Autos

Publicidad
29 Oct 2022 - 4:00 p. m.

Toyota GR Yaris: el deportivo que será de colección y está disponible en Colombia

Al Volante de...

El compacto con tracción total que incorpora el motor de 1,6 litros y tres cilindros más potente del mercado global ya se vende en Colombia. Reseña
Nicolás Fernández

Nicolás Fernández

Periodista Especiales Editoriales
Toyota GR Yaris en Colombia.
Toyota GR Yaris en Colombia.

Para el rally desde cero. GR Yaris es el producto diseñado para el automovilismo que Toyota presentó en Colombia junto a una familia que integra las iniciales de Gazoo Racing Sport, a la que pertenecen modelos tan tradicionales como Corolla y memorables de la talla del Land Cruiser 300.

Sus características y prestaciones son un bálsamo para puristas. GR Yaris nació para la alta competencia. A grandes rasgos, antes de materializar la idea, el proyecto buscó un vehículo homologable al WRC (World Rally Championship). Un cambio en las normativas de la Federación Internacional del Automóvil (FIA) hizo que el fabricante replanteara ese vehículo para el rally, aunque nunca puso en duda la masificación del producto sobre el que ya habían avanzado.

Más de Autos: Toyota Yaris Cross ¿el nuevo éxito en ventas en Colombia?

El Toyota GR Yaris, que ya rueda en Colombia, es esa pieza. Quizá las decisiones de la FIA aumentaron su popularidad e hicieron que el compacto (hot hatchback) se proyecte como una pieza de colección y culto. Un vehículo de prestaciones poco comunes, con una configuración única en su tipo. De competencia, sí, pero tan dócil como cualquier compacto urbano.

Del “rally” al diario

Redundante o no, GR Yaris es único en su tipo. Más que un diferente en el mercado, es una propuesta que trasciende por su solidez, con una estética que no augura más ni menos de lo que es capaz de entregar el tricilíndrico más potente del mercado y, en este punto, las cifras juegan un rol fundamental.

Las cifras hay que idearlas y partir de una longitud de 3.995 milímetros. Son 1.805 mm de ancho, junto a 1.455 mm de alto. El peso, apenas supera la tonelada, con 1.280 kilogramos al vacío. El tren motor, bueno, allí viene la sorpresa, funciona con un propulsor turboalimentado de 1,6 litros, tres cilindros y 12 válvulas, capaz de entregar hasta 268 caballos de potencia -a las 6.500 rpm y 370 Nm de torque en un rango óptimo, alcanzable, que parte en las 2.000 rpm y concluye a las 3.600.

Sobre el motor, no sobra mencionar que opera con un sistema VVT-i (Dual), que, básicamente, permite un tiempo variable para la apertura de las válvulas, con una distribución específica según los requerimientos de manejo, algo fundamental para un carro diseñado para una conducción exigente y que se configura para responder sin titubeos ni pérdidas de potencia. También un pilar que sostiene su versatilidad, adecuada en ciudad, sobresaliente en carretera y prolija en la pista.

Puede interesarle: Volkswagen Jetta GLI en Colombia, a prueba: ¿cumple como un carro deportivo?

La idea y su origen toman sentido cuando Toyota incorpora una transmisión manual de seis marchas —con sistema iMT, para el ejercicio de pista, por supuesto, de punta talón—, suspensión delantera independiente tipo MacPherson y trasera de doble horquilla. Claro, el sistema de tracción es 4WD —a las cuatro ruedas— y los frenos son de disco y ventilados adelante y atrás.

No está de más indicar que la plataforma de GR Yaris combina la GA-B, del Yaris convencional, junto a la GA-C del Corolla y el C-HR. Tampoco señalar que Toyota recomienda el uso de gasolina con un octanaje mínimo de 98 octanos y sus ruedas son de especificación 225 / 40 R18, Michelin Pilot Sport 4S.

Al volante

Una sensación única. Sí, el centro de gravedad es bajo y entra en armonía con la tracción total y los sistemas de suspensión, siempre rígidos. El agarre en curva es digno de los deportivos alemanes, con una maniobrabilidad precisa, reactiva ante cualquier adelanto y que brinda seguridad en curvas pronunciadas.

Es un deportivo al que le bastan unos 5,5 segundos para alcanzar los 100 km/h desde cero. Su paso de 80 a 120 km/h roza los 3,4 segundos. Hay un sonido tosco, explosivo, que reacciona al pedal derecho. Claro, es una respuesta auditiva artificial, potenciada por el sistema de sonido del más compacto de los GR.

La experiencia es prémium y la mayoría de botones están a la mano del conductor. El campo de visión resulta adecuado y el agarre de las sillas delanteras, con corte deportivo y casi absorbente, generan un confort superlativo aun en el tráfico de la ciudad.

En ocasiones simula un biplaza, ya que, aunque configura cuatro plazas —y la tarjeta de propiedad le da la razón—, el espacio trasero es limitado aun para pasajeros de 1,65 metros de altura. De mayor utilidad podría resultar abatir sus sillas y aumentar el tamaño del baúl, que parte en los 174 litros de capacidad.

Read more!

Ahora bien, los consumos, siempre variables, fueron de hasta 30 km/gal en un recorrido mixto con carga de 160 kg en alturas que oscilaron entre los 2.000 y 2.500 m.s.n.m. La cifra llegó a los 62 km/gal en carretera con una conducción mesurada. En ciudad fue de hasta 37 km/gal.

Impresiones generales

Sobran los adjetivos relativos a la potencia, confort y calidad de materiales para describir al GR Yaris. Aun así, hay que mencionar su adecuada distribución y fabricación interior, con materiales blandos y agradables al tacto en la mayoría de zonas dentro del habitáculo.

El sistema multimedia, con pantalla táctil y digital, es, por mucho, particular. No brilla por ser intuitivo, pero es adecuado y dispone de Apple CarPlay y Android Auto, con cable. El sonido no es su mejor punto, aunque, bueno, la verdadera experiencia auditiva parte del bloque frontal y esos tres cilindros que operan sin transmitir mayores vibraciones y saltos al habitáculo.

El listado de íconos que por regulación deben llevar las publicaciones de los carros indican que cuenta con sistema ABS, control electrónico de estabilidad, alerta de colisión frontal, anclajes Isofix y seis bolsas de aire. Hay que sumar los cuatro apoyacabezas, el monitoreo de presión de las llantas y el asistente de mantenimiento de carril, entre otros.

De igual forma, la descripción estética, por lo general, parte de subjetividades a las que le valen una imagen para ser entendidas. Sin embargo, resalta esa silueta musculosa, el techo es de fibra de carbono y hay LED para la iluminación trasera y delantera.

Más de Autos: Video: ¿Qué es un 4x4 y cuáles son sus variantes?

GR Yaris es la versión purista y deportiva de la marca. De hecho, es el más japonés y Toyota de sus vehículos de pista disponibles para el público, teniendo en cuenta que, por ejemplo, el GT-86 se hizo en conjunto con Subaru y el Supra configuró un motor diseñado por BMW. Su precio, en octubre de 2022, es de $247’500.000.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.