30 Dec 2020 - 2:41 p. m.

A pesar de la pandemia, los bogotanos cumplieron con el 90 % de la meta tributaria

Para el secretario de Hacienda esto es una muestra más del compromiso que tienen los bogotanos al momento de pagar sus impuestos. Esta cifra se considera positiva, teniendo en cuenta el impacto económico que significó el COVID-19.

Los secretarios de Hacienda de las últimas administraciones que han gobernado en Bogotá coinciden en destacar el compromiso que tienen los bogotanos con sus obligaciones tributarias, ya que se cumplen las metas de recaudo fijadas al inicio de cada año.

A comienzos de 2020, y antes de que el COVID-19 cambiara la cotidianidad de los países occidentales, se fijó una meta de recaudo de $10,2 billones. Tiempo después comenzó la pandemia, y con ella la implementación de medidas agresivas contra la economía, como lo fueron las cuarentenas estrictas. Hacia mediados de año Bogotá había perdido cerca del 30 % de sus establecimientos comerciales (según cifras de Fenalco) y el cierre de las empresas engrosaban la tasa de desempleo (la cual en agosto alcanzó el 20,5 % superando el millón de desempleados).

Lea también: En Bogotá, el 31% de los comercios formales ha cerrado definitivamente: Fenalco

Este panorama llevó a que el secretario de Hacienda, Juan Mauricio Ramírez, estimara que el recaudo tributario de la ciudad cayera un 10 % para finales de 2020. Y así fue. Este miércoles la Secretaría Distrital de Hacienda comunicó que Bogotá cumplió con el 90 % de la meta de recaudo fijada para este año.

“La ciudad ratifica su cultura tributaria y aporta en impuestos más de $9,1 billones, que le permitirán a la actual Administración fortalecer su estrategia de reactivación económica y rescate social en 2021”, detalló el despacho.

Si se compara el recaudo tributario de 2020 con el de 2019, se evidencia una caída del 5 %, en la cual, el Impuesto de Industria y Comercio (ICA) fue el más afectado al registrar un -5,7 %. Lo anterior tiene sentido, pues hay que recordar que durante varias semanas la mayoría de los comercios de la capital estuvieron inactivos. La realidad no puede ser otra que la siguiente: las empresas dejaron de recibir ingresos, pero los gastos continuaban (pago de salarios, servicios y arriendos), razón por la cual muchas se declararon en quiebra, mientras que otras se endeudaron o se mantuvieron a flote a punta de caja.

Para el caso del predial, se registró una disminución del 5 %, mientras que vehículos fue el único que registró un leve aumento del 0,2 %. De nuevo, para el secretario de Hacienda estos números, aunque en terreno negativo, se interpretan como una gran resultado, teniendo en cuenta además que el Producto Interno Bruto (PIB) de Bogotá estaba cayendo un 8 % en octubre.

“Este año además, a pesar de las condiciones adversas, 29.184 ciudadanos contribuyeron con aportes voluntarios en sus pagos de impuestos, aumentando 53% con respecto a 2019 y llegando a 94.000 aportes, al considerar las donaciones al sistema de Bogotá Solidaria en Casa, que entregó apoyos económicos a hogares pobres y vulnerables de la ciudad. La verdadera solidaridad en estos momentos de emergencia sanitaria es pagar los impuestos, y Bogotá lo hizo con responsabilidad y compromiso”, concluyó Ramírez.

Comparte: