21 May 2021 - 12:43 a. m.

Guardia Indígena apoyará desde este viernes a los manifestantes en Portal Américas

Así lo anunció uno de los miembros del Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC), quien aplaudió la labor de quienes hace tres semanas están en lo que se rebautizó como “Portal Resistencia”. Por su parte, los manifestantes denunciaron las irregularidades que habrían ocurrido en estos 23 días de paro nacional y leyeron un pliego de exigencias.

El Portal de las Américas, en el suroccidente de Bogotá, será recordado como uno de los símbolos de la insurrección popular que se vive por estos días no solo en la capital sino en todo Colombia. A tal punto que el lugar fue rebautizado por los manifestantes como “Portal Resistencia”, debido a que la zona se convirtió en un punto de resguardo para cientos de personas que mantienen vivo el paro nacional luego de tres semanas. Por eso mismo, el sector también ha sido escenario de continuos choques entre manifestantes y agentes del Esmad, y por tanto hay un sinnúmero de denuncias sobre excesos policiales, actos vandálicos y otros actos que han cambiado por completo la cotidianidad del lugar, sobre todo en las noches.

Justo durante la noche del miércoles, luego de una jornada tranquila de protestas mediante música, intervenciones artísticas y una olla comunitaria, la puesta del sol convirtió de nuevo la zona en un campo de batalla en el que llovieron piedras, gases , molotov y aturdidoras. También fueron atacadas las denominadas “madres de primera línea”, un grupo de mujeres que por iniciativa propia salió con improvisados escudos para defender a los manifestantes.

>LEA: Distrito instalará Puesto de Mando Unificado público y abierto en Portal Américas

Tras la jornada se registraron también denuncias sobre presuntas violaciones a derechos humanos como retenciones ilegales, disparo de municiones directamente a los manifestantes y hasta torturas. No sería la primera vez que este tipo de hechos ocurren, por lo que en el portal se adecuó un espacio humanitario, bautizado “Al calor de la olla”, del que hacen parte varios manifestantes y organizaciones de derechos humanos.

A ellos se unirán a partir de este viernes y durante el próximo fin de semana algunos miembros de la guardia indígena. Así lo anunció Ferney Quintero, consejero mayor del Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC), quien en una rueda de prensa este jueves aseguró que su objetivo es darle un mensaje de fuerza y resistencia a quienes permanecer en Portal Américas. “La guardia viene a respaldar y exigir al Gobierno nacional que respete los derechos humanos, la vida y la protesta social que se está haciendo”.

De acuerdo con Quintero, gran parte del pueblo colombiano permanece en las calles porque no solo las recientes reformas, que ya se cayeron, sino en general las políticas que impulsa el Gobierno de Iván Duque “afectan al país en lo económico, social, político y cultural”, por lo que invitó a los manifestantes y residentes de Kennedy a seguir movilizándose. “Entre hoy y mañana la guardia indígena llegará para exigir de manera pacífica los derechos que tenemos como indígenas, jóvenes, estudiantes, campesinos y afros, que no hemos sido tenidos en cuenta por este gobierno”, agregó.

A la rueda de prensa también asistió una de las mamás de primera línea, quien definió lo que hacen como “un grupo de mamás que salimos a marchar, porque no parimos hijos para que el Estado los mate. No somos escudos de primera línea, solo salimos por voluntad propia”.

>LEA: Denuncian que el ESMAD atacó a las “mamás de la primera línea” del paro en Bogotá

La mujer reconstruyó lo ocurrido durante la jornada del miércoles y aseguró que la marcha estaba pacífica y de un momento a otro el Esmad se fue contra la marcha y la atacó, sin importar que ellas estuvieran mediando para que la marcha pudiera seguir. “La reunión estuvo muy bonita hasta que lanzaron aturdidoras y luego los muchachos empezaron a meterse”, dijo.

Por su parte, uno de los miembros de la primera línea del “Portal Resistencia” afirmó que la labor del grupo es proteger a las personas que quieren movilizarse, además de evitar desmanes y actos vandálicos. “’El portal es el mayor punto de resistencia que tenemos. Desde que lo montamos nos han venido siguiendo camionetas y motos, nos hacen preguntas en las calles y sentimos mucha persecución”, manifestó.

El joven aseguró también que han recibido denuncias sobre violaciones a los derechos humanos dentro del Portal Américas, al que calificó como “un campamento de fuerzas policiales”, pues han visto varias tanquetas, además de “un arsenal” y un sinnúmero de agentes que están en la estación de transporte público. “Es una infraestructura de transporte que está siendo utilizada como centro de operación y tortura. Tenemos denuncias sobre ocho casos de jóvenes ingresados indocumentados e incomunicados y que han sido ultrajados sin traslado a autoridades judiciales”, denunció.

>LEA: Abren incidente de desacato por incumplimiento de fallo que protege la protesta

Otros hechos irregulares que denunciaron desde la primera línea son el aterrizaje de aviones policiales, el suministro de armas, casos de violencia sexual contra mujeres y otras acciones de algunos policías como evitar registro fotográfico y en video de lo que ocurre dentro de las instalaciones del portal y denuncias de habitantes sobre disparos de gases lacrimógenos que llegan hasta los hogares.

“Hemos recibido también denuncias sobre suspensión irregular de servicios públicos y desabastecimiento, que son una estrategia psicológica para deslegitimar la fuerza que ha venido ganando este espacio humanitario”, añadió.

>LEA: Interponen acción de tutela para acabar con los bloqueos en Bogotá

Tras este panorama los manifestantes hicieron público un pliego de exigencias ante lo que definieron como una “explosion popular de años de justicia, con una respuesta injusta y desproporcionada por parte del gobierno”. Según la joven que expuso el pliego, no significa que este espacio ya tomado la vocería de todo lo que ocurre en el marco de las movilizaciones, pues señaló que no existe una única vocería sino que hay múltiples “espacios de resistencia y este es solo uno de ellos”.

El pliego, que recoge propuestas que recopilaron con los manifestantes, pide que se garantice el cese a la violencia, hostigamiento y persecución; que haya esclarecimiento de la verdad en todos los puntos donde han ocurrido desmanes; un perdón público del presidente Iván Duque y la alcaldesa Claudia López, y un proceso de reparación integral y colectiva. Por último, Sandra Ortiz, representante de la minga social, invitó a una nueva gran movilización para el próximo domingo y otra para el 23 de mayo.

Justo cuando se realizaba la rueda de prensa el Distrito anunció la instalación de un Puesto de Mando Unificado (PMU) público y abierto a la participación de la ciudadanía, para que cualquiera pueda verificar lo que ocurre durante las protestas en esta zona, algo que fue rechazado por los manifestantes del lugar que afirmaron no haber sido consultados para la instalación de un puesto en el espacio que han construido.

Comparte: