Publicidad
15 Feb 2022 - 2:00 a. m.

Las pistas detrás del asesinato de Natalia Castillo

Por ahora hay dos procesados señalados de matar a la periodista. La investigación los involucra con una red dedicada al hurto en el sector de Galerías.
Cindy Natalia Castillo
Cindy Natalia Castillo
Foto: Cortesía

Un arma traumática modificada, una banda organizada y dedicada a delinquir en el sector de Galerías, y evidencias que respaldarían la captura de dos de sus integrantes son parte de las pistas recaudadas en la investigación por el asesinato de la periodista Natalia Castillo, registrado el pasado 24 de diciembre en medio de un atraco. Los detalles se conocieron durante la audiencia de control de garantías contra los sospechosos, que comenzó el fin de semana y continuó el lunes con discusión alrededor de la solicitud de medida de aseguramiento, cuya decisión se conocerá este martes.

El detalle que más sorprendió fue el del arma traumática modificada, con la cual segaron la vida de Castillo, asesora de comunicaciones de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc) en Colombia. Los detenidos fueron identificados como Javier Enrique Ramírez Gómez y Ángel Rolando Colina Lugo, ciudadanos extranjeros, quienes supuestamente serían parte de una organización delictiva dedicada a robar celulares y bicicletas en el centro y norte de Bogotá. En contra de ellos hay evidencias de haber sido los que retiraron el dinero después del crimen. De ser cierto, este hecho agravaría la conducta de los señalados.

LEA: Caso Natalia Castillo: este martes definen si sospechosos irán a prisión

La solicitud de detención intramural, que hizo la Fiscalía, fue respaldada por el Ministerio Público, que resaltó que “frente al material probatorio se puede evidenciar que han hecho (los imputados) de esta conducta (el robo) su profesión. Además, han sido reconocidos por esta actuación y nada garantiza que dejen de tener conexión con la actividad criminal”.

Por su parte, Ana Lucía Alvarado, abogada de Javier Ramírez, indicó que “si bien se demostró que mi defendido arribó a realizar un retiro, él desconocía la procedencia del dinero, por lo que no hay prueba de que él participó en la conducta (robo)”. Para la defensa de Ángel Colina, la solicitud no debería ser aprobada, debido a que “la investigación no habría sido tan precisa como se esperaría”. Ante las solicitudes de los abogados defensores, la audiencia fue suspendida y programada para este martes 15 de febrero a las 2:00 p.m., donde se conocería la decisión del juez de control de garantías.

Le puede interesar: Familiares de Natalia Castillo piden pena ejemplar para los culpables

La detención de Javier y Ángel se dio este sábado 12 de febrero en el centro de la capital. En la audiencia, en la que les imputaron cargos por los delitos de homicidio agravado y hurto calificado, el fiscal Daniel Gómez relató que durante el robo amenazaron a Castillo con un arma de fuego traumática y modificada y que, como ella no soltó su bolso, le dispararon.

Las pruebas recolectadas permitieron identificar que los supuestos asesinos, tras acabar con la vida de Castillo, sacaron dinero de las cuentas desde las aplicaciones de los celulares que le habían hurtado a la periodista y a sus dos amigos. “Accedieron a esa plataforma y empezaron a hacer transferencias, una de $3 millones y otra de $5’500.000”, agregó el fiscal.

Este lunes, familiares de la comunicadora ofrecieron una rueda de prensa y aprovecharon para pedir justicia, no sin antes agradecerles a las autoridades por el trabajo y la investigación. “Hemos recorrido en el último mes y medio un duro camino lleno de obstáculos. Ningún ser humano está preparado para enfrentarse a un duelo como este. De manera sorpresiva nos arrebataron la vida de Natalia. Queremos justicia”, dijo María Preciado, madre de la joven.

Por ahora, tras la audiencia y pese a haberse declarado inocentes, los investigados quedaron vinculados al proceso penal por la muerte de Castillo, el cual, debido a la gravedad del delito, salvo que el juez decida lo contrario, no tendrían otro camino que esperar su juicio en prisión.

Síguenos en Google Noticias