30 Jul 2021 - 2:30 p. m.

26 tumbas y restos arqueológicos han encontrado en ampliación de la Caracas

El IDU confirmó que han encontrado 26 tumbas, tres cuerpos con collares y vasijas completas, que al parecer pertenecerían a la cultura muisca. Una vez termine la identificación, se buscará un lugar para su conservación.
En el lugar se han encontrado tres cuerpos con cuentas de collar.
En el lugar se han encontrado tres cuerpos con cuentas de collar.

El Instituto de Desarrollo Urbano (IDU) confirmó que la excavación en un tramo de la ampliación de la avenida Caracas sí corresponde a un hallazgo arqueológico, en el que hasta el momento se han encontrado 26 tumbas, tres cuerpos, vasijas completas y fragmentos de cerámicas y líticos, que al parecer pertenecerían a la cultura muisca.

Lea: ¿Hallazgo arqueológico?: analizan piezas encontradas en ampliación de la Caracas

Esta semana, surgieron múltiples especulaciones ante las imágenes que comenzaron a rotar entre los habitantes de Usme, en las que se advertía que se habían encontrado restos humanos en el lugar conocido como la Ladrillera y que es cercano a la Hacienda El Carmen, donde hace unos años se descubrió una necrópolis indígena.

De acuerdo con el IDU, los primeros indicios se identificaron en febrero, cuando se evidenció una huella de poste (agujeros), un lítico (pieza tallada en piedra) y un fragmento de cerámica, por el que dieron inicio al rescate arqueológico con la demarcación y montura de cuadrículas, para la activación del Programa de Arqueología Preventiva.

Este plan, según el Distrito, cuenta con los parámetros establecidos el ICANH, entidad a la que deben entregar reportes detallados del material arqueológico. “Este tipo de hallazgos se contemplan en el desarrollo de grandes obras como ésta. Mientras tanto, el cuidado y custodia le corresponde al IDU, con la cautela que corresponde a estos temas arqueológicos, teniendo en cuenta que se trata del patrimonio e historia de la ciudad y de la Nación”, señala el director del IDU, Diego Sánchez Fonseca.

Por ahora, los hallazgos arqueológicos han sido trasladados a un laboratorio, donde se hacen los análisis para identificar su procedencia, realizar el informe de Plan de Manejo Arqueológico y determinar el lugar donde finalmente se conservarán.

El pasado jueves 29 de julio el ICANH sugirió trasladar los vestigios a un laboratorio más amplio y con condiciones específicas dada la magnitud del descubrimiento. El IDU indicó que continúa con el rescate arqueológico así como planea una reunión con la comunidad para dar a conocer los detalles del estudio, mientras que a la ciudadanía pidió paciencia, dado que se esperará el informe final para dar a conocer más información sobre los elementos encontrados.

Comparte: