3 Sep 2018 - 4:45 p. m.

Los océanos podrían contener más colillas de cigarrillos que cualquier otro tipo de basura

Tras recopilar basura durante tres décadas en playas de todo el mundo, la organización The Ocean Conservancy encontró más de 60 millones de colillas, una cifra superior a la que sumaban las bolsas plásticas.

-Redacción Medio Ambiente

Aunque los esfuerzos por combatir la contaminación en los océanos se han centrado evitar que los productos hechos de plástico lleguen a sus aguas, hay un mal que no suele estar entre las cuentas de los gobiernos y que está causando serios problemas: las colillas de cigarrillos. Es, de hecho, la basura que más abunda en los mares. (Lea Europa dice adiós a los tradicionales bombillos halógenos)

El “Proyecto de contaminación de colillas de cigarrillo” ha recopilado algunas cifras que dan pistas de la dimensión de este problema. Según los datos de su página web, 5.5 billones de cigarrillos se consumen cada año en el mundo, de los cuales 4,95 billones son filtros que terminan depositados en algún lugar del mundo. 

Uno de los principales sitios donde terminan son, justamente, los océanos. La Organización The Ocean Conservancy se ha encargado de recopilar estos desechos durante más de tres décadas en playas de todo el planeta. Tras 32 años de recoger basura, este tipo de material fue el artículo más abundante. En total, hallaron más de 60 millones de colillas, una cifra que equivale, como se lo dijeron al portal de NBC News, a un tercio de todos los artículos recogidos. Por encima, incluso, de tapas de botellas y bolsas plásticas. (Lea Por primera vez un país europeo prohíbe 5 pesticidas que matan a las abejas)

En sus pesquisas también encontraron que el 70% de las aves marinas que examinaron tenían productos derivados de las colillas. El 30% de las tortugas marinas también presentaban la misma condición.

¿Por qué? En palabras de Thomas Novotny, fundador del “Proyecto de contaminación de colillas de cigarrillo” y profesor de salud pública en la Universidad Estatal de San Diego (Estados Unidos), estos desechos con frecuencias terminan desintegrándose en microplásticos que los animales silvestres ingieren con gran facilidad. “Esos filtros generalmente contienen fibras sintéticas y cientos de productos químicos utilizados para tratar el tabaco”, le dijo a NBC News.

Sin embargo, como admite Nick Mallos, director de la campaña Trash Free Seas para Ocean Conservancy, es necesario investigar con más profundidad qué sucede con este tipo de contaminación, especialmente la que arriba al mar a través de otras corrientes de agua. La gran pregunta por resolver es cuál es el impacto que puede tener en la salud humana.

Ya en anteriores oportunidades la Organización Green Peace había adelantado anñalisis que dimensionaban la magnitud de este problema. "Mezclas de cadmio, arsénico, alquitrán o tolueno, el efecto contaminante de las colillas en el medio ambiente puede ir de 7 a 12 años, aunque algunos autores dicen que sus consecuencias pueden durar hasta 25 años. Además, en contacto con el agua son especialmente dañinas, puesto que cada colilla tiene el potencial par  contaminar unos 50 litros de agua dulce", señaló hace unas semanas Greenpeace en un comunicado. 

Comparte:
X