26 Dec 2020 - 8:59 p. m.

Murió joven de 16 años que recibió un disparo en persecución policial de El Codito, Usaquén

Se trata de Alejandro Morales, que quedó en estado crítico tras recibir la bala en su cráneo en la noche del 18 de diciembre, cuando un operativo de tránsito contra el transporte informal en la localidad, terminó en disturbios, Los hechos dejaron a otras cinco personas heridas, cuatro de ellas policías.
Al parecer, el hospital Simón Bolívar fue acordonado.
Al parecer, el hospital Simón Bolívar fue acordonado.

Entre la vida y la muerte estaba Alejandro Morales, un joven de 16 años que recibió un disparo en su cabeza durante el operativo de tránsito que terminó en un enfrentamiento entre la Policía y transportadores ilegales el pasado 18 de diciembre, en el barrio El Codito, localidad de Usaquén. Hoy, ocho días después del impacto, falleció.

>>>Lea: Balacera en El Codito, Usaquén, norte de Bogotá

Aunque los hechos siguen siendo materia de investigación, las primeras versiones proporcionadas por testigos de la caótica noche, indican que, al parecer, fue un uniformado de la Policía el que le disparó al menor en medio de la violenta persecución.

La muerte del menor ha causado indignación entre la ciudadanía, que convocó una velatón en el CAI de El Codito a las 6:00 de la tarde de este sábado para rendir homenaje a su memoria.

Quien también expresó su conmoción del caso fue el concejal Diego Cancino (Alianza Verde), quien confirmó la muerte de Morales en sus redes sociales y en su momento se encargó de recrear lo ocurrido con la voz de los testigos de la zona.

Quien también lamentó los hechos fue Lina García, edilesa de la localidad de Usaquén (Alianza Verde), quien catalogó los hechos como un evidente caso de abuso de autoridad.

Los hechos:

Según las declaraciones del comandante de la Policía de Bogotá, Óscar Gómez, todo empezó debido a un procedimiento policial. “Unos policías estaban haciendo controles a los transportes ilegales, en uno de esos, es requerido un conductor y este agrede inicialmente a una Policía y huye. Hay una persecución y se intercepta el vehículo en la parte alta y esta persona lanza el vehículo contra los uniformados”, dijo el comandante. Fue en esa acción en la que terminaron lesionados los cuatro policías.

El supuesto operativo de tránsito contra el transporte informal de la localidad de Usaquén terminó en caos. En resumen, el procedimiento terminó en una fuga, una persecución, atropellados, disparos y disturbios. El saldo final: seis personas heridas, entre ellas Alejandro, otro civil que también recibió un impacto por arma de fuego, y cuatro policías.

A Alejandro y al otro ciudadano los trasladaron al hospital Simón Bolívar y desde ese momento, el mismo comandante de la Policía Óscar Gómez, confirmó el estado crítico del menor.

La indignación que causó la situación entre la población del barrio terminó en disturbios, razón por la cual, al sitio enviaron agentes del Escuadrón Antidisturbios.

La otra parte de la historia la complementó el concejal Cancino (Alianza Verde), quien luego de reunir testimonios contó que, efectivamente, a las 6:30 p.m., una gente que transporta a los habitantes de manera ilegal fueron detenidos y parece que les iban a inmovilizar el carro.

“Dicen algunos testimonios es que trataron de escapar y en esta huida atropellaron a un uniformado, pero los familiares niegan esa versión. Lo cierto es que en medio de la persecución, los policías empezaron a disparar. En este momento hay dos heridos, entre ellos un joven de 16 años, con una herida en el cráneo y quien está en coma inducido”.

Asimismo, el cabildante opinó: “Esto es un nuevo caso de abuso y criminalidad policial. Las ilegalidades hay que sancionarlas y judicializarlas. Pero acá hay dos cosas: queda en evidencia es que se debe regularizar esta actividad, de gente que necesita trabajar, y lo segundo es que ninguna ilegalidad justifica este nivel de violencia, esta reacción tan infame como la de la Policía”, indicó Cancino .

La Policía y la ciudadanía pidieron a la Fiscalía iniciar una investigación para esclarecer los hechos, de la cual todavía no se tienen muchos detalles.

Comparte: