16 Mar 2021 - 4:10 a. m.

Hace un año, la mayoría de los bares de Bogotá cerraron sus puertas

El domingo 15 de marzo de 2020, los dueños de bares y discotecas de la ciudad tuvieron que cerrar sus negocios debido a la llegada del COVID-19. Hoy, un año después, buscan continuar con la reactivación de sus negocios y readaptarse para garantizar el cumplimiento de todos los protocolos de bioseguridad.

Este lunes se cumplió un año desde que la mayoría de bares de Bogotá tuvieron que cerrar sus puertas debido a la emergencia sanitaria por el COVID-19. En aquel momento se pensaba que sería algo temporal, pero terminó generando una inactividad y crisis de más de 7 meses.

Esto generó una fuerte crisis económica en los dueños de estos establecimientos ya que, a pesar de que con el tiempo la reactivación inició en la capital, por sus dinámicas de interacción social, la reapertura de sus establecimientos ha sido compleja.

Si se habla de cifras, cerca de 8.500 establecimientos (el 23,4 % del sector) tuvieron que cerrar definitivamente por culpa de la pandemia. Entre tanto, cerca de 120.000 personas (DJ, bartenders, meseros, logísticos, community managers, administrativos, entre muchos otros) tuvieron que parar su actividad económica, lo que generó grandes dificultades en temas como cánones de arrendamiento, servicios públicos, obligaciones laborales y tributarias.

Le puede interesar: El dilema para reabrir los bares en Bogotá

Fue hasta el Decreto 1168 del 25 de agosto de 2020, con el que el Gobierno Nacional habilitó la apertura de establecimientos con expendio y consumo de bebidas embriagantes dentro del sitio, en el marco de las pruebas piloto, y la expedición de la resolución 1569 del 7 de septiembre de 2020, que determinó los protocolos de bioseguridad para el sector, que se dio la reapertura paulatina para restaurantes y gastrobares del país.

En Bogotá el proceso se dio también, y poco a poco los dueños de estos establecimientos volvieron a abrir sus puertas. Sin embargo, a finales de febrero, las aguas se volvieron a poner turbias, debido a que el Distrito restringió el funcionamiento de los gastrobares debido a que muchos estaban funcionando más como bares que como restaurantes.

Esto generó una oleada de protestas y reclamos por parte de los dueños de estos establecimientos, debido a que justos pagaron por pecadores. No obstante, días después de la prohibición, la Secretaría de Gobierno llegó a un acuerdo con los afectados, acordando que el Distrito les daría descuentos en el impuesto del ICA, así como ofrecería apoyos al pago de nóminas, mientras que se trabaja en un proyecto conjunto para comenzar el piloto de los bares.

Lea: Distrito llega a un acuerdo con los dueños de gastrobares

Hoy, a un año de la pandemia y seis meses desde la autorización del Gobierno Nacional para reactivar en planes piloto, Asobares resaltó la importancia de que en Bogotá se continúe en el camino del diálogo con diferentes actores en pro de la implementación de las pruebas piloto para bares y gastrobares.

“Hacemos un fraternal llamado a la Sra. Alcaldesa Claudia López y a los demás alcaldes del país que aún no lo han hecho, para que soliciten a MinInterior, la autorización a fin de permitir el funcionamiento de estos establecimientos de comercio; vemos cómo un ejemplo el programa de Bogotá a Cielo abierto, el cual amerita se replique en otras ciudades y municipios de Colombia”, destacaron en un comunicado.

Por ahora, los dueños de estos establecimientos manifiestan que continuarán en las labores que permitan el diseño y formulación de las pruebas piloto para discotecas, para que pronto puedan hacer parte de la reactivación económica de la capital, garantizando que sea de manera segura y gradual.

Comparte:
X