Publicidad
27 Nov 2021 - 10:09 p. m.

Para evitar más dilaciones, proponen modificar reglamento del Concejo de Bogotá

Recusaciones e impedimentos han sido empleados como estrategia política para retrasar la discusión del POT y del presupuesto de 2022, por lo que en las próximas semanas buscarán cambiar la forma en que se resuelven estos recursos.
En este momento, el Concejo de Bogotá discute el proyecto de Plan de Ordenamiento Territorial y el Presupuesto para 2022.
En este momento, el Concejo de Bogotá discute el proyecto de Plan de Ordenamiento Territorial y el Presupuesto para 2022.
Foto: El Espectador - Cristian Garavito / El Espectador

Las últimas semanas en el Concejo de Bogotá ha sido imposible iniciar la votación del Plan de Ordenamiento Territorial (POT) por cuenta de una serie de impedimentos y recusaciones que han obligado a suspender las sesiones de la Comisión del Plan y a citar a la plenaria para resolverlas. Lo más grave es que además ha afectado la discusión del presupuesto del próximo año, por lo que en el aire está el temor que los dos proyectos terminen aprobándose por decreto, ya que en ambos casos solo se tiene hasta la próxima semana para definir su futuro.

Le puede interesar: Concejales cuestionan actuar de la Alcaldía en discusión del POT de Bogotá

Ante esto, durante la sesión plenaria de la oposición hubo un común acuerdo entre el Distrito y los cabildantes para promover la modificación del reglamento del Concejo, para así evitar que este tipo de recursos impidan la discusión de otros proyectos en el futuro.

La razón es que cada vez que se radica un impedimento o una recusación contra un concejal (lo que se hace para apartarlo de una discusión por intereses de por medio) se debe detener la discusión y resolver la acción en plenaria, lo que tarda entre dos y tres días en realizarse, ya que la plenaria no se puede citar el mismo día y por lo general se cruzan con otras discusiones agendadas.

“Los cambios permitirían que se pueda someter de inmediato a consideración y que no sea el día siguiente, y sque se pueda hacer en la misma comisión, es decir, que no se tenga que suspender para ir a plenaria, que se citaría otro día y volver a citar, otro día, para continuar la discusión”, indicó el concejal Carlos Fernando Galán (Nuevo Liberalismo), quien hizo la propuesta y hace cuatro meses radicó un proyecto para reformar el reglamento del Concejo en el que incluía esta proposición.

El proyecto, tramitado junto con Yefer Vega (Cambio Radical) y Luis Carlos Leal (Alianza Verde) incluía varios cambios, pero lo que se hará ahora es priorizar el punto que se refiere a los impedimentos y recusaciones, en la que se propone aplicar un mecanismo similar al que aplica el Congreso, tal y como lo señala Galán.

Además, el proyecto señala que una vez se presente una recusación el Concejal señalado podrá manifestar verbalmente o por escrito si acepta o no la causal, por lo que una vez hecho esto el presidente de la plenaria o la comisión permanente podrá someter la solicitud a votación.

“Estamos ante una trampa gravísima que permite que cualquier propietario de un inmueble que prefiera conservar el estatuto quo, pueda a través de una recusación, una tutela, o una acción jurídica paralizar el debate que le corresponde al concejo y por ende el desarrollo de la ciudad. Celebro y traduzco la voluntad de varios sectores que han estado opuestos al POT para que se lleve la modificación del reglamento”, dijo el secretario de Gobierno, Luis Ernesto Gómez.

Se espera que el proyecto se pueda debatir a finales de este año, en extraordinarias, o en enero, pues por ahora, el Concejo se concentra en el Presupuesto para el próximo año y en terminar de resolver los impedimentos para iniciar la discusión del POT, para la que solo le quedan 11 días de plazo.

Redacción Bogotá

Por Redacción Bogotá

Todas las noticias de Bogotá están aquí. El Espectador, el valor de la información.@bogotaEEbogota@elespectador.com
Síguenos en Google Noticias