Autos
Publicidad

Al Volante de...

Toyota Yaris Cross ¿el nuevo éxito en ventas en Colombia? Reseña

El más compacto de los SUV que Toyota vende en Colombia incorpora propulsión híbrida y el ADN de uno de sus “best sellers” mundial.

Nicolás Fernández
29 de enero de 2022 - 04:00 p. m.
Toyota Yaris Cross ¿el nuevo éxito en ventas en Colombia? Reseña

Desde la planta de Toyota en Valenciennes, al norte de Francia, llegó a Colombia lo que, difícilmente, se podría catalogar como la variante SUV de uno de los más icónicos compactos de Toyota a escala mundial: el Yaris Cross.

Fiel al nombre que precede y anuncia al otro que augura y anuncia sus dimensiones tipo SUV, el más compacto de su tipo, en el portafolio local de Toyota es un manifiesto de los atributos que le han dado éxito, resultados y ventas a los japoneses en el mundo.

Más de Autos: Así es el nuevo Ford Mustang Mach 1 que llegó a Colombia (reseña).

Toyota Yaris Cross —a unos rasgos tan grandes que antecedan la descripción del producto— es un compacto que bien se podría catalogar de amigable. Sí, es amigable en los estacionamientos, cada vez más reducidos, en ciudades como Bogotá y Medellín. Amigable, también, con los reductores, huecos, imperfecciones y demás obstáculos por los que atraviesa un conductor promedio en las vías colombianas. Y, sobre todo, es amigable con la economía personal, dentro y fuera de la ciudad.

Espacio tan justo como ideal

Tan ideal como justa es cada una de las plazas que ofrece el Yaris Cross. Claro, en lo que a las cuatro personas se refiere, ya que —como es común en los segmentos que prevalecen en el país— el “puesto” central de la segunda fila es limitado en rodillas y sufre de una elevación del suelo.

Ahora bien, tanto el conductor como el copiloto disfrutarán no solo de un espacio generoso incluso con pasajeros que superen 1,85 metros de altura; también encontrarán una sujeción más que prolija en sus sillas, algunos materiales bondadosos al tacto, así como algún plástico duro en el salpicadero.

Lea también: Estos hábitos promueven el desgaste de los frenos de su carro.

Atrás, en la segunda fila, las sensaciones son las mismas. Las puertas rodean con materiales similares a los que se encuentran en la parte posterior, pero resalta —al tratarse de un SUV compacto— el espacio para piernas (para personas de hasta 1,8 metros) y una altura que, en condiciones normales, no se hace corta ante el camino y la mayoría de direcciones que dé el conductor al volante.

No hay que pasar por alto el evidente trabajo que hubo detrás de la insonorización del vehículo en lo que a sonidos exteriores se refiere, cuando el motor se exige en adelantos o aceleraciones bruscas su presencia es imposible de ignorar. Tampoco el sistema de amortiguación y suspensión, firme aún en curvas bajo los límites permitidos de velocidad y preciso incluso en geografías irregulares.

Trasciende lo urbano

Aunque sus dimensiones (4.172 mm de largo, 1.765 de ancho, 1.595 de alto y distancia entre ejes de 2.560) anuncian un vehículo amigable con los espacios reducidos que son síntesis de lo urbano, el tren motriz y cada uno de los ajustes mecánicos —y eléctricos, por supuesto— que Toyota otorgó a este posible best seller lo ubican como una alternativa acertada y fiable para salir de la ciudad.

Puede interesarle: 5 errores comunes al manejar en carretera.

El chasís de Toyota Yaris Cross armoniza el trabajo de un motor a gasolina de denominación M15A-FXE y 1,5 litros, junto a otro eléctrico MG1 síncrono de imán permanente (580V), los cuales entregan hasta 114 caballos de poder y 141 Nm de torque cuando trabajan en conjunto y la batería eléctrica está cargada.

Al volante, las sensaciones superan, quizás, a las esperadas en un vehículo de su categoría. La respuesta del pedal derecho es de segmentos superiores, con aceleraciones acordes a un adelanto y el llamativo y conveniente desempeño de su transmisión CVT, la cual, siendo breve, brilla por la ausencia de la gran mayoría de puntos que engrosan los contras de las cajas con este nombre.

Para todos

Yaris Cross es tan amigable como práctico y —a riesgo de leerse como una cuña y eslogan— basta señalar que es un carro para cualquier conductor… o, por lo menos, para la mayoría. Es fácil de estacionar, conducir y —en el aspecto técnico— operar.

Autos en Colombia: Venta de carros usados rompe récord en Colombia.

Teniendo en cuenta el sinfín de variables que ocupan la cifra sobre el consumo de un carro, en un recorrido urbano superior a los 100 kilómetros y a una altitud de 2.000 a 2.500 msnm, Yaris Cross registró consumos de 75 a 80 km/gal. Fuera de la ciudad los números fueron similares, con unos 68 a 72 km/gal.

Sin duda, consumo, conducción y habitabilidad hacen frente a sus bondades en el mercado. Se suman sus tecnologías, de las cuales, entre otras, resaltan luces LED de diferente propósito en las dos versiones que Toyota vende en Colombia. Además, la contabilidad con los dos sistemas operativos para dispositivos móviles que lideran el mercado, tanto como la extensa lista (ocho bolsas de aire, aleta de salida de carril, de tráfico cruzado, ABS, EBD, BA, etc.) de componentes de seguridad que le permitieron alcanzar las cinco estrellas de seguridad en las pruebas de EuroNcap, en octubre de 2021.

Más de Autos: 5 novedades de Yaris Cross, el nuevo híbrido que Toyota ya vende en Colombia.

Fácil sería decir que Yaris Cross navegará entre los cinco modelos más vendidos de Toyota en 2021. Basta, por el momento, con decir que su precio es de $96’900.000 en la versión XS y $104’500.000 para la XLS y, por supuesto, su disponibilidad evidencia las condiciones de abastecimiento que viven la mayoría de industrias del mundo.

Nicolás Fernández

Por Nicolás Fernández

Periodista de autos y creador de secciones como Líderes del Mercado y El Mecánico Recomienda.nefernandez@elespectador.com

Temas recomendados:

 

Carlos(93982)03 de febrero de 2022 - 12:50 a. m.
Disponible dentro de 18 meses ….
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar