6 Aug 2021 - 12:31 a. m.

Contraloría evaluó las medidas de bioseguridad de 358 colegios en Bogotá

Tras una evaluación de las condiciones físicas de las instituciones, el ente de control determinó que el 94% de las instituciones diseñaron protocolos para la atención del COVID-19

La Contraloría de Bogotá dio a conocer el resultado de las visitas que hizo a 358 planteles educativos de la ciudad (90% de las instituciones), para verificar las condiciones en las que están trabajando los docentes y la forma en que se estaban llevando a cabo las clases para los estudiantes.

Durante la inspección, el ente de control encontró que el 95% de los planteles tiene definidos y debidamente señalizados los espacios con el aforo máximo permitido y cuenta, con la adecuada señalización sobre lavado de manos, distanciamiento físico, uso del tapabocas y necesidad de espacios ventilados.

De igual forma, informó que el 94% de los colegios visitados contaba con protocolos para la atención del COVID-19; el 92% está promoviendo la vacunación entre la comunidad educativa; el 84% tiene formulada e implementada una estrategia para la alternancia de los estudiantes y el 81% realizó adecuaciones físicas buscando cumplir con las medidas establecidas por el Ministerio de Salud respecto a las condiciones de bioseguridad para el uso de baños.

LEA: Concejo denuncia que policías en Bogotá son incentivados con planes turísticos

En cuanto a los salones, la Contraloría reveló que el 78% de los planteles realizó adecuaciones para asegurar el distanciamiento entre pupitres y cumplir con la adecuada ventilación en espacios cerrados y el 70% conformó grupos de seguimiento epidemiológico a los estudiantes a través de asignación o redes por curso.

“Es imprescindible brindarles a nuestros niños y jóvenes las condiciones para un retorno seguro, pues ello hace parte de la cadena de reactivación económica de la ciudad; resaltamos la inversión de recursos que ha hecho la Secretaría de Educación para disminuir el riesgo de contagios en los colegios”, dijo el contralor de Bogotá, Andrés Castro Franco.

Así mismo, resaltaron diferencias notorias en la adecuación de infraestructura educativa por localidades. Mientras en Usme y Engativá más del 90% de las instituciones han implementado estrategias para el retorno bioseguro, la tasa es mucho menos en San Cristóbal a un 82%, Kennedy al 69% y Ciudad Bolívar al 65%, donde se concentra el 53,4% de la infraestructura escolar de la ciudad.

Finalmente, se destacó que en la implementación de protocolos de bioseguridad se han invertido más de $62 mil millones, por lo que el contralor Carlos Franco invitó a la comunidad educativa a estar vigilante frente al respeto de los protocolos de bioseguridad y el uso adecuado de los elementos de protección personal. “La Contraloría de Bogotá estará presta a evaluar las inversiones hechas en la adecuación de la infraestructura educativa para el cumplimiento de los protocolos de bioseguridad en los colegios oficiales de la ciudad”, concluyó.

Comparte: