8 Jun 2018 - 4:00 p. m.

Proteger al pez loro, la clave para salvar los arrecifes de coral de Providencia

El declive catastrófico de los arrecifes de coral alrededor del mundo ha estado bajo la atención de conservacionistas del mundo por amenazas causadas por los humanos tales como la sobrepesca, cambio climático, la acidificación de los océanos, entre otros. La isla de Providencia tiene una apuesta para salvarlos.

- Redacción Vivir

La isla de Providencia, en el Caribe Colombiano, está tomando una alternativa simple, innovadora y efectiva para proteger los arrecifes que la rodean: salvar el pez loro. El pez loro, un pez tropical y colorido, que lleva su nombre por su boca con forma de pico, es clave para mantener la salud de los ecosistemas de arrecifes de coral.

Se alimentan principalmente de algas, las cuales crecen sin control sobre el coral, y si éstas no tienen una especie que las consuma y controle su crecimiento, en este caso el pez loro, eventualmente el arrecife muere. Mientras que el pez loro va consumiendo las algas con sus dientes, va quebrando piedras y esqueletos de coral, excretando arena fina, la cual aporta a la formación de las playas de islas y atolones.

Hoy, durante el Día Mundial de los Océanos, líderes de la conservación en la isla de Providencia, Colombia, dieron inicio a un proyecto para proteger el pez loro, y por ende los arrecifes de coral que la rodean. La Fundación Providence, en colaboración con la organización Norte Americana Seacology, lanzaron una campaña para crear conciencia sobre la importancia del pez loro. El esfuerzo incluye comunicación con los pescadores locales, restaurantes, operadores de turismo y escuelas. La meta final: prohibir la pesca del pez loro.

“Creemos que la Isla de Providencia liderará lo que se convertirá en un movimiento internacional para la protección del pez loro, por ende, la protección de los arrecifes de coral,” dice Duane Silverstein, Director Ejecutivo de la organización Seacology. (Lea también: Expedición Seaflower revela la biodiversidad de San Andrés)

Los peces loro en las aguas alrededor de Providencia están en peligro.

Los pescadores en la isla tienen un territorio limitado para pescar en aguas profundas, y las poblaciones de pargos y otras especies están en declive, dejando al pez loro como una alternativa fácil de pescar en arrecifes someros. “Hemos visto un declive en la población del pez loro en los arrecifes de coral de Providencia, y un aumento de pez loro en el mercado,” dice Ximena Escovar-Fadul, representante de campo en Colombia para Seacology.

Una de las cooperativas pesqueras locales, se ha comprometido en no capturar ni comprar pez loro, pero algunos pescadores continúan capturándolo y agotando la limitada población. Una parte del objetivo principal de la campaña es comunicarles a los pescadores locales, que arrecifes de coral sanos—con abundancia de peces loro—son esenciales para el éxito a largo plazo de la pesquería de la isla. Arrecifes de coral sanos aseguran la supervivencia de una amplia variedad de especies de peces.

“Nuestro papel es asegurarnos que la comunidad pesquera crea y participe en esta campaña” dice June Marie Mow Robinson, Directora Ejecutiva de la Fundación Providence. “Creemos que el compromiso es mucho más fácil que el patrullaje y/o sanciones. Sabemos que necesitamos de los dos, pero si tenemos el compromiso, asegurar que las regulaciones se cumplan será más fácil para alcanzar el éxito”.

Aunque el declive de la Gran Barrera de Coral ha recibido bastante atención en los últimos años, los arrecifes de coral en el Caribe también han estado fuertemente amenazados por la sobrepesca, contaminación, impactos provenientes del turismo, entre otros.

Un estudio en el 2014, de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, encontró que en el Caribe se ha perdido aproximadamente 80 por ciento de la cobertura coralina, y podría desaparecer completamente en las siguientes dos décadas, si no se toman acciones significativas de manera inmediata. (Lea también: Prohíben pesca y consumo de langosta y pez loro en Islas del Rosario)

El reporte se refiere específicamente al declive de especies como el pez loro, siendo una de las primeras causas de la degradación de los arrecifes. Providencia permanece como una excepción de esperanza para los arrecifes de coral en la región. “En Providencia, todavía podemos encontrar diferentes especies de peces loro que raramente se encuentran en otros lugares del Caribe,” dice Escovar-Fadul.

“Debo decir que Providencia tiene los arrecifes de coral más sanos de Colombia.” Providencia está ubicada lejos del continente colombiano. La isla geográficamente está más cerca de Nicaragua, y culturalmente más cerca de otras islas caribeñas. Tiene una población aproximada de 5,000 personas, en su mayoría descendientes de colonias inglesas y la época de la esclavitud proveniente de África. Los habitantes son bilingües, hablan Creole, una lengua derivada del inglés, al igual que español.

El famoso pirata Henry Morgan, en alguna época tuvo su base de operaciones en esta isla, por lo que su nombre es utilizado en varios destinos turísticos en la isla. “Mucha gente viene a esta isla a encontrar el tesoro del Pirata Morgan, sin embargo, yo siempre les digo que nuestro tesoro está debajo del agua, es nuestro arrecife de coral,” dice Mow Robinson.

“Los peces loro son los mejores guardianes que tenemos para mantener nuestros arrecifes limpios, y así podemos preservar estos hábitats para el presente y para futuras generaciones, es nuestro compromiso como Reserva de Biosfera SEAFLOWER.” Para apoyar este programa, Seacology comenzó una campaña de financiamiento colectivo el día de la tierra, el cual estará abierto hasta el 22 de junio. La campaña (www.seacology.org/parrotfish) ha recolectado hasta ahora $15,000 dólares de los $16,000 que se tienen como meta. Los fondos recolectados serán directamente utilizados para ampliar el apoyo de Seacology en este proyecto.

Comparte: