25 Nov 2021 - 12:22 a. m.

Alrededor de 450 indígenas en Bogotá retornarán a sus resguardos en Risaralda

Se trata de 125 familias Emberá Chamí y Katío, que se encuentran en el parque La Florida.
Los indígenas regresarán a sus resguardos en Pueblo Rico y Mistrató de manera voluntaria.
Los indígenas regresarán a sus resguardos en Pueblo Rico y Mistrató de manera voluntaria.

La Unidad para las Víctimas prepara el retorno a sus resguardos de alrededor de 450 indígenas emberá que desde hace dos años se encuentran en Bogotá y que ahora están asentados en el parque La Florida, en el occidente de la ciudad.

Lea: Se reprogramó desalojo de indígenas emberá del Parque Nacional de Bogotá

Se trata de 125 familias que regresarán a los municipios de Pueblo Rico y Mistrató, en Risaralda, tras lograr un acuerdo con autoridades locales como con el Ministerio del Interior, la Agencia Nacional de Tierras, la Defensoría del Pueblo, el ICBF, la Gobernación de Risaralda y la Personería de Pueblo Rico, entre otros.

Al respecto, Luis Alberto Donoso, director territorial de la Unidad para las Víctimas en el Eje Cafetero señaló que para lograrlo “es prioritaria para tener en condiciones dignas a los indígenas que se encuentran en difíciles condiciones en la ciudad de Bogotá”, por lo que se garantizará el traslado en vehículos desde Bogotá y en mulas para el final del trayecto al resguardo.

En contexto: Unidad de Víctimas confirmó el traslado de un grupo de indígenas emberá en Bogotá

Además, se harán tres giros de dinero, cada cuatro meses, como parte del apoyo de sostenibilidad y se entregará un kit de mejora de vivienda, que contienen 20 tejas, amarras, hacha, machete, martillo, serrucho, lima, azadón y barretón.

“Desde la Unidad estamos haciendo todas las gestiones posibles para que estas familias retornen a sus resguardos ancestrales con sus familiares lo más pronto posible, esto teniendo en cuenta todas las garantías de transporte, alimentación, salud y seguridad”, indicó Jonathan Forero, coordinador del grupo de retornos.

Aunque se ha avanzado en el proceso, los representantes de las comunidades de Bogotá han indicado que no se están dando todas las garantías para regresar a sus territorios. “Tenemos que hacer acuerdos y compromisos serios y firmados, hay acciones de años anteriores con las entidades que no se han cumplido, desde luego queremos que las familias retornen y no sufran más en la capital, pero queremos que se garanticen las ayudas en temas alimentarios, proyectos productivos y la seguridad para permanecer en los resguardos”, señaló Julio Nayazá, líder de la comunidad.

Ante esto, se espera que esta semana se concreten nuevas reuniones en la capital para fijar la fecha del regreso de 119 familias, entre las que se encuentran 423 personas que llegarán a Pueblo Rico, y otras seis, que componen 23 personas, que retornarán a Mistrató, en Risaralda.

Comparte: