5 Sep 2021 - 4:09 p. m.

Encuentran el cuerpo de un hombre con camuflado a las orillas del río Fucha

Se presume que el cadáver sería el del soldado desaparecido Javier Steven Sánchez Beltrán. Se espera que en las próximas horas se conozcan los resultados del análisis de Medicina Legal.
EL cuerpo es analizado en este momento por Medicina Legal.
EL cuerpo es analizado en este momento por Medicina Legal.

En las últimas horas fue encontrado el cuerpo de un hombre vestido con camuflado en las orillas del río Fucha, más exactamente en la calle 11 sur con carrera 16 este. Según lo informado, el cadáver se encuentra en un desarrollado estado de descomposición, razón por la cual no se pudo establecer su identificación mediante huellas dactilares.

Se presume que el cuerpo sería el de Javier Steven Sánchez Beltrán, soldado desaparecido desde el pasado 17 de agosto en las instalaciones de la Escuela Militar de Logística (justo donde se encontró el cuerpo), en el barrio Gran Colombia, en la localidad de San Cristóbal.

Lea también: Incertidumbre por desaparición de soldado en Escuela Militar del sur de Bogotá

Luego de 20 días desde su desaparición, hay que recordar que en un principio las directivas de la escuela manejaban la hipótesis de una deserción, pero pasado el tiempo se estableció que, efectivamente, no se conocía el paradero del joven soldado.

En entrevista con El Espectador, la madre de Javier Steven, Angie Carolina Beltrán, aseguró que prefiere esperar el dictamen de Medicina Legal para hacer declaraciones sobre el hallazgo del cuerpo. No obstante, dice que si se llega a confirmar que la identidad del mismo corresponde a la de su hijo, hará lo posible para que se esclarezcan los hechos, pues considera que a Sáchez lo mataron dentro de las instalaciones.

“Me dijeron que toca esperar 18 horas más o menos para que confirmen. Si llega a ser mi hijo quiero que se sepa toda la corrupción que hay en ese batallón”, dice.

En diálogos anteriores entre este medio y la familia del joven se han conocido detalles, como la mención de “castigos” en su contra momentos antes de su desaparición, así como peleas con uno de sus compañeros por diferencias personales.

“Él estaba muy contento en el Ejército, en seis meses terminaba la carrera y me decía que quería ser suboficial entonces no había motivo para que se quisiera ir de manera voluntaria, además si se hubiera ido él no tiene para dónde coger si no es para la casa, sus pocos amigos son de acá mismo de este barrio. Lo único malo que pasó fue hace unas semanas cuando él se peleó con un compañero que se la tenía al rojo. Ahí ambos se golpearon, pero desde entonces no supe más de ese tema”, contó Angie Beltrán.

Aunque todo parece apuntar a que el cuerpo encontrado es del del joven soldado, su familia prefiere mantener la esperanza y esperar el dictamen de Medicina Legal.

Comparte: