23 Nov 2020 - 4:48 p. m.

Se estrena el documental Expedición Tribugá

El domingo se estrenó el documental Expedición Tribugá en el marco del Festival de cine independiente de Bogotá (IndieBo), que explora la riqueza de la biodiversidad y cultura de esta zona del Chocó Biogeográfico. Estará disponible y gratuito por pocos días.
iburón Ballena y Sardinas Agallona: En la Expedición Pusa tuvimos la suerte de presenciar este tiburón ballena, el pez más grande del océano, alimentándose de sardina agallona. Estas sardinas migran en cardúmenes muy grandes al Golfo de Tribugá cada año, durante el mes de mayo.
iburón Ballena y Sardinas Agallona: En la Expedición Pusa tuvimos la suerte de presenciar este tiburón ballena, el pez más grande del océano, alimentándose de sardina agallona. Estas sardinas migran en cardúmenes muy grandes al Golfo de Tribugá cada año, durante el mes de mayo.

El lanzamiento a nivel mundial del documental “Expedición Tribugá”, que se llevará a cabo el próximo 22 de noviembre de forma gratuita y virtual, busca sensibilizar a los colombianos y al mundo acerca de la importancia y trascendencia de conservar este paraíso natural en el Chocó.

El Golfo de Tribugá es considerado como una de las regiones más biodiversas del planeta y uno de los lugares más conservados en el mundo. Allí, el Océano Pacífico se encuentra con la serranía del Baudó, hasta el Darién. La conservación de estas selvas motivaron la unión de los fotógrafos de naturaleza Felipe Mesa y Francisco Acosta, los documentalistas Luis Villegas y Jack Farine, y a un grupo de científicos y profesionales ambientalistas para investigar, registrar y visibilizar su belleza y riqueza, con el fin de proteger un lugar esencial para el equilibrio del planeta. (En contexto: El último round para el Puerto de Tribugá)

El documental se estrena dos meses después de que la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) informó, por medio de un comunicado, que se declaró el desistimiento tácito de la solicitud de concesión portuaria presentada por la Sociedad Promotora Proyecto Arquímedes S.A.. Es decir, ya no se hará la obra porque la empresa no cumplió con algunos requisitos.

Este puerto, con el que se soñó de manera difusa desde principios del siglo XX, empezó a verse como una alternativa seria en 1997. Durante años ha revivido y vuelto a morir, pero en octubre de este año, a pesar de la pandemia, se asentó la discusión de la posibilidad de construir el Puerto de Tribugá, en el Pacífico colombiano. Algunos raízales aseguraban que esta megaobra no traería ningún progreso para la comunidad y se negaban a replicar la situación de Buenaventura, donde está gran parte del PIB del país pero a la comunidad no se le garantiza las necesidades básicas. Otros, por el contrario, estaban de acuerdo con que la construcción generaría un gran avance para la región. (Se cae proyecto del Proyecto de Tribugá)

Por su parte, grupos ambientales alertaban de la gran cantidad de diversidad que se perdería en la construcción de este puerto. Según la ANI, le pidió a la empresa varios requerimientos para que se allegara la garantía con la vigencia, como lo exige la ley. Sin embargo, en abril de este año, la compañía presentó “como garantía o cobertura del riesgo de la seriedad de la oferta un contrato de fianza suscrito con la Compañía Colombiana de Créditos y Fianzas S.A.S – Afiancol, que no corresponde a una garantía válida. Por ello, la ANI solicitó concepto jurídico de la Agencia Nacional de Contratación Pública (...) confirmaron que no es válida la fianza”, añadió la entidad.

El documental estará disponible durante dos semanas para vista gratuita en expediciontribuga.com. Mientras tanto, aquí seis razones para verlo:

1. Los bosques del Golfo de Tribugá ayudan a regular el clima del planeta y a mitigar el cambio climático.

Quedan muy pocas selvas tropicales en el mundo tan bien conservadas como las del Golfo de Tribugá. Sus grandes extensiones de bosque primario atraen humedad, participan en el ciclo del agua y así, ayudan a regular el clima del planeta. Al mismo tiempo, absorben enormes cantidades de CO2 de la atmósfera, con lo que contribuyen a la mitigación del calentamiento global.

2. El Golfo de Tribugá es un “Hotspot” y un “Hope Spot” al mismo tiempo.

Un Hotspot o Punto Caliente es un lugar donde hay una alta diversidad de especies. Esta región está considerada entre los 25 hotspots más importantes a nivel mundial y esto se debe a varios factores, principalmente a su geografía cambiante y al alto volumen de lluvias durante todo el año, convirtiéndolo en uno de los lugares del mundo más ricos en agua. Donde abunda el agua, abunda la vida.

Un Hope Spot o Punto de Esperanza, es una designación que otorgó la Organización Internacional Mission Blue al Golfo de Tribugá por la importancia de sus ecosistemas marinos que posibilitan la vida de una alta diversidad especies sombrilla, migratorias o en riesgo de extinción. Entre ellas varias especies de tiburones, mantarayas, tortugas, delfines y la emblemática ballena jorobada.

3. Contiene los manglares mejor conservados de Colombia:

Dentro del Golfo de Tribugá se encuentran unos de los bosques de manglar más extensos y mejor conservados de Colombia. Los manglares son un ecosistema que funciona como eslabón conectando los ecosistemas terrestres con los marinos para el intercambio de vida. Adicionalmente los manglares juegan un rol fundamental en la cadena alimenticia marina, sirven de sala cuna para innumerables especies de animales, mejoran la calidad del agua filtrando contaminantes y protegen las costas de la erosión y de fenómenos naturales como tsunamis. Un porcentaje muy alto de los bosques de manglar en la costa atlántica Colombiana ha sido destruido, lo que hace más indispensable aún la conservación de estos.

4. Presencia de especies endémicas aún no descubiertas por la ciencia:

El Golfo de Tribugá se encuentra aislado de otros ecosistemas terrestres dado que está ubicado entre el Océano Pacífico y las montañas de la cordillera occidental y la serranía del Baudó. Estas condiciones dieron lugar a que las especies de la región evolucionaran de manera independiente y esto condujo a altos niveles de endemismo, es decir, especies que existen sólo en este lugar del mundo. A pesar de esto, son muy pocos los estudios científicos que se han realizado en el Golfo de Tribugá, por lo tanto, afectar el ecosistema con la construcción de megaproyectos implicaría muy probablemente la extinción de especies, muchas de ellas aún no descubiertas por la humanidad.

5. Las culturas afro y Embera viven en armonía con su entorno:

Como cualquier comunidad en el mundo, las comunidades del Golfo de Tribugá y sus territorios merecen respeto, además contienen enseñanzas para el mundo entero: sus tradiciones y estilo de vida son sostenibles porque están en armonía con el entorno natural, lo cual les garantiza alimento, salud y calidad de vida, justamente el bienestar que la humanidad necesita. No tiene sentido orientar esta región hacia el desarrollo industrial, sino lo contrario: aprender de ellos y descubrir que el verdadero desarrollo debe ser sostenible a nivel social, ambiental y económico para que beneficie a las generaciones actuales y a las venideras.

6. Las comunidades que habitan el Golfo de Tribugá son culturas que tienen una alta calidad de vida porque saben aprovechar la riqueza y la abundancia que provee su entorno natural de manera sostenible.

De estos ecosistemas las comunidades obtienen una amplia variedad de alimentos, materia prima para la vivienda y otros oficios, medicina, agua y aire puro. No debemos orientar un desarrollo industrial en su territorio, sino respetar sus costumbres y aprender de ellos.

Comparte: