1 Aug 2020 - 1:57 a. m.

Nueva EPS responde a denuncia sobre vuelo humanitario de indígenas varados en Bogotá

Según la entidad, ya había un vuelo programado para el pasado 5 de agosto, pero fue cancelado porque la Secretaría de Salud de Mitú (destino de los indígenas) consideró que no tenían las condiciones de bioseguridad necesarias para el retorno.

La Personería de Bogotá anunció el pasado domingo 30 de agosto que interpuso una tutela para que 38 indígenas de Vaupés, que estaban varados en Bogotá desde hace cinco meses, pudieran retornar a su lugar de origen (Mitú). La Nueva EPS, una de las entidades a las que se le solicitó intervenir en el caso debido a que trasladó a los indígenas a la capital, respondió frente a la denuncia.

Por medio de la tutela, el ente de control le pidió al Ministerio de Transporte y la Aeronáutica Civil autorizar el vuelo humanitario a Mitú y también solicitó a la Empresa Promotora de Salud Indígenas Mallamás y a la Nueva EPS a asumir los costos del vuelo hasta dicho destino, pues estas entidades fueron las que gestionaron el traslado de los indígenas a Bogotá para brindarles atención especializada en salud.

Por medio de un comunicado, la Personería informó que los indígenas ya habían realizado varias peticiones para autorizar un vuelo humanitario, pero nunca recibieron respuesta. Esta comunidad se encuentra actualmente refugiada en un albergue en la localidad de Antonio Nariño.

Tras la denuncia, la Nueva EPS emitió un comunicado para aclarar la situación de estas personas. Según la entidad, para el pasado 5 de agosto se había programado un vuelo humanitario, que ya estaba coordinado con la Alcaldía de Mitú y las secretarías de Movilidad y de Salud de dicho municipio.

>>>Lea: Personería busca vuelo humanitario para 38 indígenas varados en Bogotá

Sin embargo, días después, el viaje fue cancelado porque el albergue Sukurame en Mitú, a donde llegarían los indígenas, presentó un rebrote de COVID-19, por lo que la Secretaría de Salud aseguró que no era apropiado para refugiar a estas personas. La EPS aclaró que fue la misma Alcaldía de Mitú la que ordenó que los 38 indígenas debían entrar en cuarentena por 14 días en dicho albergue, pues hace parte de los protocolos de bioseguridad en el departamento.

Por dicho tropiezo, la entidad consultó a las entidades de Mitú la posibilidad de hallar otro albergue para refugiar a los indígenas, pero le respondieron que no sería posible. “Así las cosas, cuando se den los avales correspondientes y se cumplan con las condiciones de bioseguridad que contemplan e implementan las autoridades locales, se dispondrá del vuelo de retorno”, concluyó el comunicado de la entidad.

Por último, la Nueva EPS dijo que los 38 indígenas han contado con atenciones de salud, alojamiento y demás servicios necesarios durante su estancia en Bogotá. Estas personas hacen parte de cinco comunidades: San Francisco, Taraira, Cararú, Yurupari y Puerto Vaupés.

Comparte: