Publicidad
29 Jul 2022 - 8:32 p. m.

¿Qué le piden los bicitaxistas de Kennedy a la alcaldesa Claudia López?

Tras revivir el debate sobre qué hacer con el bicitaxismo y el mototaxismo en Bogotá, conductores de este medio de transporte elevan peticiones puntuales a la Alcaldesa y solicitan espacio de diálogo, para llegar a acuerdos.
Laura C. Peralta Giraldo

Laura C. Peralta Giraldo

Periodista sección Bogotá
Un grupo de bicitaxistas de la localidad de Kennedy aseguran haber protestado pacíficamente en el Portal Américas.
Un grupo de bicitaxistas de la localidad de Kennedy aseguran haber protestado pacíficamente en el Portal Américas.
Foto: Laura Peralta Gi

Distintas zonas de Bogotá fueron el jueves escenario de protestas de bicitaxistas, en contra de la directriz de la alcaldesa Claudia López, de sacar de circulación a los bicitaxis con motor. Uno de estos escenarios tuvo lugar en la localidad de Kennedy, exactamente en inmediaciones del Portal de Las Américas, donde se concentraron los manifestantes, quienes protagonizaron bloqueos y disturbios. No obstante, detrás de inconformidad hay una serie de peticiones puntuales. ¿Cuáles son?

En contexto: El dilema del bicitaxismo en Bogotá: entre la integración y la persecución.

De acuerdo con los conductores, la orden de la alcaldesa López desconoce las necesidades económicas de todas las familias que hoy viven gracias al bicitaxismo, por esto, reclamaban su derecho a trabajar y un diálogo con la Alcaldía.

La protesta, que inició pacífica, comenzó a tensionarse aproximadamente a las 10:00 a.m, cuando el Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) hizo presencia en el lugar, para frenar algunas de las acciones de los manifestantes. Ya la avenida Ciudad de Cali con avenida Américas estaba cerrada y comenzaban a vislumbrarse algunas quemas de llantas y de basura.Sin embargo, cerca de la avenida, un pequeño grupo de bicitaxistas se mostraba tranquilo y elevaba un cartel que decía ‘Tenemos derecho a trabajar’.

“Este es un mensaje para la señora Claudia López: Póngase en nuestros zapatos, venga a hablar con nosotros, aclaremos las cosas y lleguemos a una solución, para que no todos quedemos afectados. Somos más de 5.800 dependiendo de esto. La situación ha sido dura y mucho más después de la pandemia. Hemos sobrevivido, como hemos podido. A pesar de todo, no somos delincuentes”, dijo Julián Contreras, bicitaxista que opera en Abastos.

Mientras sus compañeros asentían, Jose Valderrama, un bicitaxista de 52 años, que presta servicio en la misma zona, tomó la palabra: “La mayoría de nosotros vivimos del día a día. Si quitan los bicitaxis, va a haber más violencia, más desempleo, ¿eso es lo que quiere la Alcaldesa? Debería ponerse la mano en el corazón y darnos la oportunidad de sacar una licencia, de dialogar. Yo sé que más de uno de nosotros estará de acuerdo”.

Por su parte, Yesenia Ruiz, una joven de 18 años que trabaja desde hace diez meses como conductora de este medio de transporte, reclamaba la falta de oportunidades para laborar a su edad. Aseguró que no tenía otra alternativa. “Créanme, yo quisiera trabajar en otra cosa. Yo, siendo mujer, quisiera trabajar en algo diferente, sentarme en un escritorio, pero no puedo, porque siempre me piden experiencia”, sostuvo.

Podría interesarle: En desmanes y enfrentamientos terminaron protestas de bicitaxistas en Bogotá.

Julián Contreras, quien se mostraba como uno de los líderes del grupo, sacó a relucir que varias oportunidades ha podido ayudar a la comunidad, e incluso salvar vidas, cuando a un lugar no llega más que un bicitaxi, debido a la falta o a poca afluencia de rutas del SITP o a las congestiones.

Dijo, además, encontrarse preocupado, porque ya habían sido perseguidos por la Policía y no pudieron trabajar. “Hubo operativos y quitaron vehículos. Nosotros también le aportamos al Gobierno Nacional, comprando gasolina, los neumáticos, el aceite del carro. Movemos la economía del país y nos beneficiamos nosotros”.

Precisamente, el dilema frente al bicitaxismo está en el motor. Para la Alcaldesa, el bicitaxismo está permitido siempre y cuando sea a pedal, pues según aclaró en un video publicado en sus redes sociales, “el bicitaxismo no es ponerle motor, gasolina y alta velocidad a una bicicleta e irse por andenes y espacios públicos peatonales”.

De acuerdo está Liseth Solís, primera mujer bicitaxista del punto de Avenida de Las Américas, quien indicó que “los bicitaxis a motor han ocasionado muchos accidentes, ha habido muertos, tanto de pasajeros como de conductores, porque hay quienes manejan terrible. Entonces, si la alcaldesa tiene que tomar medidas, que las tome, pero que no quite este servicio, porque todos nos beneficiamos de esto”.

Lea: Perrito que fue abandonado en un taxi ya tiene nuevo hogar.

No obstante, sostuvo que aún está por verse qué pasará con los vehículos a motor eléctrico: “En algún momento dijeron que iban a legalizar los bicitaxis que tuvieran un motor eléctrico o asistido, por eso, aquí la mayoría de vehículos, que eran de motor de gasolina, tomamos la iniciativa de hacer una inversión para cambiarlo por uno eléctrico, pero ahora dicen que tampoco se puede con este”.

Si bien aún no está claro, la gobernante distrital hizo referencia a este caso: “El bicitaxismo es ir en una bici a pedal, mecánica o a veces bicicleta eléctrica, a muy baja velocidad”. El debate persiste.

Para conocer más noticias de la capital y Cundinamarca, visite la sección Bogotá de El Espectador.

Laura C. Peralta Giraldo

Por Laura C. Peralta Giraldo

Periodista con enfoque de género y con interés en temas sociales, políticos y de paz. @LauraCPeraltaglperalta@elespectador.com
Síguenos en Google Noticias