12 Aug 2021 - 8:50 p. m.

De 17.000 capturados este año en Bogotá, casi el 80 % está en libertad

La misma proporción de lo que viene ocurriendo con los delincuentes locales, se viene repitiendo con los ciudadanos extranjeros. Pese a que en 2021 han capturado a 2.470, la mayoría están en libertad. ¿El cuello de botella? la falta de documentación, que dificulta su judicialización.
De los 2.470 extranjeros detenidos, a 500 les impusieron alguna medida intramural, pero durante el proceso han ido recobrando la libertad.
De los 2.470 extranjeros detenidos, a 500 les impusieron alguna medida intramural, pero durante el proceso han ido recobrando la libertad.

La creciente ola de inseguridad que vive Bogotá por estos días, de nuevo pone en la mira de los ciudadanos la eficacia de la estrategia para enfrentar el delito. Y especialmente en la tarea de capturar, judicializar y mantener en prisión a los responsables de diferentes hechos criminales. La coyuntura revive un viejo reclamo entre las propias autoridades: pese al esfuerzo por capturar, la gran mayoría vuelve rápidamente a las calles.

Lea: Sobre seguridad, vacunación, educación y más noticias de Bogotá.

Y esto lo confirman las cifras de la Secretaría de Seguridad. En lo corrido del 2021, las autoridades han capturado a 17.000 personas señaladas por diferentes delitos, de los cuales, casi 14.000 recuperaron rápidamente su libertad, por decisión de jueces y fiscales, lo que indica que 8 de cada 10 vuelven a las calles.

En medio de este reclamo, que puede encontrar explicación en errores de procedimiento, falta de pruebas, vulneración de los derechos de los detenidos o sencillamente porque los delitos (a criterio de los jueces) no ameritan una medida de aseguramiento en el hacinado sistema carcelario, surge una preocupación mayor: las dificultades para judicializar a ciudadanos extranjeros, que vienen aumentando su participación en violentos actos delincuenciales en Bogotá, como ocurrió el pasado miércoles, cuando fue asesinado el patrullero Humberto Sabogal.

Aunque el secretario destaca que la criminalidad no tiene nacionalidad, resalta que diferentes organizaciones criminales han estado reclutando personas inmigrantes para cometer diversos crímenes. Por su parte, el general Eliécer Camacho, comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, señala que de los casi 17.000 detenidos este año, 2.470 son extranjeros, es decir, tres de cada 20 capturados.

Le puede interesar: Con comandos operativos de seguridad ciudadana combatirán la inseguridad en Bogotá.

Sin embargo, hay más dificultades para procesar a estos últimos, que a los delincuentes locales. De los 2.470 extranjeros detenidos, a 500 inicialmente les impusieron alguna medida intramural, pero durante el proceso han ido recobrando la libertad. Según explicó el Secretario de Seguridad, esto obedece, por un lado, a que muchos fueron capturados por delitos menores, y por el otro (y quizá lo más complejo) que al ser la mayoría indocumentados, esto complica el proceso de identificación de los responsables, repercutiendo en el proceso de captura y judicialización.

“Estamos trabajando con la Fiscalía para que los casos que estamos llevando a los jueces sean efectivos. Queremos que las medidas que se tomen sean coherentes. Independientemente de la nacionalidad, lo que nos importa es que las medidas de justicia sean efectivas”, mencionó el secretario Fernández.

En el consejo de seguridad que se realizó durante este jueves en la capital, el ministro de Defensa, Diego Molano, informó que desde este fin de semana se instalarán comandos situacionales en las localidades en donde más se registran delitos, a su vez, destacó que la Policía de Bogotá trabajará con Migración Colombia para realizar operativos de control y verificación de personas extranjeras. No obstante, el ministro de Defensa, puntualizó que sin importar la nacionalidad de los delincuentes, se trabajará de manera exhaustiva para dar con la captura y judicialización de quienes cometan delitos.

Lea también: La semana más difícil para la nueva Secretaría de Seguridad.

“La inseguridad es un fenómeno nacional, de la cual Bogotá no es ajena. Estamos incrementando el pie de fuerza y la labor de la Policía judicial para combatirla. Lamentablemente se evidencia que ciudadanos extranjeros, particularmente venezolanos, están participando de estos hechos de inseguridad en Bogotá. La persona capturada por la muerte del patrullero Humberto Sabogal es de nacionalidad venezolana. Estamos ofreciendo una recompensa por los demás que participaron” concluyó el secretario Fernández de Soto.

Comparte: