26 Jun 2019 - 5:31 p. m.

Por medio de la economía circular, el sector porcícola pretende hacerse cada vez más sostenible

Durante el primer Foro Nacional Ambiental del sector porcícola, el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Ricardo Lozano, explicó por qué es importante adquirir esta cultura que muchas personas la catalogan como un negocio redondo. Además, por tercer año consecutivo, Porkcolombia recibió el Sello Verde por su compromiso como organización frente al cambio climático.

Redacción Bibo

La porcicultura es uno de los sectores agropecuarios de mayor crecimiento. Este mercado dejó en 2018 resultados positivos en términos de crecimiento, productividad y consumo. Las cifras de producción registraron 410.270 toneladas, acentuando un crecimiento del 10.6 % frente al año anterior.

Jeffrey Fajardo López, presidente ejecutivo de Porkcolombia, durante el primer Foro Nacional Ambiental del sector porcícola, aseguró que “en materia de consumo per cápita, en donde se realiza un gran trabajo para consolidar la carne de cerdo como una de la preferidas de los hogares colombianos, en 2018 se llegó a un indicador de 10.3 kg/hab, aumentándose en 12.4 % el consumo frente al 2017”. (Lea: Bogotá, sede del primer foro nacional ambiental del sector porcícola)

Sin embargo, el sector afronta una serie de retos y oportunidades en cuanto a la economía circular. En el conversatorio, el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Ricardo Lozano, explicó por qué es importante adquirir esta cultura que muchas personas la catalogan como un negocio redondo y resaltó que el país tiene una baja productividad en el uso de los recursos.

Comenzó su intervención aclarando que la productividad del agua, la tierra, los materiales en el país es muy baja con respecto a los países OCDE. “Estamos utilizando más agua, más materiales y más tierra por unidad de producto y por dólar producido. Eso afecta la competitividad de la economía y también los servicios ecosistémicos”, añadió.

El ministro definió a la economía circular como “la nueva cultura colombiana que transforma fácilmente procesos tradicionales de sistemas de producción y hábitos del consumidor, para la generación de grandes beneficios ambientales, económicos y sociales”.

Lozano contó que, por medio de ella, se pretende promover la eficiencia en el uso de materiales, agua y energía; valorar la capacidad de recuperación de los ecosistemas y el uso circular de los flujos de materiales; e impulsar los emprendimientos, innovación y la creatividad. Un ejemplo podría ser, según el mandatario, un campesino que consiga generar energía por medio de la biomasa, que  se obtiene a partir de la descomposición por bacterias, en forma controlada,  de la materia orgánica. En este caso se promovería el potencial del reciclaje y el aprovechamiento de materiales, tareas en las que Colombia está atrasada.

Los sectores comprometidos con la sostenibilidad y la mitigación del cambio climático, entre ellos el porcícola, deben lograr la “reconversión de actividades agropecuarias con oferta tecnológica y fortalecimiento del servicio de extensión. Integrar fuentes no convencionales de energía. Modificar la reglamentación sobre reúso del agua tratada” y la estrategia nacional de economía circular muestra cómo hacerlo. (Puede leer: Objetivo: elevar la calidad de la carne de cerdo)

En cuanto al sector porcícola, aseguró Lozano, que los retos son fundamentales debido a que el consumo per cápita de carne de cerdo en el país ha crecido cerca de un 50% en los últimos cuatro años. Entre los principales desafíos se encuentran la disminución de costos de producción; el manejo de olores; la implementación de estrategias para mejorar la eficiencia del manejo del agua, la energía y materias primas; el tratamiento de la biomasa residual y su aprovechamiento, puede ser en fertilizantes.

Añadió que en este sector para tener un mejor aprovechamiento de los materiales residuales es necesario promover “la implementación de proyectos de generación de biogás de origen agropecuario y orgánico para uso como energético complementario. Valorizar energéticamente los residuos. Y, generar empleo rural de calidad”.

“A 2022, esperamos contar con el Plan Nacional de Aprovechamiento de Biomasa Residual formulado y en ejecución. Y, para 2030, incrementar en 20% el aprovechamiento de la biomasa residual con respecto a la línea base de los sectores priorizados de 2020”, concluyó el director de la cartera.

Además, en el foro, se realizó el lanzamiento de la primera memoria de sostenibilidad de acuerdo a los estándares del Global Reporting Initiative. Su objetivo es informar la gestión y desempeño económico, ambiental y social de este gremio. La iniciativa la realizó Porkcolombia a través de su programa de Sostenibilidad y responsabilidad social empresarial.

María Rodríguez Galindo, coordinadora gestión ambiental de Porkcolombia, dijo que “este es uno de los sectores pecuarios que más ayuda al medio ambiente. En 2018, recolectamos más de tres  toneladas de residuos peligrosos y, más de 1, 900.000 porcinos fueron vacunados contra la apeste porcina clásica (PPC). También, desarrollaron un prototipo para el tratamiento de aguas pesadas por medio de un filtro”. (Le puede interesar: El último gran esfuerzo para revolucionar el campo)

El foro concluyó como un espacio de integración adecuada de la dimensión ambiental entre las políticas de desarrollo de Colombia y el proceso para el cumplimiento de los objetivos de desarrollo sostenible.

Un premio por la conservación

La empresa Ecologic S.A.S CO2Cero entregó, por tercer año consecutivo, el Sello Verde a Porkcolombia por su compromiso como organización frente al cambio climático y por calcular, de manera responsable,  su huella de carbono. 

“Este es el tercer año que Porkcolombia recibe este reconocimiento y cada año ha avanzado en sus niveles de consciencia ambiental basado en el modelo de pensar, sentir y actuar”, afirmó Edgar Mauricio Rodríguez, director general Ecologic S.A.S CO2Cero. Jeffrey Fajardo López, presidente ejecutivo de Porkcolombia, añadió que el reconocimiento se debe a que la compañía neutralizó sus emisiones y aplicó la evaluación mostrando una mejoría.  

Co2Cero desarrolló la herramienta carbononeutro porkcolombia que permitirá levantar la línea base de las emisiones del sector porcícola en el país. 

Edgar Mauricio Rodríguez, director general Ecologic S.A.S CO2Cero, y Jeffrey Fajardo López, presidente ejecutivo de Porkcolombia. /  Freddy Vargas - El Espectador

Comparte: