Ad
5 Nov 2020 - 2:00 a. m.

Reactivación: eje del presupuesto por $23,9 billones para 2021

Aunque el secretario de Hacienda calificó esta solicitud como “austera”, ya que reduce los gastos de funcionamiento en 4 %, este presupuesto sería $3 billones más alto que el de 2020. ¿Cuáles son los sectores que recibirán mayor inversión?
Diego Ojeda

Diego Ojeda

Periodista
Este presupuesto es $3 billones más alto que el de 2020.
Este presupuesto es $3 billones más alto que el de 2020.
Foto: Urupong

En medio del afán por impulsar la reactivación de la ciudad tras el golpe de la pandemia, con planes como el aumento en el cupo de endeudamiento a $10,79 billones (el más alto de su historia), la Secretaría Distrital de Hacienda radicó ante el Concejo de Bogotá el proyecto de acuerdo con el que se busca que el aval para el presupuesto de 2021 sea de $23,9 billones, que en comparación con el aprobado para 2020, sería $3 billones más alto, lo cual tendría sentido entendiendo que $3,9 billones estarían dispuestos para el funcionamiento y servicio de la deuda.

A pesar de esto, el secretario distrital de Hacienda, Juan Mauricio Ramírez, aseguró que este presupuesto tendrá la característica de ser “austero”, pues en comparación con los recursos asignados para 2020, los de 2021 tendrán una reducción del 4 % en gastos de funcionamiento. Al revisar el documento, se evidencia que entre los sectores que recibirán mayor financiación se encuentra el de Hacienda, con $6,5 billones, seguido por Educación ($5,1 billones), Salud ($3,4 billones), Movilidad ($3,3 billones) e Integración Social ($1,2 billones).

Si se analiza la destinación de recursos para 2020, se manifiesta una apuesta similar, ya que Hacienda también recibió la mayor cantidad de dinero ($6,3 billones), seguida por Educación ($4,3 billones), Salud ($2,8 billones), Movilidad ($2,8 billones) e Integración Social ($1,3 billones).

Lea también: Presupuesto de Bogotá para 2021 sería de $23,9 billones

En el desagregado se ve la inversión que recibirían otros sectores como la Universidad Distrital Francisco José de Caldas, para la cual se tiene pensado destinar $353.000 millones ($7.000 millones más que en 2020); el de Seguridad, Convivencia y Justicia, con $700.000 millones ($200.000 millones más que en 2020), y Cultura, Recreación y Deporte, con $700.000 millones (unos $49.000 millones más que en 2020). Otra de las características que, aseguró Ramírez, tiene este proyecto presupuestal es que promoverá la reactivación económica. “Gastaremos menos en funcionamiento, pero tendremos más inversión, la cual esperamos aumentar en un 27 %”, dijo.

Entre los proyectos estratégicos que serán financiados con el presupuesto de 2021 se encuentra el Corredor Verde de la carrera séptima, del cual se proyecta comenzar obras en el primer trimestre de 2022. A este se suma el desarrollo de los estudios y diseños del Cable de San Cristóbal y la ciclorruta Medio Milenio, la prefactibilidad de los cables de Usaquén y Ciudad Bolívar (Potosí), la factibilidad para garantizar la inserción urbana del Regiotram de Occidente y Norte, y los estudios ambientales para la ejecución de la avenida Cerros.

Le sugerimos leer: ¡Con luz verde! Concejo de Bogotá aprobó el Plan Marshall

Sumado a esto, se financiará el inicio de las obras de las troncales Avenida 68 y Avenida Ciudad de Cali, con las que se busca beneficiar a 1,7 millones de personas y generar cerca de 52 mil empleos. Las apuestas también estarán encaminadas al mejoramiento de la infraestructura de hospitales como Kennedy, Meissen y El Tunal, la construcción de centros asistenciales en las localidades de Usme y Bosa, y el San Juan de Dios. “Asimismo, se espera contar con recursos para la investigación, diagnóstico y posibilidades de tratamiento y vacunas contra el COVID-19”, detalló Ramírez.

Otras obras que se beneficiarían con este presupuesto incluyen 11 colegios, que facilitarán la disposición de más de 38.300 cupos en grados prejardín, jardín y transición. Además, el diseño de la primera fase para la construcción de una nueva cárcel en Bogotá. La meta que se ha trazado Ramírez, y que se espera cumplir con este presupuesto, sumado a herramientas como el “Plan Marshall” y al aumento al cupo de endeudamiento, es que la recuperación de la economía de Bogotá, donde su Producto Interno Bruto (PIB) crezca a un ritmo del 4 % cada año.

Hay que recordar que el más reciente informe del DANE en esta materia mostró una caída histórica del 15,2 % en su PIB durante el segundo trimestre de 2020, y del 7,4 % para el primer semestre del año. Aunque al principio el secretario había pronosticado un escenario pesimista, en el que la economía de la ciudad caería un -8,3 %, hoy el panorama le permite prever una afectación que oscila entre el -6 y -7 % del PIB, siempre y cuando no vuelvan las cuarentenas estrictas.

Parte de la reparación en el daño económico se centrará en volver a los indicadores que se registraban en 2019. Por ejemplo, por cuenta de la pandemia unos 114 mil hogares entraron en condiciones de vulnerabilidad y pobreza. Para ellos se efectuará un programa de “rescate social”, donde se brindará un ingreso mínimo mensual a por lo menos 443 mil hogares pobres o vulnerables, con la posibilidad incluso de doblar este número de beneficiados si se reciben ayudas del Gobierno Nacional.

A esto se suma el auxilio para que más de 16 mil jóvenes que ni estudian ni trabajan puedan acceder a educación superior, así como para que 200 mil personas que estaban en la formalidad y quedaron desempleados puedan recibir un apoyo para quedar afiliados al régimen de salud; créditos para microempresarios, con respaldo del Fondo Nacional de Garantías, y la implementación de programas que mitiguen la feminización de la pobreza, ya que la pandemia, con el cuidado no remunerado de niños, adultos mayores y atención de labores del hogar, ha hecho que las mujeres se aparten cada vez más del mercado laboral.

Se espera que el 12 de noviembre arranque la primera presentación de este proyecto en el Concejo de Bogotá y que a más tardar el 9 de diciembre se logre su aprobación en la plenaria. Por lo pronto, parece que la administración distrital tiene todo a favor, ya que tanto el proyecto del “Plan Marshall” como el del incremento al cupo de endeudamiento fueron votados satisfactoriamente. Solo restaría la bendición al programa de inversión, para poner a andar la estrategia que apunta a la recuperación económica de la ciudad.

Recibe alertas desde Google News