22 Nov 2018 - 11:33 p. m.

¿Aspirina para una revocatoria muerta?

El Consejo Nacional Electoral finalmente autoriza validar las cuentas del comité que promueve la revocatoria de Enrique Peñalosa. Sin embargo, lo hace cuando la Registraduría ya no tendría tiempo para programar elecciones para esa consulta.

Alexánder Marín Correa (jamarin@elespectador.com) / @alexmarin55

Consejo Nacional Electoral  le dio un respiro a la revocatoria./ Mauricio Alvarado
Consejo Nacional Electoral le dio un respiro a la revocatoria./ Mauricio Alvarado
Foto: MAURICIO ALVARADO

Cuando la revocatoria del alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, era un asunto que prácticamente la gente había olvidado y parecía resuelto a favor del mandatario, el Consejo Nacional Electoral (CNE) lo puso este jueves de nuevo en la agenda. A través de una resolución, el organismo pareció darle un nuevo aire. Sin embargo, todos los que se vieron involucrados en este tema simplemente la calificaron como “un saludo a la bandera”, “un lavado de manos” y “un paliativo a algo que ya estaba muerto hace meses”.

Lea: Las lecciones del proceso de revocatoria del alcalde de Bogotá

El asunto es el siguiente. A pesar de que el comité que promovía la revocatoria del alcalde de Bogotá había cumplido con las firmas necesarias que respaldaban la iniciativa, el proceso quedó estancados por un requisito: la certificación de las cuentas sobre la financiación detrás de la recolección de las rúbricas entre los ciudadanos. Esta tarea le correspondía al CNE. No obstante, cómo no existía un plazo definido para esta decisión, las discusiones se fueron dilatando.

Lea: Tribunal da ultimátum al CNE para resolver futuro de la revocatoria contra Peñalosa

Los promotores, por varias vías, presionaron para que los magistrados tomaran una decisión antes de junio pasado, plazo máximo para que la Registraduría pudiera organizar la consulta y, dependiendo de la decisión de los ciudadanos, existiera la posibilidad de convocar a las urnas para elegir nuevo alcalde. Finalmente, acudiendo a las vías legales, el CNE se pronunció en agosto pasado, al expedir una resolución en la que, no solo sugirió al Fondo Nacional de Financiación Política abstenerse de certificar las cuentas, sino que le impuso una multa a Gustavo Merchán Franco, promotor y vocero del comité “Unidos Revocamos el mandato del Alcalde Mayor de Bogotá”, al considerar que hubo irregularidades en la financiación del proceso de recolección de firmas.

 (LEA: ¿Por qué la decisión del CNE es una estocada a la revocatoria de Enrique Peñalosa?)

Teniendo en cuenta el momento y un fallo de la Corte Constitucional, que ordenó reglamentar la revocatoria con mecanismos que garantizaran el derecho a la defensa del alcalde, desde ese momento para muchos la decisión del Consejo Electoral era la estocada final a la intención de revocar a Peñalosa. Incluso, varios de los que participaron en el comité se retiraron y dejaron a un lado sus esfuerzos. Sin embargo, Merchán Franco insistió y presentó un recurso de reposición contra la medida, en la que no solo pidió certificar las cuentas del proceso, sino que le levantaran la multa por $26 millones que le impusieron. La respuesta a esta apelación se conoció este jueves.

(LEA: Revocatoria de Peñalosa: ¿y las cuentas qué?)

A través de un comunicado de prensa que expidió el CNE, se anunció una decisión que pocos entienden: los magistrados resolvieron ratificar la multa contra Merchán, pero revocaron el artículo de la resolución sancionatoria, que ordenó al Fondo Nacional de Financiación Política, abstenerse de certificar las cuentas del comité. Es decir, confirmaron que sí hubo irregularidades en la financiación de la revocatoria, pero dieron luz verde para certificar las cuentas. “De esta manera, el Consejo Nacional Electoral, reiteró su compromiso de fortalecimiento institucional y amparo del mecanismo de participación ciudadana y la democracia de nuestro país”, concluyóel comunicado.

No hay nada que hacer

Carlos Carrillo, uno de los integrantes del comité, señaló: “Merchán ha insistido en seguir, pero yo he dicho que la revocatoria está muerta hace meses. Ahora el CNE saca una decisión, cuando ya no hay tiempo para nada. En caso de que se certifiquen las cuentas, sencillamente la Registraduría no tiene los dos meses que se necesitan para preparar una votación. En mi opinión, el CNE lo hace para dar una idea de que no están torpedeando la democracia, pero la anuncia cuando ya nada se puede hacer”.

>>> LEA: Tribunal de Cundinamarca ordena al CNE destrabar revocatoria de Enrique Peñalosa

Por su parte, Humberto Sierra Porto, quien han representado al alcalde Enrique Peñalosa en todo este proceso, opinó que, si bien es difícil pronunciarse sobre una resolución que debe analizar en detalle, lo que sí se encuentra es que el Consejo Nacional Electoral terminó “lavándose las manos” ante una decisión que siempre ha tenido que tomar el organismo.

“Lo que he visto es que, si bien ratifica la sanción contra el promotor, le cede la responsabilidad de certificar las cuentas a la Registraduría, algo que no ha sido de su competencia. En caso de que ello ocurra, existe una sentencia de la Corte Constitucional que ordena garantizar el derecho a la defensa del alcalde Enrique Peñalosa y tendría que empezar a sacar adelante un proceso que, por tiempos, veo que será muy difícil”, agregó Sierra Porto.

Para Armando Novoa, exmagistrado del CNE, si bien la decisión prácticamente ordena certificar las cuentas del comité y quiera vender la resolución como prueba de que el CNE respeta los mecanismos de participación, la decisión es una burla a la democracia. “Con esa decisión, el comité promotor debe acudir a la Registraduría para pedir que se reactive el trámite. En este caso, el registrador debe determinar si es procedente, algo que parece difícil”, indicó Novoa.

Por esto, insistió en que los actuales magistrados del CNE expidieron una resolución, porque tienen claro que no hay posibilidad de convocar a una votación. “Saben que hay un problema de términos y como ya no se podrá hacer la votación, todo terminará siendo un saludo a la bandera, con el argumento de que están protegiendo el derecho de la participación. Por eso, a mi manera de ver, eso constituye una burla a la democracia”, puntualizó el exmagistrado.

Como antecedente se tiene el caso del proceso de revocatoria del exalcalde Gustavo Petro. A pesar de que la iniciativa cumplió los requisitos, el proceso se dilató hasta 2015. Aunque en principio el Registrador suspendió al trámite al tener en cuenta que era el último año de mandato, inicialmente la Corte Constitucional ordenó continuarlo. Mientras que el registrador pidió la nulidad de la decisión, argumentando que hacer una revocatoria a pocos meses de unas elecciones regionales sería un detrimento para la Nación. Ante esta razón, los magistrados cedieron y ordenaron cancelar el proceso.

Así las cosas, es evidente que, pese a la decisión de Consejo Nacional Electoral, sencillamente son escasos los caminos y mucho más teniendo en cuenta que ya se viene un año electoral.

Síguenos en Google Noticias