19 Nov 2021 - 6:22 p. m.

Mujer habría sido asesinada por su hijo en el sur de Bogotá

El presunto agresor, un joven de 16 años, fue aprehendido minutos después de que al parecer le propinara una puñalada a su mamá.
A la mujer le propinaron una herida con arma blanca en el abdomen. / Archivo
A la mujer le propinaron una herida con arma blanca en el abdomen. / Archivo

Un menor de edad bajo la protección de las autoridades, señalado del delito de homicidio, y una mujer de 38 años muerta, fue el saldo que dejó un hecho de intolerancia que se presentó en la localidad de Usme, más específicamente en el sector conocido como Usme Pueblo, en donde mamá e hijo se vieron inmersos en una discusión.

Según las primeras versiones de las autoridades de la jurisdicción del sur de la capital, todo ocurrió este miércoles 17 de noviembre cuando una mujer identificada como Ginna Paola Morales discutió con su hijo menor de edad porque, presuntamente, este habría estado consumiendo sustancias alucinógenas.

En medio de la pelea, el joven de 16 años tomó un arma blanca y atacó a su progenitora a la altura del abdomen, lo que ocasionó una herida contundente que le costó la vida a la mujer. En medio de la escena de muerte, la víctima fue atendida por una de sus hermanas, con quien vivía, y por varios vecinos que se percataron de lo sucedido luego de que el agresor saliera corriendo y lamentando lo sucedido.

>LEA: Cuatro ataques con ácido en 15 días ¿qué está pasando en Bogotá?

Al lugar de los hechos llegó una patrulla de la Policía en la que trasladaron a Morales hasta el hospital de Meissen, sitio a donde llegó pasada las 4 p.m. del miércoles, pero unas tres horas más tarde se confirmó su muerte debido a la contundencia del ataque.

La reacción de las autoridades que atendieron la diligencia permitió dar con la captura del menor de edad señalado de la agresión, quien está siendo procesado por el delito de homicidio agravado. Hoy la Policía Judicial investiga si estos hechos de violencia intrafamiliar habrían sido recurrentes y trata de establecer si el agresor estaba bajo los efectos de alucinógenos al momento de la discusión.

Comparte: