9 Nov 2021 - 1:40 p. m.

Las condiciones son peores en una URI que en una cárcel: Defensoría del Pueblo

Una inspección adelantada por la Defensoría del Pueblo en Bogotá determinó que hay lugares en los que el hacinamiento supera el 1.000 %. Se pide a la administración de Claudia López que se apersone del caso.
La población privada de la libertad no goza de garantía de derechos en estos espacios.
La población privada de la libertad no goza de garantía de derechos en estos espacios.

Hacia la medianoche del pasado lunes, el defensor del pueblo, Carlos Camargo, visitó varias de las Unidades de Reacción Inmediata (URI) de Bogotá, con el fin de conocer la situación en la que se encuentran las personas que permanecen privadas de la libertad.

Lo que encontró no es diferente a lo que en distintas ocasiones se ha denunciado en la capital: que en las URI se presentan altos índices de hacinamiento, y que condiciones mínimas, como las relacionadas al aseo y alimentación, no siempre son de calidad.

Lea también: Policías imputados por casos durante protestas en Bogotá fueron felicitados

Según el defensor del pueblo, “las personas privadas de la libertad que están en centros transitorios de detección de Bogotá están en peores condiciones que quienes se encuentran en cárceles. La vulneración de derechos es evidente”.

Parte de sus denuncias se centran en que en estos lugares los detenidos deben permanecer máximo 36 horas, pero se han encontrado casos en los que llegan hasta los dos años.

Le puede interesar: Caso de intolerancia terminó en brutal agresión por parte de conductor del Sitp

“No se dan las condiciones mínimas para que habite una persona. Se evidencian fallas en la prestación de los servicios de salud y alimentación, entre otras”, añade.

En cuanto a las condiciones de hacinamiento, detalló que en la estación de Policía de Kennedy se encontró un 1.016 %, mientras que en la de Puente Aranda se llega a un 776 % y  en la de Engativá a un 442 %. Hay que tener en cuenta que, en promedio, una URI puede llegar a albergar hasta unas 30 personas.

El defensor del pueblo aprovechó para hacer un llamado a la administración de Claudia López para que se apersone de la situación que viven hoy estos detenidos en la capital. Le recuerda que estos centros deben ser transitorios y que se debe avanzar en medidas que permitan la descongestión de estos lugares.

Sin embargo, esta no es la primera vez que se hace un llamado como estos. En las URI, los privados de la libertad no gozan de garantías de derechos.

Comparte: