3 Sep 2021 - 8:58 p. m.

¿Qué pasará con los columbarios del antiguo cementerio central en Bogotá?

Los columbarios o “el cementerio de los pobres” fue construido entre 1947 y 1956 y en ellos reposa la obra pictórica de la artista Beatriz González. Para el 2023 se espera que la escultora Doris Salcedo realice una obra en honor a las víctimas del conflicto armado y a las personas desaparecidas.
En las bóvedas de los cuatro columbarios se enterraban varias personas, por lo que se desconoce cuantos fueron alojados allí
En las bóvedas de los cuatro columbarios se enterraban varias personas, por lo que se desconoce cuantos fueron alojados allí

En el centro de Bogotá, sobre la calle 26 llegando a la carrera Séptima, se encuentra ubicado uno de los lugares que son reconocidos como patrimonio cultural de la Nación. Aunque su estado actual refleja las más de siete décadas que llevan construidos, el Instituto Distrital de Patrimonio Cultural (IDPC) ha comenzado una serie de trabajos con los que pretende recuperar y restaurar los cuatro Columbarios del cementerio central, que también fueron declarados como Bien de Interés Cultural Distrital en el año 2020 por el Concejo de Patrimonio Distrital.

Vea: Con obra artística y sensorial comenzó el mes del Patrimonio Cultural en Bogotá.

El pasado jueves el Instituto realizó un evento sensorial y artístico en donde involucraron a los habitantes de la localidad de Santa Fe y Los Mártires para que conocieran más sobre la historia que enmarca este camposanto y la importancia de recuperarlo. Por medio de actividades que apelaban a los sentidos, los participantes pudieron recorrer los Columbarios y apropiarse de la historia del camposanto.

Al entrar a este lugar, en donde también hay un museo del Centro de Memoria Paz y Reconciliación, lo primero que se puede observar es que algunos de los techos y fachadas de los Columbarios están protegidos por grandes carpas con los que se pretende atenuar las afectaciones que produce el clima y contribuir a la disminución de su deterioro, pues fueron construidos entre 1947 y 1956.

El piso de losas, grises y blancas, ya está en gran parte cubierto por pasto, el techo, elaborado con madera de balso, ya presenta fracturas y grietas y, algunas de las vigas y paredes se derrumban con solo el tacto, por lo cual, el IDPC ha comenzado con los planes para su restauración.

>LEA: Cúpula astronómica en Funza, planes en la ciudad y otras noticias de Bogotá

En el evento que dio inicio al mes del Patrimonio Cultural, participaron cerca de 25 ciudadanos que pudieron disfrutar de una activad artística en donde varios funcionarios del Instituto hicieron una especie de obra teatral con la que explicaron y vincularon a los asistentes con el pasado y la historia que los Columbarios guardan. Las personas eran guiadas por un miembro del IDPC que adoptó el papel de “Mensajero” o “Vicario” y fue él quien guio a los asistentes mientras contaba que este lugar por muchos años fue el “cementerio de los pobres”, entre otras particularidades del camposanto.

“Cierren sus ojos, ¿qué es lo primero que huelen? ¿este olor les trae recuerdos? Sientan con sus pies el piso, dense la oportunidad de con sus manos tocar las paredes y el suelo que los sostiene. Aún con sus ojos cerrados piensen en aquello que quieren dejar atrás, que buscan sepultar”, fueron algunas de las indicaciones que daba “La Muerte” a lo participantes.

En el siglo pasado los columbarios eran reconocidos porque era ahí donde se enterraban a las personas de bajos recursos, de allí que también se le reconozca como “el cementerio de los pobres”. Según Patrick Morales, director del IDPC, en el suelo de este espacio se enterraban a las personas y tiempo después, cuando ya no había rastros visibles de los difuntos alojados, se volvía a usar para seguir guardando los restos de quienes fallecían y no disponían del dinero para pagar una bóveda en otro cementerio.

Lea también: Buscan restos óseos bajo los columbarios del antiguo cementerio central, en Bogotá.

Esto ocasionó que muchas personas fuesen sepultadas y con el paso del tiempo se fueran perdiendo los registros de quienes allí reposaban. Es por esto por lo que el Instituto se puso la meta de reconstruir y recuperar este camposanto que, además de ser un bien histórico, cultural y tradicional, refleja las desigualdades sociales características de nuestro país. Y esto también se ve reflejado en los cuatro tipos de pinturas que adornan cada bóveda, las cuales fueron realizadas por la artista colombiana Beatriz González, quien apropió gráficas emblemáticas, publicadas en medios de comunicación del siglo pasado y que, ejemplifican la violencia del país.

“La obra de Beatriz es homónima, son cuatro motivos tomados de prensa en relación con el conflicto armado colombiano, y se van a restaurar completamente. En su momento se hicieron como obras efímeras, la maestra va a encargarse de la restauración completa de la obra, y se pondrán de nuevo en el momento que reforcemos la estructura de los Columbarios” mencionó Patrick Morales.

Le puede interesar: Planes en Bogotá: con actividades sensoriales se celebrará el mes del patrimonio.

También se espera continuar con la protección de las fachadas y el reforzamiento estructural de los cuatro Columbarios, además, se pretende que la escultora colombiana Doris Salcedo participe en la resignificación de este camposanto, pues la idea es que para 2023 se haya concluido con “El Bosque de los Ausentes”, un homenaje que se realizará en la parte sur del cementerio y pretende rendir memoria a las miles de personas que fueron sepultadas en este lugar y que con el paso del tiempo su identidad se fue desvaneciendo.

“Vamos a tener dos obras artísticas que reflexionan sobre las memorias, con apoyo del Centro de Memoria Paz y Reconciliación y la potencia de los Columbarios que nos hablan sobre las personas que fueron enterradas acá durante 100 años, y cuyas identidades y memorias han sido invisibilizadas por la ciudad”, destacó el director del IDPC.

Lea: Columbarios del Cementerio Central son declarados bien de interés cultural de Bogotá.

Así las cosas, el Distrito comenzó con los estudios para la restauración, de igual forma, ya se habilitó el concurso para realizar el rediseño con el que se reforzarán las estructuras y vigas de los Columbarios. Se prevé que para 2023 los ciudadanos interesados puedan recorrer este emblemático espacio que además de narrar parte de la historia de la capital tendrá varios homenajes a situaciones que reflejan la época violenta del país. Mientras se concluye la restauración y la elaboración de las obras artísticas, El Instituto seguirá realizando visitas guiadas a grupos pequeños de ciudadanos interesados en conocer parte de la historia de Bogotá.

Comparte: