16 Dec 2020 - 6:46 p. m.

Miguel Uribe recibe un contrato con el Instituto Humboldt

El exsecretario de Gobierno de Peñalosa y excandidato a la alcaldía de Bogotá fue contratado por el Instituto Humboldt para “desarrollar diálogos con actores estratégicos”.

Redacción Ambiente

Medio Ambiente

Ha sido una semana llena de polémicas en el sector ambiental. Al tiempo que el ministro de Ambiente Carlos Eduardo Correa le pidió la renuncia a Julia Miranda, directora de Parques Nacionales por casi dos décadas, se conoció que el Instituto Humboldt firmó un contrato por $120 millones de pesos con el ex secretario de Gobierno de Enrique Peñalosa y excandidato a la Alcaldía de Bogotá, Miguel Uribe.

Ambas noticias generaron preocupación en el sector ambiental. En el caso de la dirección de Parques Nacionales, el ministro Correa anunció el cargo lo asumirá Orlando Molano, uno de los alfiles de Enrique Peñalosa y exdirector del Instituto Distrital de Recreación y Deporte, con poca experiencia en el sector ambiental. En el caso del contrato para Miguel Uribe, asignado de forma directa, ocurre algo parecido pues Uribe ha sido principalmente un actor político en las huestes de Peñalosa sin experiencia en el ámbito científico y ambiental. (Lea: Confirmado: Orlando Molano es el nuevo director de Parques Nacionales).

El Espectador quiso conocer directamente de Miguel Uribe las razones de este contrato.

¿De qué se trata el contrato? ¿Implica hacer lobby político para posicionar la ciencia y al Instituto?

Es un contrato de prestación de servicios para apoyar uno de los objetivos estratégicos del Instituto, el de la democratización del conocimiento. Esto implica que las investigaciones que realice el Instituto sean conocidas y apropiadas por todo tipo de público, no solo la comunidad científica, donde el Instituto tiene ya un gran posicionamiento por la alta calidad de sus investigadores científicos, sino también para tomadores de decisiones, esto incluye alcaldes, gobernadores, equipos de Gobierno, organizaciones sociales, y comunidad en general. Para esto el Instituto vio la necesidad de contratar alguien que apoyara una estrategia de relacionamiento, la cual no significa de ninguna manera lobby político, si no facilitar diálogos entre la ciencia, la política y la sociedad. La ciencia ha logrado grandes aportes para conservar la biodiversidad, y es importante que sean utilizadas para la toma de decisiones para impactar positivamente nuestros ecosistemas y nuestra relación con el medio ambiente en general.

¿Cuál es su experiencia y trayectoria abriendo agenda política para la ciencia?

Soy abogado con maestría en Política Pública. Mi trayectoria laboral se ha basado en el diálogo con actores diversos, en distintos escenarios y temas. Como Concejal de Bogotá y Presidente de esa corporación. Posteriormente, como Secretario de Gobierno de Bogotá partipé en políticas públicas que requerían concertación y trabajo participativo. Por ejemplo, adelantamos con éxito la primera consulta previa urbana con pueblos indígenas, en ese caso la comunidad Muisca de Bosa, construimos la fase participativa de la política pública de Derechos Humanos para Bogotá, concertamos los Planes de Vida para los pueblos indígenas, y la Política Pública Distrital y el Plan Integral de Acciones Afirmativas, para el reconocimiento de la diversidad cultural y la garantía de los derechos de los afrodescendientes. También lideré la primera política pública de libertad religiosa, culto y conciencia del país con todas las confesiones religiosas. Acompañé proyectos estratégicos de ciudad como la ampliación de las fases de las Plantas de Tratamiento de Aguas Residuales del Río Bogotá- PTAR, transformación de tecnologías limpias en el transporte público, entre otros.Ahora asumo con mucha responsabilidad este reto para que la Biodiversidad sea una prioridad para todos y que las decisiones en materia de política pública se tomen a partir de la evidencia que producen los científicos del Instituto.

¿Son usuales este tipo de contratos entre políticos?

Acá no hay ningún contrato entre políticos, ni soy cuota de nadie. Es un contrato entre un Instituto de Investigación científica de la Biodiversidad y una persona natural, abogado con maestría en políticas públicas.

¿Hubo un proceso de convocatoria pública para adquirir este contrato?

Yo fui entrevistado por el Instituto, compartí mi experiencia y mi disposición de aportar.

¿En qué proyectos tiene interés el Instituto?

El Instituto se interesa por todos los proyectos de investigación sobre biodiversidad. Tienen importantes proyectos de investigación de especies, biodiverciudades, sostenibilidad, bioeconomía, protección de páramos, siembra de árboles, entre otros. Llevan 25 años de creación de conocimiento riguroso del más alto nivel, un trabajo valioso que vale la pena que todos conozcamos.

¿Qué agenda quiere mover el Instituto en el Congreso?

Mi contrato no incluye mover temas en el Congreso. Mi contrato tiene como objetivo acercar el conocimiento científico a nuevos públicos a través de ejercicios de diálogos, donde tengamos la oportunidad de discutir desde diferentes perspectivas temas tan relevantes para los colombianos como lo es la biodiversidad. La prioridad es que todos nos acerquemos a la información científica que produce el Instituto y que la utilicemos para tomar decisiones. Son cientos de investigaciones valiosas que tiene el instituto, ha publicado en las mejores revistas especializadas y hay una necesidad de que los tomadores de decisiones y la comunidad lo conozcan y lo apropien.

Comparte:

Inscríbete a Nuestros Newsletter

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarte, aceptas nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
Para tener acceso a todos nuestros Newsletter Suscríbete