Publicidad
7 Oct 2021 - 11:26 p. m.

Indígenas le dicen al Distrito que no van a negociar a las espaldas de su pueblo

En la tarde de este jueves, líderes de los indígenas que permanecen en el Parque Nacional solicitaron un diálogo abierto con el Distrito. Parte de sus peticiones es una vivienda digna.
Auguran que una considerable parte de su población son mujeres embarazadas, niños y adultos mayores.
Auguran que una considerable parte de su población son mujeres embarazadas, niños y adultos mayores.

Cerca de 1.400 indígenas, de 13 diferentes comunidades, permanecen en el Parque Nacional tras varios días de haberse declarado en minga. Buscan un diálogo con el Distrito, cuyo resultado les permita tener garantías para satisfacer sus necesidades más básicas, pues muchos perdieron sus casas y fuente de sustento producto del desplazamiento.

Leonibal Campo, uno de los líderes que permanecen en el lugar, detalla que muchas de las familias que han llegado son las mismas que estuvieron el año pasado en el Parque Tercer Milenio, cuando recibieron una ayuda económica que les permitió arrendar apartamentos en Ciudad Bolívar. Relata que esos recursos se les agotaron, y que lo poco que hacen con la comercialización de artesanías ha sido insuficiente para cumplir con sus obligaciones.

“Nos salimos porque estamos en deuda con los dueños de los apartamentos. Ellos se quedaron con todo, con nuestras lonas y hasta nuestros documentos. Nos venimos al Parque nacional para no ganarnos un problema con ellos”, asegura.

Le puede interesar: Las demandas de los indígenas asentados en el Parque Nacional

Este jueves, las comunidades indígenas que permanecen en el icónico parque de la ciudad manifestaron al Concejo de Bogotá, mediante una carta, el temor de ser desalojados mediante la intervención del Esmad. Temor que, aseguran, fue infundado por el secretario de Gobierno, Luis Ernesto Gómez, con unas declaraciones dadas a medios de comunicación.

Los indígenas pidieron a los concejales un acompañamiento para “evitar que nuevamente las mujeres embarazadas terminen como terminó una madre, de las 90, quien fue hospitalizada al presentar síntomas de aborto debido a la intromisión del Esmad el 29 de septiembre”, se lee en la misiva.

Este medio consultó a la Secretaría de Gobierno al respecto y conoció que se está haciendo una audiencia y que en el lugar no hay presencia del Esmad, tal y como lo confirmó Campo en su entrevista con El Espectador.

Lea también: Indígenas Embera se asentaron en campamentos en el Parque Nacional de Bogotá

No obstante, líderes indígenas continúan pidiendo una reunión con el Distrito. En sus redes sociales, el concejal Diego Cancino (Alianza Verde), difundió un video en el que se ve a alguno de estos hablando con un delegado de la administración de Claudia López quien, al parecer, les estaba ofreciendo un diálogo con parte de los representantes de las comunidades agrupadas en el Parque Nacional.

Dicha proposición no fue aceptada, pues los voceros de los indígenas aseguraron que tal diálogo se tiene que dar con toda la comunidad, y no con unos pocos.

“Esto es una expresión colectiva. Aquí no somos líderes que negociamos a espaldas de los pueblos”, dijeron.

Campo asegura que van a resistir en el lugar, y que se niegan a irse al Parque La Florida, pues les disgusta la cantidad de mosquitos, la inseguridad y lo retirado que queda del centro de la capital donde, añade, están las fundaciones que les proveen de alimentos, así como los lugares en los que las mujeres pueden comercializar sus artesanías.

De igual forma, aprovechó para pedir la solidaridad de las personas. Que quienes puedan se acerquen y les lleven comida, ropa y pañales etapa 0, 1 y 2.

Redacción Bogotá

Por Redacción Bogotá

Todas las noticias de Bogotá están aquí. El Espectador, el valor de la información.@bogotaEEbogota@elespectador.com
Síguenos en Google Noticias