Bogotá y sus 3,6 millones de votos en disputa para la segunda vuelta presidencial

De cara a la segunda vuelta presidencial, Iván Duque y Gustavo Petro se tendrán que concentrar para desequilibrar la balanza en Bogotá. Los ciudadanos que no salieron a votar y los electores de Fajardo, Vargas Lleras y De la Calle son la clave.

Alexánder Marín Correa (jamarin@elespectador.com) / @alexmarin55
29 de mayo de 2018 - 10:00 p. m.
Los candidatos que disputarán la segunda vuelta trabajan por conquistar los ciudadnos que no salieron a votar y los que obtuvo de Sergio Fajardo, con el respaldo de Jorge Robledo y Antanas Móckus.  / Óscar Pérez
Los candidatos que disputarán la segunda vuelta trabajan por conquistar los ciudadnos que no salieron a votar y los que obtuvo de Sergio Fajardo, con el respaldo de Jorge Robledo y Antanas Móckus. / Óscar Pérez

Sin Sergio Fajardo (Coalición Colombia) en la carrera presidencial, a pesar de ser el ganador de la primera vuelta en Bogotá, los que votaron por él y los que no salieron a las urnas el pasado domingo convierten a la capital en una mina de votos para los candidatos Iván Duque (Centro Democrático) y Gustavo Petro (Colombia Humana), que se medirán en segunda vuelta por la Casa de Nariño. (LEA: Sergio Fajardo ganó en Bogotá, pero no en Medellín)

Según la Registraduría, la ciudad tiene un potencial de 5,7 millones de votantes, de los cuales 2,1 millones ya tienen clara su decisión entre los aspirantes que siguen en contienda. Es decir, si se suman los votos de quienes fueron “eliminados” en primera vuelta y los ciudadanos que no salieron a votar, hay 3,6 millones de electores huérfanos y por conquistar en tres semanas. Esta cifra, de forma indiscutible, desequilibrará la balanza a la hora de definir presidente. (LEA: Bogotá, clave en las presidenciales)

La primera tarea de las maquinarias se concentra en conquistar a los que votaron por Fajardo, que en Bogotá son una mezcla compleja, representada en la unión de la Alianza Verde y el Polo Democrático alrededor de su nombre para huir de los extremos. Este panorama hace casi imposible pronosticar a qué orilla se dirigirán. La lucha será reñida y la foto electoral sobre cómo votó Bogotá en primera vuelta así lo muestra.

El apoyo de las 20 localidades se distribuyó entre Sergio Fajardo (8), Gustavo Petro (9) e Iván Duque (3). El candidato de los verdes ganó en Kennedy, Fontibón, Engativá, Suba, Barrios Unidos, Teusaquillo, Antonio Nariño, Puente Aranda y el puesto de Corferias. En esta lista se encuentran las zonas de mayor potencial electoral. En las localidades donde no ganó (excepto Sumapaz) fue el segundo más votado.

Gustavo Petro, quien quedó segundo en Bogotá, demostró que la izquierda mantiene una gran fuerza en la capital. Como era de esperarse, ganó en localidades del centro y del sur de la ciudad, como Santa Fe, San Cristóbal, Usme, Tunjuelito, La Candelaria Rafael Uribe, Sumapaz, Ciudad Bolívar y Bosa, estas últimas son dos de las más grandes y allí dobló a su actual contendiente.

Finalmente, Duque ganó en tres localidades en las que tradicionalmente ha ganado el uribismo y donde le toma amplia ventaja a su contendor: Usaquén, Chapinero y Los Mártires. No obstante, en otras nueve zonas obtuvo la segunda votación. Incluso, en localidades como Suba, Teusaquillo y Barrios Unidos, a pesar de no haber ganado, le toma amplia ventaja a Petro.

Al hacer la radiografía de los resultados de la primera vuelta presidencial y compararlos con la primera vuelta de las elecciones de 2014 hay marcadas diferencias. Por ejemplo, en esta oportunidad no ganó el uribismo en la primera ronda, como lo venía haciendo desde 2002, cuando lo hizo dos veces con Álvaro Uribe, una con Juan Manuel Santos y la última con Óscar Iván Zuluaga (que perdió en segunda).

Y como dato particular, el pasado domingo el uribismo no sólo se ubicó en el tercer lugar tras el escrutinio final, sino que perdió localidades como Ciudad Bolívar, Suba y Fontibón, que, fuera de tener gran potencial electoral, han sido sus fortines.

Con Fajardo fuera de carrera, algunos podrían decir que el exalcalde Petro tendría cierta ventaja. Sin embargo, en las localidades más grandes, el candidato uribista tiene amplio respaldo, y al revisar las cifras, la ventaja en votos de Petro sobre Duque no es tan amplia: 110.000. Esto es un poco menos de los que obtuvo Germán Vargas Lleras (173.000 votos), que seguro se sumarán a las toldas uribistas, equilibrando la balanza. A partir de este punto, lo que se viene en Bogotá es una lucha a contrarreloj por cada voto, pues ambos candidatos saben que el camino a la Casa de Nariño pasa por la capital.

Por Alexánder Marín Correa (jamarin@elespectador.com) / @alexmarin55

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar