marc Fromentin (Francia), quien fue copresidente de evaluación junto a la doctora Marla R. Emery (EE.UU./Noruega) y el profesor John Donaldson (Sudáfrica). (Le sugerimos: Los “pendientes” que heredará Susana Muhamad, la próxima Ministra de Ambiente)

De hecho, otro de los hallazgos del IPBES, es que el 70% de las personas más pobres del mundo dependen directamente de las especies silvestres, y que una de cada cinco personas depende de las plantas silvestres, las algas y los hongos para su alimentación y sus ingresos. “2.400 millones dependen de la leña para cocinar y cerca del 90% de los 120 millones de personas que trabajan en la pesca de captura se mantienen gracias a la pesca artesanal”, también agregó el doctor Emery en un comunicado de prensa del IPBES. “Pero el uso regular de especies silvestres es extremadamente importante no sólo en el Sur Global. Desde el pescado que comemos, hasta las medicinas, los cosméticos, la decoración y el ocio, el uso de las especies silvestres es mucho más frecuente de lo que la mayoría de la gente cree.”

Otro de los datos que arroja el IPBES es que el uso de especies silvestres es una importante fuente de ingresos para millones de personas en todo el mundo, que las especies arbóreas silvestres representan dos tercios de la madera industrial del mundo, que el comercio de plantas, algas y hongos silvestres es una industria de mil millones de dólares y que, incluso, los usos no extractivos de las especies silvestres son un gran negocio. Además, dicen que “el turismo, basado en la observación de especies silvestres, es una de las principales razones por las que, antes de la pandemia del COVID-19, las áreas protegidas recibían en todo el mundo 8.000 millones de visitantes y generaban 600.000 millones de dólares al año”. (Lea también: Águila crestada: evitar la deforestación no será suficiente para protegerla)

Ante esto, Pablo Pacheco, autor principal del IPBES y científico principal de WWF Global Forest, señaló: “sin especies silvestres, todo nuestro planeta se deshace. Miles de millones de personas dependen de las especies silvestres para obtener alimentos, medicinas, energía y agua limpia. Son especialmente críticas para los medios de subsistencia de las personas vulnerables de las zonas rurales, que dependen de ellos para su subsistencia, sus ingresos y sus necesidades culturales. Nuestra economía global moderna aumenta las amenazas a la biodiversidad debido a las presiones de la demanda local y el comercio global”.

Frente a la deforestación, el IPBES advierte que “la supervivencia del 12% de las especies arbóreas silvestres está amenazada por la tala insostenible y que  la recolección insostenible es una de las principales amenazas para varios grupos de plantas, especialmente los cactus, las cícadas y las orquídeas”. Además, “la caza insostenible se ha identificado como una amenaza para 1.341 especies de mamíferos silvestres, con la disminución de las especies de gran tamaño que tienen bajas tasas naturales de aumento también vinculadas a la presión de la caza”.

¿Qué hacer para usar las especies silvestres de forma sostenible?

El informe del IPBES, además de hacer un diagnóstico, también da ciertas pistas sobre qué políticas y herramientas permitirán un uso sostenible de las especies silvestres, resumiéndolas en siete elementos:

  1. Opciones políticas inclusivas y participativas
  2. Opciones políticas que reconozcan y apoyen múltiples formas de conocimiento
  3. Instrumentos y herramientas políticas que garanticen una distribución justa y equitativa de los costes y beneficios
  4. Políticas específicas para cada contexto
  5. Seguimiento de las especies y prácticas silvestres
  6. Instrumentos políticos que estén alineados a nivel internacional, nacional, regional y local; que mantengan la coherencia y consistencia con las obligaciones internacionales y que tengan en cuenta las reglas y normas consuetudinarias
  7. Instituciones sólidas, incluidas las consuetudinarias

Además, indican que las practicas y conocimientos de las comunidades indígenas también tienen parte de la respuesta, ya que “los pueblos indígenas gestionan la pesca, la recolección, el aprovechamiento de animales terrestres y otros usos de las especies silvestres en más de 38 millones de km2 de tierra, lo que equivale a cerca del 40% de las zonas terrestres conservadas, en 87 países”. El Informe de hecho concluye que las políticas que apoyan la seguridad de los derechos de tenencia y el acceso equitativo a la tierra, la pesca y los bosques, así como la mitigación de la pobreza, crean condiciones propicias para el uso sostenible de las especies silvestres.

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.