25 Aug 2020 - 11:38 p. m.

¿Cómo funcionarán los comercios de Bogotá en la nueva realidad?

El nuevo paquete de medidas incluye una franja horaria para los negocios que comercializan bienes no esenciales, así como espacios delimitados para los informales. Fenalco criticó esta decisión y dijo que, con esto “se podría terminar de enterrar el comercio bogotano”.
Diego Ojeda

Diego Ojeda

Periodista
Los comercios deberán esforzándose por implementar los protocolos de bioseguridad.
Los comercios deberán esforzándose por implementar los protocolos de bioseguridad.

La alcaldesa de Bogotá, Claudia López, se refirió en la noche del lunes a lo que denominó como “la nueva realidad”, es decir, un conjunto de medidas con el que se intentaría volver a la cotidianidad de las actividades productivas y de esparcimiento en la capital. Lo anunciado por la mandataria actualmente se encuentra en un proyecto de decreto

Dicho documento explica que en Bogotá se continúa con la medida de aislamiento preventivo desde las cero horas del primero de septiembre y hasta las cero horas del 30 de noviembre. Esto se traduce en que la gente todavía debe permanecer en sus hogares, pero con la diferencia de una nueva normativa que amplía el abanico de excepciones, mediante las cuales la economía sería reactivada y la gente podría disfrutar de actividades como asistir a la ciclovía, ir a un parque o comer en un restaurante.

Le puede interesar: En Bogotá, el 31% de los comercios formales ha cerrado definitivamente: Fenalco

Específicamente en comercio, el decreto divide esta actividad económica en tres rubros: comercio al por mayor, comercio al por menor y comercio electrónico. El primero tiene la posibilidad de funcionar de lunes a jueves de diez de la mañana a cinco de la mañana; el segundo, de miércoles a domingo, entre las cinco de la mañana y las nueve de la noche; y, el tercero, no tiene restricciones.

Hay que hacer una salvedad en cuanto al comercio al por menor, ya que dicha restricción aplica para los negocios que comercializan bienes no esenciales. Otros establecimientos, como los de venta de alimentos y fármacos no tienen restricciones y pueden seguir funcionando como lo venían haciendo.

También se puede presentar el caso de un comercio que vende artículos no esenciales al por menor, pero que también se mueve en plataformas de comercio electrónico. En ese escenario los propietarios podrían movilizarse a las bodegas o los locales, de lunes a miércoles, con el propósito de sacar la mercancía que necesiten comercializar. Esto no significa que puedan aprovechar para hacer atención al público de forma presencial. Para movilizarse, será necesario que porten la carta entregada por el Distrito en el que se autoriza la reactivación del establecimiento comercial.

Otros negocios que tienen la misma franja horaria son los restaurantes y demás establecimientos gastronómicos. Para estos la operación será realizada bajo el modelo de “A Cielo Abierto”, en el cual la atención en mesa se hace en espacios al aire libre y los comensales tienen que hacer una reservación previa (por teléfono o aplicación) antes de ingresar al establecimiento.

Más detalles sobre Bogotá A Cielo Abierto:

Los comerciantes informales también podrán trabajar. López manifestó que esta actividad económica hace parte de la realidad de la ciudad y no se puede impedir su realización. Sin embargo, en el proyecto de decreto quedó claro que estos tendrán un tratamiento y cuidado especial con cerramientos y aperturas de alternancia por días y horarios, según determine las Secretaria Distrital de Gobierno.

Los peros de Fenalco

La Federación Nacional de Comerciantes de Colombia (Fenalco, seccional Bogotá Cundinamarca) criticó las nuevas medidas anunciadas por Claudia López e incluso dijo de ellas que “podrían terminar de enterrar al comercio bogotano”.

“Si como comerciantes solo podemos abrir el 55 % del tiempo para atender a la mitad de los ciudadanos en esos días, estaríamos trabajando un 27,5 % y con esto tendríamos que responder por el 100 % de la carga que tiene el comercio formal que incluye arriendos, nóminas, impuestos y recargo dominical. Esto hace que sea inviable. Con esto vamos a terminar de enterrar al comercio”, dijo Juan Esteban Orrego, director de Fenalco Bogotá Cundinamarca.

Le sugerimos leer: Los peros de Fenalco al Plan Marshall de Claudia López

Sumado a lo anterior, la federación cree que la aplicación de esta medida podría generar un efecto contrario al que se busca, ya que con un tiempo más reducido para realizar compra, la concentración de personas podría incrementar y, con ello, la formación de aglomeraciones. “Desde ya advertimos la situación, pedimos se reevalúe y solicitamos al Concejo de la Ciudad que realice el control político antes de la expedición de este Decreto, ya que es una norma discriminatoria, propicia aglomeraciones y quiebra a los comercios”, detalló.

Fenalco propone que el comercio pueda abrir los siete días a la semana, pero de diez de la mañana a diez de la noche. “Estos son horarios que no son pico para el transporte público, además permitiría a los empresarios sobrevivir y sobre todo minimizará el riesgo de contagio”.

Nota del editor: Esta nota fue actualizada luego que se conocieran las modificaciones que se le hicieron al borrador del decreto para que se consolidara como proyecto de decreto. Principalmente se modificó la jornada en la que puede operar el comercio al por menor de bienes no esenciales, que antes estaba de jueves a domingo y sin restricción de horarios, y quedó de miércoles a domingo en los horarios que se mencionan en el presente artículo.

Comparte: