Publicidad
4 Jun 2022 - 3:00 p. m.

El riesgo de ser taxista en Bogotá: su seguridad, una materia pendiente

Los constantes atracos y múltiples casos de asesinato a taxistas, son algunos de los motivos por los que los conductores de este gremio en Bogotá afirman que no se sienten seguros al momento subirse a sus vehículos y salir a trabajar.
Inseguridad para los taxistas.
Inseguridad para los taxistas.
Foto: Captura de pantalla

La inseguridad que vive la capital tiene cansados a los taxistas. Los constantes robos, asesinatos y extorsiones por los delincuentes puso en jaque a este gremio, que le pide al Distrito orden y brindarles garantías para cumplir con su trabajo.

Y es que no es para menos la molestia, especialmente cuando se conocen noticias como las del pasado 26 de marzo, donde un conductor fue asesinado luego de aceptar un servicio por medio de una aplicación, en el barrio Juan Pablo II, ubicado en la localidad de Ciudad Bolívar.

O aquella que ocurrió tan solo un mes después, en la misma localidad, pero esta vez en el barrio Bella Flor, cuando delincuentes, que se hicieron pasar por pasajeros, obligaron al conductor a alejarse hasta una zona rural y para robarle el producido del día, le dispararon.

Le puede interesar: Estos son los proyectos que se impulsarían en la nueva Región Metropolitana.

Ciudad Bolívar no es el único punto donde se presentan estos hechos, pues son varios los sectores que, tradicionalmente, han sido identificados por los conductores como puntos críticos. El pasado 13 de mayo se conoció otro asesinato de un taxista, que se encontraba en el barrio Santa Fe, en el centro de Bogotá. En este caso, las autoridades lograron identificar que varios hombres le dispararon en repetidas ocasiones con un arma de fuego, modificada con silenciador.

Según las cifras de la Secretaria de Seguridad, en lo que va de este año, se han registrado 297 homicidios en la capital. Ciudad Bolívar (52), Kennedy (39), Bosa (26) y Rafael Uribe Uribe (26) son las localidades donde más se presentó este delito. Además, el 38% de los casos se presentaron en horas de la noche, horario donde gran parte de los conductores sale a trabajar.

Estos hechos de inseguridad ha provocado la protesta del gremio de taxis, como el pasado 25 de mayo, cuando realizaron un “Plan tortuga”. La manifestación se dio con el objetivo de reclamar mejores garantías, pues aseguran que, además de los homicidios, diariamente tienen que enfrentar otros problemas como las bandas criminales.

“La situación es crítica. No solo por el tema de muertes, sino por el constante asedio por de las bandas criminales contra nosotros, atracos constantes, daños a bien público, nos apuñalan, nos matan y son muchos más los casos que los hemos remitido a las autoridades pertinentes”, dijo Giovanny Salazar, líder del gremio el día de la protesta.

Lea también: ¿En qué va el proyecto de renovación del estadio El Campín, en Bogotá?.

Trabajo con el Distrito

Son múltiples las mesas de trabajo y reuniones que este gremio ha tenido con la Alcaldía. En la última, que se llevó a cabo a finales del mes pasado, se establecieron nuevos acuerdos, para brindarles seguridad a los conductores de taxi.

Como tema principal se habló de intervenciones en puntos críticos, que han sido identificados por los mismos transportadores, como sitios “calientes” en temas de atracos y homicidios. Además, de fortalecer los frentes de seguridad y cuidado.

“Estamos trabajando con la Policía, con la Secretaría de Movilidad, con la Secretaría de Gobierno, toda la Administración, uniendo esfuerzos para garantizar mejores condiciones de seguridad, para poder prevenir situaciones de riesgo y para que cuando se presenten situaciones que ameritan la intervención de la Policía podamos actuar con más efectividad y eficacia”, dijo el secretario de seguridad, Aníbal Fernández.

Entre los acuerdos, se estableció que una vez al mes se realizará una reunión de seguimiento entre el secretario de Seguridad, el comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, conductores, propietarios y empresarios. Además de la implementación de redes de ciudad, frentes de seguridad y un botón de pánico, que brinde mayor seguridad a conductores y pasajeros.

¿Qué dicen los gremios de taxistas sobre los acuerdos?

Voceros del gremio de conductores celebraron las medidas y esperan con optimismo que se logren llevar a cabo las ideas propuestas. Aseguraron que están comprometidos con la seguridad de Bogotá. Sin embargo, expresaron que aún hay puntos importantes que no quedaron claros o que no se trataron en esta mesa de diálogo.

Uno de ellos es la implementación del botón de pánico, pues según indicó Hugo Ospina, vocero de los taxistas, no se establecieron aspectos clave como quién va a proveer el mecanismo, los costos que tendrá y quienes serán los encargados de pagar. Incluso, Ospina puso en duda la efectividad del botón de pánico, pues para él “este sistema hay que mirar como se coloca, porque en algunas ciudades el remedio ha sido peor que la enfermedad. El delincuente ha cambiado su modus operandi. Resulta que el atracador va con un vehículo siguiendo al taxi y cuando se activaba el botón, los que estaban pendientes dan aviso y le pegan el tiro al conductor”.

Lea: Bogotá se consolida como el bastión del petrismo en el país.

Además, el vocero aseguró que una de las grandes preocupaciones, que no se trataron en la mesa con el Distrito, fue el derecho laboral. Señala que no se están realizando los debidos controles a los vehículos particulares que ofrecen servicios de transporte y recordó que, aunque el Estado declaró legales a las aplicaciones, la ley no contempla que los particulares puedan ejercer un servicio público.

“Ellos se creen con el derecho de trabajar, pero yo les presenté el fallo de la Corte Constitucional del 2018, donde le dijo a todos los conductores de Uber que no tenían derecho al trabajo y, así como tenían unos derechos, también tenían unos deberes de respetar las normas de tránsito y transporte”, indicó Ospina, haciendo referencia a la ilegalidad de los servicios que se prestan en los carros particulares.

Por último, el gremio considera que lo más urgente, y donde se debe actuar con mayor prontitud para mejorar la seguridad de los conductores, es la intervención de la policía en los puntos críticos, donde se registra mayor número de atracos. “En estos puntos hay delincuentes que cogieron a todos los taxistas como cajeros automáticos”, concluyó Ospina.

Para conocer más noticias de la capital y Cundinamarca, visite la sección Bogotá, de El Espectador.

Síguenos en Google Noticias