23 Apr 2021 - 12:09 a. m.

¿Qué implica la creación de un operador público de transporte en Bogotá? Le explicamos

La Secretaría de Movilidad publicó el borrador de un decreto, en el que se establecería la creación de un nuevo operador público que prestaría su servicio en la ciudad y en sus áreas de influencia. ¿Competencia para los actuales operadores de Transmilenio?
Transmilenio S.A sería el único accionista del nuevo operador.
Transmilenio S.A sería el único accionista del nuevo operador.

El Distrito puso en marcha la creación de la “Operadora del Sistema de Transporte Público de Bogotá”, aprobado en el Plan de Desarrollo, con el fin de tener una sociedad no solo con capacidad de adquirir nuevos articulados de forma directa, sino con la posibilidad de entrar a sumarse con los demás operadores privados en la prestación del servicio que hoy gestiona la empresa Transmilenio.

Antes, una aclaración. El sistema de transporte en la ciudad opera así: Transmilenio (empresa gestora), entre sus muchas funciones, tiene la de programar rutas, su frecuencia y el mantenimiento de toda la infraestructura como estaciones y troncales. Sin embargo, los buses son de empresas privadas (operadores), que ganaron contratos de concesión y derivan sus ingresos al cobrar un porcentaje de la tarifa técnica (lo que vale transportar un pasajero). Cada uno tenía un papel definido y el Distrito no podía tener una flota de buses propias para ponerlas a circular.

Entienda cómo se distribuye la tarifa: Tarifa de Transmilenio, ¿un precio justo?

No obstante, esa restricción se eliminó el año pasado con la aprobación del Plan de Desarrollo, que le dio facultades a la administración para crear su empresa pública de transportes, que empieza a tomar forma con el borrador que publicó la Secretaría de Movilidad. En él fijó los parámetros de la nueva compañía: una sociedad comercial del tipo de acciones simplificada, descentralizada y adscrita a la Secretaría de Movilidad. Lo que significa que, aunque será una empresa del Distrito (su único accionista será Transmilenio S.A), esta actuará como privada, para brindar sus servicios.

LEA: El sacudón para el transporte público de Bogotá aprobado en el Plan de Desarrollo

De esta forma el operador público tendría funciones como:

  • Prestar el servicio de transporte público en Bogotá y en su área de influencia.
  • Prestar los servicios complementarios anexos al servicio de transporte.
  • Operar el transporte público en sus diferentes modalidades.
  • Celebrar y ejecutar los contratos necesarios para la prestación del servicio.

Vale recordar que esta iniciativa se vendió públicamente en varias oportunidades, en especial cuando la administración enfrentó la liquidación de empresas como Coobús y Egobús, que tenían rutas y zonas asignadas, pero que no pudieron cumplir con la operación, o cada vez que los operadores privados hablaron de paralizar la operación por problemas económicos. Aunque en aquellas ocasiones se planteó la posibilidad de que el Distrito tuviera una flota de buses, legalmente era imposible pues no existía un marco normativo.

Ahora, con la nueva disposición, Transmilenio podrá garantizar la prestación del servicio público de transporte, no solo con los concesionarios privados sino también con un operador propio. “Este nuevo agente ayudará a completar el tendido de red del SITP en toda la ciudad, generando beneficios para los usuarios como buses con tecnologías limpias, información de viaje en tiempo real y transbordos a costo cero”.

Le puede interesar: Congelar la tarifa del transporte público: ¿más impuestos para carros particulares?

Desde que se anunció, el Distrito ha dicho que no se afectarán los actuales contratos con los concesionarios. Por el contrario, entraría inicialmente a complementar el servicio en caso de que haya una afectación grave como la terminación anticipada de un contrato de concesión o la declaratoria desierta de una licitación. “En ese sentido, el cambio que se introduce es que en esas situaciones excepcionales el Distrito pueda interceder de manera directa para garantizar la prestación del servicio”, explicó la administración.

Lea: Baños públicos en Bogotá: arranca la prueba piloto en Puente Aranda, Usaquén y Suba

El nuevo operador de TM y el SITP tendrá una personería jurídica, patrimonio propio y autonomía administrativa y presupuestal. Además, contará con una junta directiva presidida por la alcaldesa, o un designado, y tendrá un representante legal de libre nombramiento y remoción. Hay que recordar que la última vez que la administración distrital operó directamente una empresa pública de transporte fue la Empresa Distrital de Transportes Urbanos (EDTU), conocida por los Trolebuses, la cual fue liquidada hace 30 años, porque en su momento fue considerada inviable.

Ahora, el siguiente paso será dar a conocer el decreto final con el que se determinará completamente las funciones de la sociedad, la cual hasta el momento promete vincular al nuevo personal por medio de contratación estatal y ofrecer buses con tecnologías limpias y transbordos sin costo.

Conozca aquí el borrador del decreto.

Comparte: