Publicidad
17 Nov 2015 - 4:11 p. m.

¿Por qué TransMilenio supuestamente ya no tiene dificultades financieras?

El déficit financiero del que se habló durante los últimos cuatro años parece haberse disipado y estas son las razones que da el Distrito.

Paula Castillo Lenis

Archivo El Espectador / Archivo El Espectador
Archivo El Espectador / Archivo El Espectador

La crisis financiera en TransMilenio ya no existiría. El déficit del que se hablaba, apenas en junio de este año, parece haberse esfumado. La empresa ya no tiene dificultades económicas, o bueno, esto es lo que dice el gerente del sistema, Sergio París, y que también fue respaldado por la multinacional Fitch Ratings, que ratificó por cuarta vez consecutiva la calificación Nacional de Transmilenio en AAA y determinó que la perspectiva de la empresa es estable.

Las graves irregularidades en el manejo tarifario de Transmilenio que fueron detectadas por la Contraloría de Bogotá desde 2012, cuando se conoció por primera vez durante la administración Petro que el sistema tuvo que cubrir el déficit de 65 mil millones de pesos con dineros públicos, presuntamente son cosas del pasado; pues en diálogo con El Espectador, París puntualizó que la empresa “no tiene dificultades financieras para concluir el año ni en los próximos diez meses de 2016”.

Según el gerente de TransMilenio, Fitch Ratings indica que financieramente la empresa muestra “un manejo planeado, eficiente y conservador de los recursos” luego de que la calificadora hiciera un análisis completo al tema organizacional, estructura corporativa y operacional. (Lea Gerente de Transmilenio reconoce déficit financiero del Sistema)

“Lo que nosotros mostramos a Fitch Ratings, a libro abierto, fue cómo habíamos diseñado estrategias para lograr modificar el escenario de la implementación del Sistema Integrado de Transporte Público (SITP) hasta el día de hoy. Cómo nos reorganizamos en ejes de servicio, contratación e innovación, y cómo se diseñaron estrategias para lograr aumento en la demanda y se cambiara eso que antes criticaban que los buses no llevaban gente, que se logró con la programación de kilómetros. También explicamos cómo colocamos activos donde eran más productivos, la organización de rutas estratégicas, los carriles preferenciales, cómo logramos cerrar el tema de la desintegración en medio de pago y las ventajas tarifarias aplicadas en todos los segmentos”, indicó París a El Espectador.

Para el gerente de TransMilenio, todo esto se refleja en el resultado de demanda que mensualmente supera los 40 millones de viajes. “Con todos esos escenarios Fitch establece que nosotros hemos hecho unas medidas estratégicas oportunas”.

Luego de haber hecho una radiografía del sistema en los últimos meses, París insiste que TransMilenio no tiene dificultades financieras para concluir el año ni en los próximos diez meses del año entrante. “Con el presupuesto que viene la empresa aseguró esa situación para 2016. El déficit ha disminuido en 2.000 mil millones. Ahora está en 13 mil millones y ya está cubierto por la Secretaría de Hacienda con recursos ordinarios”.

A pesar de que el pasado 8 de noviembre TransMilenio se pronunció sobre la situación financiera que atraviesa el sistema y París aseguró que el SITP aún no ha logrado un equilibrio financiero, este martes en conversación con este diario dijo: “operacionalmente con el sistema integrado hemos mejorado mucho. Está dando utilidades operacionales y ya no existe el panorama negro de hace una año. El SITP se ha venido posicionando en la ciudad y se están haciendo 1,6 millones de viajes diarios. Lo que quiere decir que las estrategias están funcionando”. (Lea Transmilenio asegura que el SITP aún no logra un equilibrio financiero)

Ante la avalancha de críticas que debió soportar el sistema durante la gestión del alcalde Gustavo Petro, por cuenta de la reducción de tarifas, París explicó que “el déficit se debió en gran parte al problema de la implementación del SITP y no necesariamente estuvo asociado a lo que los usuarios estaban aportando”. (Lea Con recursos de bogotanos, Distrito cubre déficit tarifario en Transmilenio)

En junio de este año la subgerencia económica de Transmilenio había presentado un estudio técnico y financiero de 87 páginas en el que recomendó incrementar en $100 pesos la tarifa del SITP. Darío Hidalgo, exsubgerente del sistema e investigador de transporte sostenible, ha dicho que es urgente mejorar Transmilenio y la reorganización operacional del SITP para aumentar su eficiencia y reducir el gran hueco financiero, debido a que fuentes consultadas por El Espectador han dicho que el déficit es de al menos $2 billones, el doble de lo previsto cuando se diseñó el sistema. Como lo ha contado este diario, una causa fue la rebaja al pasaje que se autorizó en 2012 y que a julio de 2015 había costado $400 mil millones de dineros públicos.

En contravía al oscuro panorama que rodeó a TransMilenio en materia de finanzas y que parece haberse disipado, en la Administración Distrital celebran que se haya otorgado la máxima calificación a la empresa por “su solidez financiera y desempeño operativo”.

Para Fitch Ratings “la calificación de Transmilenio refleja los vínculos legales, operativos y estratégicos con su accionista el Distrito Capital, así como la importancia de la empresa dentro del sistema de transporte de Bogotá y su área de influencia. Adicionalmente, la calificación considera el sólido perfil crediticio de la empresa derivado del apoyo financiero provisto por el Distrito Bogotá, el cual ha resultado en la ausencia de deuda financiera en su balance”.

 

Síguenos en Google Noticias