6 Oct 2020 - 3:46 p. m.

“La información no era suficiente para tomar una decisión de fondo”, Anla sobre Santurbán

En su intervención, el director de la Agencia Nacional de Licencias Ambientales, ANLA, aseguró que se trató de una decisión técnica de la mano de más de 30 expertos, y que el Estudio de Impacto Ambiental presentado por Minesa generó “incertidumbre e inseguridad” que no permitió tomar una decisión de fondo.

Blog El Río

Desde las 11 de la mañana la plenaria del Senado dio inicio al debate de control político en defensa del páramo de Santurbán. Senadores de diversos partidos políticos, que forman parte del Comisión Accidental por la defensa del páramo de Santurbán iniciaron la jornada exponiendo sus posiciones y argumentos en defensa del páramo y, como era de esperarse, la decisión de la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) de archivar la licencia solicitada por Minesa ha ocupado gran parte del debate. (Le recomendamos: ¿Por qué se volvió a encender el debate sobre Santurbán?)

Se trató de “una jugadita”, aseguraron algunos. Dejó un “sabor agridulce”, afirmaron otros. “Es preocupante, no hay una solución de fondo y puede venir un recurso de reposición”, expresaron otras de las preocupaciones. Por su parte, el alcalde de Bucaramanga, Juan Carlos Cárdenas, aseguró por su parte que se trató de un “falso positivo ambiental”. Según indicó, los estudios e investigaciones técnicas otorgan “todos los elementos para negar definitivamente esa licencia”, y pidió a la autoridad ambiental y al ministerio de Ambiente “tomar decisiones serias”. (Puede ver: Santurbán en pausa: Anla archiva proyecto de minería en Soto Norte)

“Ante la noticia de la ANLA de archivar por tercera vez, le exigimos al gobierno no continuar el supuesto archivo, sino negar definitivamente cualquier posibilidad de realizar explotación de minería a gran escala en todo el complejo hídrico de Santurbán-Berlín” dijo por su parte el Comité por Defensa del Agua y el páramo de Santurbán. “El estado colombiano no puede continuar imponiendo una política extractivista. No existen estudios en el macizo de Santurbán sobre el agua subterránea. El poder legislativo está en mora en la formulación de una real política pública nacional de protección del agua”.

¿Qué respondió la ANLA?

Ante estos pronunciamientos, Rodrigo Suárez, director de la ANLA, insistió en que más de 30 profesionales técnicos hicieron un trabajo “con la razón y no con el corazón”, y que el marco normativo del Decreto Único Ambiental permite tomar 3 caminos, de los cuales 2 son decisiones de fondo: dar viabilidad o no al proyecto. Y un tercero relacionado con el “archivo”.

“La información que recibimos en el Estudio de Impacto Ambiental, y el complemento solicitado a la empresa nos ha generado eso que los intervinientes planteaban: incertidumbre e inseguridad para tomar una decisión de fondo. Y, por eso, hemos aplicado el marco normativo que está vigente. Esto no es una jugada. Para nosotros es una implementación correcta y adecuada de la normativa para tomar la decisión”, aseguró el director de la Anla. Insistió: “¿Por qué la autoridad no negó la solicitud? En el auto presentado estamos identificando que la información no era suficiente para tomar una decisión de fondo, o bien viabilidad o bien negación de la solicitud”.

También aseguró que “no es cierto que se haya archivado el proyecto dos o tres veces”, sino que se han presentado dos trámites “uno en el que la empresa desistió, y otro (el del pasado 3 de octubre) que la autoridad emitió”.

Finalmente, informó que la empresa estará “en su derecho de interponer un recurso de reposición”, por lo que no podía hablar de manera técnica de la decisión específica.

En este momento las entidades citadas a rendir cuentas, entre las que se encuentran el Ministerio de Ambiente, en cabeza del nuevo ministro Carlos Eduardo Correa; el Ministerio de Minas y Energía, en cabeza de Diego Mesa; la Agencia Nacional de Licencias Ambientales, ANLA, y su director Rodrigo Suárez, y la Agencia Nacional Minera y su presidente, Juan Miguel Durán, se encuentran dando sus declaraciones en el debate.

El debate tiene lugar luego de que el pasado 3 de octubre la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) anunció su decisión de archivar el trámite administrativo de evaluación de la Licencia ambiental que había presentado la empresa Minesa para el proyecto de megaminería en Soto Norte, Santander; el hecho de que se hubiera archivado el trámite, pero no se hubiera negado la licencia de explotación mantiene a los defensores del páramo en alerta. (Le puede interesar:"Minesa está causando un ‘fracking’ social en los habitantes del páramo"

Según la ANLA, el proceso de evaluación del proyecto contó con más de 30 profesionales y expertos de diferentes disciplinas quienes, tras analizar el Estudio de Impacto Ambiental presentado por Minesa, concluyeron que no era posible “emitir una decisión de fondo sobre el proyecto, por lo que debía ser archivado”. Sin embargo, archivar no significa negar la licencia ambiental, simplemente significa que no hay razones suficientes para aprobar o negar la licencia.

Por esto, siguió en firme la citación del debate de control político que tiene lugar en este momento en el Senado de la República, convocada por la Comisión Accidental por la defensa del páramo de Santurbán, creada hace unas semanas para hacer seguimiento a las medidas tomadas por el Gobierno Nacional frente a la protección de este ecosistema. El objetivo principal de las bancadas defensoras del páramo y los líderes ambientales será pedirle a la ANLA que niegue por completo la licencia minera a Minesa.

Entre los senadores convocantes se encuentran: Jaime Durán (vicepresidente del Senado y presidente de la Comisión Accidental por la defensa del páramo de Santurbán) Angélica Lozano, Sandra Ramírez, Antonio Sanguino, Gustavo Bolívar, Juan Carlos García, Andrés Cristo, Édgar Jesús Díaz, Jesús Alberto Castilla, Horacio José Serpa, Richard Aguilar, Miguel Ángel Pinto, Criselda Lobo.

En la jornada ya participaron la Gobernación de Santander, la Alcaldía de Bucaramanga, la Alcaldía de California (municipio ubicado en las inmediaciones del páramo), la corporación ambiental de Norte de Santander (CORPONOR), y la Corporación Autónoma Regional para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga (CDMB). En este momento tienen lugar las intervenciones de voceros de organizaciones ambientales como el Comité para la Defensa del Agua y el Páramo de Santurbán, Santander por Naturaleza, la Clínica de Medio Ambiente y Salud Pública de la Universidad de Los Andes (MASP), entre otros, que pedirán explicaciones al Gobierno sobre la no negación de la licencia, que mantiene la puerta abierta para presentar un nuevo proyecto de megaminería en la zona.

Comparte:
X