Publicidad
20 Jan 2021 - 12:55 p. m.

¿Por qué es urgente el retorno a las clases presenciales en Bogotá según la Veeduría?

Las cifras de conductas suicidas en menores, abuso y violencia intrafamiliar y desempleo son algunos de los aspectos que soportan el argumento del organismo de control.
Cerca de 600 instituciones ya se encuentran habilitadas para el regreso a las aulas.
Cerca de 600 instituciones ya se encuentran habilitadas para el regreso a las aulas.
Foto: Gustavo Torrijos

El regreso a la presencialidad en colegios y universidades de Bogotá volvió a quedar en veremos con el segundo pico de la pandemia. Por ahora, los estudiantes iniciarán su año académico en la virtualidad, mientras se levanta la alerta roja en la capital.

Lea: Las reglas del juego para el regreso a clases en Bogotá

Sin embargo, distintos miembros del sector educativo han resaltado la importancia de que los alumnos, sobre todo los de colegios y jardines infantiles, vuelvan a sus aulas lo más pronto posible. Para soportar esto, la Veeduría Distrital documentó a partir de cifras de contexto internacional y de la ciudad, varios de los aspectos por los cuales se debe abrir un debate público sobre el eventual regreso a la presencialidad, eso sí, una vez las condiciones se presten para ello.

Por un lado, se tiene en cuenta la salud mental de los niños, refiriéndose a las cifras de violencia y abuso, así como las conductas suicidas que aumentaron durante el tiempo de aislamiento el año pasado. Asimismo, el tema de empleo femenino y la eventual incidencia del virus en poblaciones de maestros.

Quizás uno factores más preocupantes es el de la salud mental de los menores. Al revisar el impacto que ha tenido la pandemia a causa del encierro, la Veeduría Distrital revisó el Sistema de Alertas Tempranas de la SED, en el que se evidenció que, con corte a septiembre 2020, los módulos de “Abuso y violencia” y el de “Conducta suicida” son los que presentaron mayor variación en los meses que se ha estado en pandemia.

Lea: No será un fácil regreso a clases en medio de un segundo pico de la pandemia

Los presuntos casos reportados de abuso y violencia aumentaron en agosto y septiembre, pasando de 452 en julio a 597 en agosto y 651 en septiembre, con incrementos del 32 % y del 44 %, respectivamente, frente a los casos reportados en julio. Lo que preocupa es que los mayores casos reportados son en estudiantes de 12 y 13 años, así como en niños de los 4 a los 11 años.

Bosa (641), Ciudad Bolívar (544), Rafael Uribe Uribe (535) y San Cristóbal (534) son las localidades con mayores casos reportados.

En cuanto al reporte de conductas suicidas, el organismo de control evidenció que hubo un incremento del 49 % en mayo y en un 91% en septiembre, ambos frente a abril. Estos comportamientos tienen un mayor número de reportes en estudiantes entre los 12 y 16 años y las localidades en las que se ha reportado el mayor número total de casos son Bosa (318), Kennedy (305), Suba (287), Usme (218) y Engativá (218).

Frente al tema de desempleo, el organismo de control evidenció que a nivel mundial, el cierre de las instituciones ha implicado un aumento en las cargas de las mujeres en el cuidado de los hogares, mayores índices de desempleo femenino y marginación del sistema educativo de estudiantes sin acceso a recursos digitales.

“A pesar de que la tasa de desempleo en Bogotá ha mostrado una leve recuperación desde mayo, la brecha entre hombres y mujeres aun es mayor que la del año pasado. Para mayo-julio de 2020 la brecha de desempleo fue de 6,1 puntos porcentuales, en este caso por cada hombre que perdió su empleo, 3 mujeres perdieron el suyo”, dicta el documento de la Veeduría.

El sector de actividades profesionales, técnicas y servicios administrativos es uno de los más preocupantes al ser uno de los que registró las mayores pérdidas de trabajo en las mujeres y que, al permitir la flexibilidad del trabajo en casa, ponga en riesgo la productividad de las mujeres al ser ellas quienes realizan la mayor proporción de actividades del hogar.

Por otro lado, para la Veeduría es fundamental tener en cuenta a los profesores y maestros, que también han tenido que enfrentar el gran reto de la virtualidad, adaptándose a tecnologías y plataformas digitales, replanificar estrategias de pedagogía, adaptación de currículos y nuevos formatos de aprendizaje, así como asegurar acceso a materiales escolares y alimentos en muchos casos.

Por todas estas razonas, el organismo de control señala que su vacunación debe ser prioritaria. Para complementar este argumento, se tuvo en cuenta que en Bogotá, el Distrito señala que el 25 % de los profesores de Colegios Distritales presentan comorbilidades y/o son mayores de 60 años.

Por último, Veeduría Distrital resaltó el trabajo de la Secretaría de Educación diseñando lineamientos específicos para la reapertura y una guía general para el desarrollo de una reapertura de las instituciones del sistema educativo de Bogotá, pero no deja de reiterar la importancia de que la discusión de volver a las aulas se lleve a cabo prontamente para que los estudiantes vuelvan una vez se levante la alerta roja en la capital.

Síguenos en Google Noticias