Bogotá

30 Nov 2020 - 9:41 p. m.

Prohibición de usar pipas de gas en las calles de Bogotá genera debate

Tras la firma de la resolución 1183 de 2020, que da instrucciones para el manejo del espacio público en la temporada decembrina, varios ciudadanos y concejales han cuestionado la medida, considerando que afecta la economía de los trabajadores informales de la capital. El Distrito indica que está dispuesto a escuchar y a hacer ajustes.

La polémica por la resolución inició el pasado sábado 28 de noviembre. Las mujeres del Polo Democrático rechazaron vía Twitter las medidas que el Distrito tomó frente a los vendedores ambulantes de la ciudad: se prohíbe la manipulación de carretas y pipas de gas en el espacio público.

Esto generó el rechazo de la ciudadanía y de figuras políticas, quienes argumentan que al hacerse efectiva la resolución, se dejaría sin sustento a muchas personas que viven de la venta de alimentos calientes en las calles.

El representante a la cámara, Inti Asprilla, fue uno de los primeros en manifestarse. “No le soporto una Peñalosada más al gobierno de Claudia López y a su secretario Luis Ernesto Gómez. Ahora quieren prohibirles a los vendedores informales vender productos calientes durante toda la temporada dicembrina, después de que muchos de ellos están en la ruina. ¡Indolentes!” escribió en Twitter.

De igual manera, el concejal Celio Nieves, del Polo Democrático, también manifestó su inconformismo: “La resolución 1183 de la Secretaría de Gobierno, debe ser modificada previa concertación con ambulantes. Es contraria a acuerdo 769 de 2020 de mi iniciativa, cuyo objetivo es reconocer y garantizar derechos a vendedores ambulantes. Trabajo y espacio público no se pelean.”

La resolución 1183 de 2020 prohíbe a los comerciantes informales vender, suministrar, manipular y/o usar los siguientes productos en el espacio público:

a. Cilindros de gas o maquinaria de combustión.

b. Casetas, carretas o estructuras superpuestas en el espacio público, que no estén autorizadas por el Gobierno Distrital.

c. Cualquier estructura semi-estacionaria que no cumpla con lo mencionado en el artículo anterior no podrá ser ubicada en espacio público.

d. Fauna

e. Bebidas embriagantes

f. Pólvora o artículos pirotécnico

Por su parte, el Secretario de Gobierno, Luis Ernesto Gómez, respondió a las críticas asegurando que, desde el miércoles de esta semana, se habilitarán nuevas zonas de espacio público para que los vendedores informales trabajen de manera segura. Según él, se beneficiarán más de 1.300 comerciantes de Santa Fe, Teusaquillo, Puente Aranda.

“La resolución permite que en las 23 zonas de mayor comercio popular se habilite espacio público para el trabajo informal ordenado. En estas zonas y demás localidades empezamos esta semana a entregar más de 5.000 elementos de bioseguridad a vendedores informales.” Dijo el secretario.

Lea: “Anoche pudo más la emoción”: Claudia López sobre multitudinario evento navideño

De igual manera, Gómez afirmó vía Twitter que la regulación de uso de pipas de gas busca evitar accidentes, ya que solo podrán usarlas quienes cumplan con requisitos de ventilación, manipulación y vencimientos. “Los mismos vendedores han pedido este control por el peligro que representa para ellos mismos en zonas de aglomeración”, agregó.

Por ahora, el debate sigue abierto generado opiniones a favor y en contra de la regulación a las ventas informales en Bogotá. Según el Distrito, están listos para escuchar a todos los sectores y, de ser necesario, hacer los ajustes pertinentes a la medida.

Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X