Publicidad
27 Dec 2021 - 2:39 p. m.

Los diez desastres naturales más “costosos” del 2021

El informe se basa exclusivamente en daños cubiertos por aseguradoras, lo cual hace suponer que los costes reales son mucho más elevados.
 En el “primer lugar”, al menos en lo que tiene que ver con costos económicos, se ubica el huracán Ida, ocurrido entre finales de agosto y principios de septiembre en Nueva York.
En el “primer lugar”, al menos en lo que tiene que ver con costos económicos, se ubica el huracán Ida, ocurrido entre finales de agosto y principios de septiembre en Nueva York.
Foto: AFP - Agencia AFP

A pesar de que la pandemia del Covid-19 acaparó la atención global durante el año que termina, “la crisis climática continuó creando su propio camino de devastación”. Así lo señala la ONG Christian Aid en un informe publicado este lunes sobre los desastres naturales más “costosos” de 2021.

En su informe, Christian Aid hace un llamado de alerta desde varios ángulos. Estima los diez desastres naturales más “costosos” del 2021. ¿Costosos en qué? Por supuesto, en vidas humanas y desplazamiento, pero también en lo que tiene que ver con millones de dólares.

La ONG señala que estos diez eventos dejaron al menos 1.075 muertos y provocaron el desplazamiento de más de 1,3 millones de personas en todo el mundo. Pero, además, superaron los 170.0000 millones de dólares en daños, cifra en aumento respecto a 2020 y que refleja el impacto creciente del calentamiento climático, según la entidad británica.

Puede ver: Falleció el biólogo Thomas Lovejoy, el padrino de la biodiversidad

Los desastres analizados incluyen los huracanes en EE.UU., China e India y las inundaciones en Australia, Europa y Canadá. En el “primer lugar”, al menos en lo que tiene que ver con costos económicos, se ubica el huracán Ida, ocurrido entre finales de agosto y principios de septiembre en Nueva York. La ONG estima que allí se produjeron daños por 65.000 millones de dólares, la muerte de 95 personas y el desplazamiento de 14.000 más.

“Estados Unidos es el mayor emisor acumulado de gases de efecto invernadero y, por tanto, el país que más ha contribuido al calentamiento global. Tras retirarse temporalmente del Acuerdo de París, el país se ha reincorporado recientemente bajo la actual presidencia de Joe Biden. A pesar de haberse comprometido a alcanzar las emisiones netas cero para 2050, los objetivos actuales de emisiones del país se consideran “Insuficientes” por Climate Action Tracker” anota en su informe Christian Aid.

Puede ver: La foto de un delfín de río colombiano que participa en concurso internacional

En la lista, le siguen al huracán Ida las inundaciones de mediados de año en Alemania, Bélgica y países vecinos, que supusieron 43.000 millones de dólares en pérdidas, seguidos de la tormenta invernal Uri, también en Estados Unidos, Texas, que afectó al tendido eléctrico y provocó daños por valor de 23.000 millones de dólares. “A menos que el mundo actúe rápidamente para reducir las emisiones, es probable que este tipo de catástrofes se agrave”, dice la ONG.

En orden cronológico, los desastres analizados y sus costos:

1. Tormenta en Texas (EE.UU., 23.000 millones de dólares)

2. Inundaciones en Australia (Australia, 2.100 millones de dólares)

3. Ola de frío (Francia, 5.600 millones de dólares)

4. Ciclón Tauktae (India, Sri Lanka, Maldivas, 1.500 millones de dólares)

5. Ciclón Yaas (India, Bangladesh, 3.000 millones de dólares)

6. Inundaciones europeas (Europa, 43.000 millones de dólares)

7. Inundaciones de Henan (China, 17.600 millones de dólares)

8. Tifón In-fa (China, Filipinas, Japón, 2.000 millones de dólares)

9. Huracán Ida (Estados Unidos, 65.000 millones de dólares)

10. Inundaciones en Columbia Británica (Canadá, 7.500 millones de dólares)

El año anterior, el coste económico de los diez eventos climáticos más costosos había sido estimado en 150.000 millones de dólares por la misma organización, que subraya que la mayor parte del informe “se basa en daños cubiertos por aseguradoras, lo cual hace suponer que los costes reales son mucho más elevados”.

Esta metodología implica que los eventos analizados hayan ocurrido, todos, en países desarrollados. Solo 4 eventos ocurrieron en naciones clasificadas en vía de desarrollo, pero ellas fueron China e India.

Puede ver: Muere Edward O. Wilson, el científico “heredero natural de Darwin”

Christian Aid analiza entonces otros cinco desastres naturales “que, aunque con un coste financiero menor, tuvieron un impacto humano devastador, como la sequía en África y América Latina y las inundaciones en Sudán del Sur”. En América Latina el informe incluye la sequía del río Paraná que se extiende por más de 4.880 km a través de Brasil, Argentina y Paraguay y que representa, para los tres países, una importante fuente de energía hidroeléctrica.

El rio se encuentra actualmente en su nivel más bajo de los últimos 77 años. Las precipitaciones en esta zona del continente americano se han reducido de una media diaria de 160 milímetros en la década de 1990, a sólo la mitad de esa cantidad actualmente. “Los expertos han sugerido que tanto el cambio climático como la deforestación -que a su vez es una causa del cambio climático- podrían haber contribuido la sequía”, apunta el informe.

En Sudán del Sur, otro caso estudiado, se produjeron inundaciones que afectaron a unas 800.000 personas y, sin embargo, no pueden ser evaluadas en términos económicos. El año anterior, el coste económico de los diez eventos climáticos más costosos había sido estimado en 150.000 millones de dólares.

Síguenos en Google Noticias