17 Jul 2021 - 2:18 a. m.

Puma y venado, que encontraron en Bogotá, se recuperan satisfactoriamente

El puma que habían traído a la capital, junto con el venado que fue encontrado el martes pasado, fueron atendidos en el Centro de Atención y Valoración de Fauna Silvestre de la secretaría de Ambiente.

Venados y animales silvestres están llegando a la capital, pero necesitando atención veterinaria. Y por fortuna encontraron la ayuda necesaria en la capital y se recuperan satisfactoriamente.

El primer caso que llegó a Bogotá fue el de un puma. Desde Casanare emprendió el viaje el cuidador del animal, que lo encontró en su finca con problemas de salud, que impedían su correcta movilidad. Al llegar a la ciudad el puma fue entregado a la secretaría de Ambiente y miembros de la Policía Ambiental y Ecológica.

Lea: Así será la apuesta ambiental con el nuevo POT en Bogotá.

De inmediato el animal fue trasladado al Centro de Atención y Valoración de Fauna Silvestre de la secretaría de Ambiente para que los profesionales realizarán las acciones necesarias para recuperar la integridad del animal. Según informa la secretaria de Ambiente, Carolina Urrutia, el puma es una hembra de edad temprana, que ya ha podido avanzar en su recuperación.

El segundo ocurrió el martes pasado, algunos transeúntes que pasaban por la calle 127 con carrera séptima se asombraron al observar un venado en la parte baja del canal de aguas lluvias, al ver esto, las personas informaron al Cuerpo Oficial de Bomberos y la Policía Ambiental que acudieron al lugar para rescatar el animal.

Lea también: Encuentran a un venado herido en canal de la calle 127, al norte de Bogotá.

Por la herida presentada en su pata derecha, profesionales de la secretaría de Ambiente atendieron al animal que fue llevado al Centro de Atención y Valoración de Fauna Silvestre. Cuatro veterinarios, dos ortopedistas y dos auxiliares del equipo de fauna de la entidad fueron los encargados de realizar la operación y retirarle el material contaminante (tierra y pasto).

En este momento, el pronóstico del venado es reservado y la recuperación depende de su respuesta a los antiinflamatorios y antibióticos. Si todo evoluciona de manera satisfactoria, el animal podría regresar a su ambiente natural en cinco meses. Este venado de páramao esta considerado como especie vulnerable por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

También, el paso del huracán Iota por el Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina permitió que las autoridades ambientales de la isla encontraran un mono capuchino (Cebus capucinus) que era tenido en cautiverio de manera ilegal. Al traerlo a Bogotá, el animal fue trasladado al Centro de Atención y Valoración de Fauna Silvestre para brindar atención médica y realizar el seguimiento necesario que permita que las autoridades ambientales definan cuál será el lugar de reubicación final.

Le puede interesar: Indígenas Embera llegaron a un acuerdo para salir del parque Tercer Milenio.

Entre junio de 2020 y el mismo mes de 2021, la autoridad ambiental incautó 3.835 especímenes silvestres, entre estos 2.474 vivos. En este periodo también liberó 3.222 individuos, tras verificar que cumplieron satisfactoriamente sus procesos médicos y de rehabilitación.

Comparte: