Autos
Publicidad

Consejos y buenas prácticas para cuidar la batería de un carro eléctrico

Conozca algunos consejos y buenas prácticas para cuidar la batería como parte indispensable de un carro eléctrico.

18 de abril de 2024 - 07:48 p. m.
Durante muchos años, los carros eléctricos se han diseñado para funcionar con baterías de litio. Una nueva tecnología plantea una alternativa en un año en el que estos vehículos serán clave para la transición energética.
Durante muchos años, los carros eléctricos se han diseñado para funcionar con baterías de litio. Una nueva tecnología plantea una alternativa en un año en el que estos vehículos serán clave para la transición energética.
Foto: Getty Images - Matt Cardy

La batería de un carro eléctrico no solo es una de las partes más importantes, sino también el componente más valioso y delicado. Por lo tanto, entender y practicar hábitos de mantenimiento adecuados para preservar su vida útil se convierte en una prioridad ineludible para los que usan vehículos eléctricos.

El cuidado de la batería de un carro eléctrico abarca una serie de prácticas que van desde la carga adecuada hasta la gestión inteligente de la temperatura. Evitar la carga completa o descarga extrema, así como mantener la batería dentro de un rango de temperatura óptimo, son medidas esenciales para maximizar su longevidad y rendimiento. La planificación de rutas y la utilización de sistemas de preacondicionamiento pueden ayudar a minimizar el estrés en la batería, optimizando así su eficiencia y autonomía. En última instancia, el cuidado meticuloso de la batería beneficia al dueño del vehículo en términos de rendimiento y costos de mantenimiento.

Ramiro Rubiano, experto en movilidad eléctrica y ejecutivo comercial multimarca, destaca la importancia de cuidar la batería de un automóvil eléctrico para garantizar su rendimiento óptimo y prolongar su vida útil: “La batería es el componente central y más costoso de un carro eléctrico, y su estado influye directamente en la autonomía, la potencia y la eficiencia general del automóvil”.

Para el experto, es importante enfatizar que la duración promedio de la batería de un carro eléctrico puede variar significativamente según diversos factores, como la marca, el modelo, las condiciones de uso y el mantenimiento adecuado. En general, se espera que una batería de iones de litio tenga una vida útil de al menos 8 a 10 años o más, o también 160.000 kilómetros de recorrido con la posibilidad de retener al menos el 70-80% de su capacidad original durante este período. Sin embargo, es importante tener en cuenta que este es solo un estimado y algunos factores pueden acortar o alargar la vida útil de la batería.

Le sugerimos: Estos son algunos carros ideales para familias con niños

Estos son algunos consejos y buenas prácticas para cuidar la batería de un carro eléctrico:

Evite cambios de temperaturas

De acuerdo con Rubiano, evitar cambios bruscos de temperatura es una medida fundamental para preservar la salud y la eficiencia de la batería de un automóvil eléctrico. Las baterías de iones de litio, comúnmente utilizadas en estos vehículos, son sensibles a las variaciones extremas de temperatura, lo que puede afectar negativamente su rendimiento y vida útil.

“Exponer la batería a temperaturas extremas, ya sea frío intenso o calor extremo, puede provocar una degradación más rápida de las celdas y reducir la capacidad de almacenamiento de energía”, explicó. Por lo tanto, mantener el vehículo en ambientes con temperaturas moderadas y evitar estacionamientos prolongados bajo el sol o en condiciones de congelación ayuda a minimizar el estrés térmico en la batería, garantizando así un funcionamiento óptimo y una mayor durabilidad del sistema de propulsión eléctrica.

Son preferible las cargas lentas

A diferencia de las cargas rápidas, que pueden ejercer una mayor tensión en las celdas de la batería y generar más calor, las cargas lentas proporcionan un flujo constante y suave de energía, lo que reduce significativamente el estrés en el sistema.

Este enfoque más gradual ayuda a minimizar la degradación de las celdas y a preservar la capacidad de la batería a lo largo del tiempo. Además, las cargas lentas tienden a generar menos calor, lo que contribuye a mantener una temperatura óptima en la batería, un factor crucial para su salud y longevidad. Por lo tanto, Rubiano indica que, al priorizar las cargas lentas, los vehículos eléctricos pueden maximizar la duración de la batería y garantizar un rendimiento consistente y confiable a lo largo de la vida útil del automóvil.

Le puede interesar: Mitos sobre los carros eléctricos: seguridad, tiempo de carga y trayectos largos

Manejar de manera progresiva

A su vez, Rubiano prioriza el manejo suave o progresivo que implica acelerar y frenar de manera gradual y constante, evitando aceleraciones bruscas o frenadas repentinas. Este enfoque permite que el sistema de propulsión eléctrica funcione de manera más eficiente y minimiza el estrés en la batería al reducir la demanda de energía en momentos críticos.

“Al conducir de esta manera, se evita la sobrecarga de la batería y se optimiza su rendimiento, lo que contribuye a preservar su capacidad y durabilidad a lo largo del tiempo. Además, el manejo progresivo no solo beneficia la salud de la batería, sino que también mejora la autonomía del vehículo y promueve una experiencia de conducción más suave y placentera para el conductor y los pasajeros”, sostiene.

Recargas entre el 20% y el 80%

Rubiano resalta que realizar recargas entre el 20% y el 80% de la capacidad total de la batería es una estrategia efectiva para cuidar su salud y prolongar su vida útil en un automóvil eléctrico. Este rango óptimo de carga ayuda a minimizar la tensión en las celdas de la batería, evitando tanto la sobrecarga como la descarga profunda, dos situaciones que pueden acelerar su degradación.

Al mantener la carga dentro de este intervalo, se reduce el estrés en la batería y se preserva su capacidad de almacenamiento de energía a largo plazo. Además, realizar cargas teniendo en cuenta estos porcentajes contribuye a mantener un nivel constante de rendimiento y autonomía del vehículo, brindando una experiencia de conducción más predecible y confiable para el conductor.

“Para prolongar la vida útil de la batería, se aconseja evitar descargas profundas (0%) o cargas completas (100%) siempre que sea posible. Sin embargo, algunas marcas sugieren ocasionalmente realizar una carga completa al 100% con el fin de equilibrar las celdas y garantizar que todas alcancen el mismo nivel de carga. Esta carga completa suele realizarse la noche antes de un viaje largo, por ejemplo”, señala.

No dejar el carro sin mover por mucho tiempo

Rubiano explica que, cuando un vehículo eléctrico permanece inactivo, la batería puede experimentar una autodescarga gradual, lo que puede llevar a una pérdida de capacidad y rendimiento con el tiempo. Por eso, la gestión térmica de la batería puede volverse menos eficiente cuando el vehículo no está en funcionamiento, lo que puede provocar un aumento de la temperatura interna y acelerar la degradación de las celdas de la batería.

“Para mantener la salud de la batería, es recomendable utilizar el automóvil regularmente o implementar medidas de mantenimiento como la carga periódica y el almacenamiento en condiciones adecuadas de temperatura y humedad cuando no esté en uso por períodos prolongados”, recomienda.

Más sobre Autos

Conozca algunas señales que indican que el embrague de su vehículo está averiado y necesita cambio.
Leer más
Señales para identificar que el embrague de un carro está fallando
Entérese de las nuevas tecnologías y lo que viene a futuro en la seguridad de los carros, según los expertos.
Leer más
Seguridad en los carros: nuevas tecnologías que salvan vidas

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar