14 Aug 2020 - 7:49 p. m.

La erosión del río Amazonas amenaza a la comunidad de Puerto Nariño

Durante el primer semestre de 2020, en la temporada de aguas altas, el caudaloso río arrasó con una franja de bosque que lo separaba del río Loretoyacu –un tributario que pasaba frente al municipio de Puerto Nariño–, lo que hace prever que su cauce chocará directamente sobre el puerto y el muelle de esta población fronteriza, erosionando toda la zona.

Agencia de Noticias UNAL

El efecto que está produciendo el gran río Amazonas sobre el municipio de Puerto Nariño, en el departamento del Amazonas, fue evidenciado por el profesor Santiago Duque, del Instituto de Investigaciones Imani, de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) Sede Amazonia, quien destaca que esta proyección es el producto de múltiples investigaciones, estudios y actividades académicas de pregrado y posgrado que realiza la Universidad en la región.

Gracias al historial que guarda el Laboratorio de Manejo y Gestión de Humedales, junto con la empresa Contorno Ingeniería & Geomática –con la que los académicos realizan investigaciones–, se ha reconstruido una cartografía multitemporal y un video que recrea los procesos ocurridos en los últimos años cerca a Puerto Nariño, el segundo municipio del Amazonas. (lea también: La movediza frontera de Perú y Colombia)

A la altura de este municipio, el caudaloso río tiene un cauce principal de un poco más de 1 km de ancho con una profundidad máxima de 40 m y un caudal que sobrepasa los 60.000 m3/segundo.

La magnitud del Amazonas en esta parte de territorio, que es compartido entre Colombia y Perú, es incluso mayor a los seis ríos más caudalosos del mundo y de Sudamérica (Orinoco con de 33.000 m3/s y Paraná con 25.000 m3/s; https://www.youtube.com/watch?v=09koICTjU0o).

“Desde hace varios años, entidades como la UNAL (Sedes Medellín y Amazonia), el antiguo Himat –ahora Ideam– y la Armada Nacional de Colombia, han estudiado la dinámica del río Amazonas en el tramo de 116 km que comparte Colombia con sus hermanos peruanos”, recuerda el profesor Duque.

Explica además que, en general, un río de esta magnitud forma en muchos de sus tramos zonas de erosión (en las curvas cóncavas) por que se presenta una mayor velocidad de la corriente, y de sedimentación (en las curvas convexas) por la disminución de su velocidad.

Puerto Nariño se ubica al sur del territorio colombiano en el punto de inflexión del mapa del trapecio amazónico, haciendo que el río, que lleva un flujo nororiental, se vea forzado a cambiar bruscamente hacia el suroriente.

Al respecto, el profesor Duque explica que esta falla geológica genera cambios importantes en la dinámica del río, de sus riberas y de sus islas (de cauce) que él mismo construye o destruye.

Décadas atrás, y aguas arriba de Puerto Nariño, existían varias islas en el río Amazonas, entre ellas la isla Patrullero, que ya desapareció; por tanto, el Amazonas se ha venido acercando a Puerto Nariño.

Se aleja de Leticia

Este es un fenómeno natural de todo sistema fluvial que, como el río Amazonas, corresponde a procesos de erosión/sedimentación, advierte el académico, quien detalla que este mismo efecto, pero mucho más grande y complejo, sucede hace varias décadas en el tramo del Amazonas frente a Leticia.

En la capital, el Amazonas que pasa por territorio colombiano (en la otra ribera está Perú) es cada vez más lento y sedimenta más. “Por tanto, el río se está alejando de la ciudad de Leticia y en unos años ya no tendremos el maravilloso Amazonas en nuestro territorio colombiano”, anuncia el investigador.

El Estado, el gobierno y las autoridades de la región conocen desde hace muchos años lo que está pasando. Incluso han financiado investigaciones de alto costo para modelar y predecir lo que sucedería en el futuro y qué correctivos o sugerencias se podrían implementar.

Tanto así, que en 2007 la UNAL (Sedes Medellín y Amazonas) ejecutaron un contrato para el Ministerio de Transporte, pero las sugerencias y planteamientos de este no se tuvieron en cuenta en su momento. Lo que se hizo entonces –recuerda el docente del Imani– fue que escogieron la solución más económica, aunque el estudio consideró que se trataba de una solución parcial.

El mismo estudio, al parecer, se ha repetido y la Armada Nacional tiene modelos claros de la pérdida del río Amazonas para Leticia y para Colombia, concluye el profesor Duque.

Comparte:
X