30 Nov 2021 - 1:11 p. m.

Funcionario del Inpec habría sido torturado por policías en Bogotá

Los hechos, denunció la víctima, ocurrieron en la localidad de Kennedy a manos de tres uniformados durante un procedimiento de rutina.
Juan Ricaurte, quien lleva 23 años en el Inpec, dice que duró cerca de 15 horas retenido por la Policía.
Juan Ricaurte, quien lleva 23 años en el Inpec, dice que duró cerca de 15 horas retenido por la Policía.
Foto: Captura de pantalla

“Esto es para que no se le olvide que las calles las manejamos nosotros”, habrían sido las palabras que utilizaron tres hombres de la policía, adscritos al CAI Timiza de la estación de Kennedy, en medio de una presunta golpiza y tortura de la que fue víctima Juan Ricaurte, un funcionario del Inpec de 42 años.

Los hechos, según relató la víctima, ocurrieron el pasado 24 de septiembre pasada la 1:00 a.m. cuando él se encontraba en el supermercado de su suegro, junto con algunos allegados, en el barrio El Palenque (Kennedy). Según se evidencia en cámaras de seguridad, hasta el local comercial llegaron dos uniformados en motocicleta para adelantar un procedimiento de rutina.

>LEA: Denuncian ante la Fiscalía recusaciones que aplazaron debate del POT en Bogotá

En el video quedó captado cuando los uniformados empiezan a requisar a estas personas, entre ellos Juan Ricaurte, pero la situación se salió de control cuando, al parecer, uno de los patrulleros ingresó al local, abrió los cajones y sacó un arma traumática, que es propiedad del funcionario y la cual contaría con todos los permisos correspondientes.

“Le dije que me la entregara, él dijo que no, cuando le expresé que había cámaras de seguridad, uno de estos uniformados me tomó por el cuello, me tiró al piso, me asfixió. En todas estas acciones se perdieron $650.000, mi reloj y la pistola ya mencionada. Después me esposaron y me trasladaron a otro sector, nuevamente me golpean, uno de los uniformados (ya eran tres) coloca sus rodillas en mi cabeza y después me llevan en una patrulla a la URI de Kennedy”, señaló la víctima.

Le puede interesar: La muerte que agrava la crisis con los emberas en el Parque Nacional

Sus declaraciones indican que, ya en la Unidad de Reacción Inmediata, los policías lo habrían esposado en una escalera, allí le exigieron la clave del celular, no le permitieron el uso del baño e incluso utilizaron la expresión “lo vamos a embalar”, esto en medio de más golpes.

“Estos hechos deben ser investigados y los responsables, varios identificados por la víctima, deben asumir las consecuencias. Necesitamos construir una policía que inspire confianza, que cuide la vida y respete los derechos humanos. Exigimos justicia para Juan de Jesús”, señaló el concejal Diego Cancino, quien dio a conocer esta denuncia.

Hasta ahora la Policía no se ha pronunciado al respecto, pero la víctima ya instauró las denuncias respectivas y además tiene identificados a los tres policías que, dice, lo golpearon y robaron en medio de un nuevo hecho de abuso de autoridad.

Recibe alertas desde Google News