4 Jun 2021 - 11:13 p. m.

Reapertura de Bogotá: así funcionará la capital desde el próximo 8 de junio

La alcaldesa Claudia López entregó las pautas para la reactivación de sectores que mantenían restricciones. La decisión, que ha contrariado a muchas personas al estar Bogotá en su momento más complejo en términos epidemiológicos, la tomó el Distrito para avanzar en la recuperación de empleo y la generación de oportunidades.
La reapertura de bares y gastrobares se permitirá hasta la 1:00 a.m. Se exigirán protocolos de distanciamiento, ventilación y control de aforo y habrá campañas de cultura ciudadana para controlar el consumo de alcohol.
La reapertura de bares y gastrobares se permitirá hasta la 1:00 a.m. Se exigirán protocolos de distanciamiento, ventilación y control de aforo y habrá campañas de cultura ciudadana para controlar el consumo de alcohol.

Tras el puente festivo que se avecina, Bogotá reabrirá la mayoría de sectores que hasta el momento permanecen con ciertas restricciones. Desde el 8 de junio la capital entrará en una nueva etapa epidemiológica, en la que colegios, universidades, bares y comercio en general volverán a su actividad. Todo esto en medio de la situación de contagios y ocupación hospitalaria más compleja desde que inició la pandemia; no obstante, la decisión de abrir la ciudad se tomó luego de evidenciar que una de las consignas más repetidas durante las protestas y movilizaciones, que cumplen más de un mes, es la falta de oportunidades y empleo para los jóvenes de la ciudad.

La alcaldesa Claudia López anunció este viernes las pautas de la reapertura de Bogotá y afirmó que se espera hacer con toda la responsabilidad y prevención posible. El objetivo de este proceso, según dijo, es seguir cuidando de la salud y la vida, pero también de la generación de empleo y oportunidades. Eso sí, la mandataria resaltó que “en ningún caso estamos en condiciones de volver a la vida social y económica que teníamos antes de la pandemia. El Covid-19 sigue siendo una enfermedad mortal que puede matar masivamente y de la cual todavía tenemos muchas incertidumbres y un proceso de vacunación apenas avanzando, así que debemos mantener todos los cuidados”.

>LEA: Listo el borrador de decreto para la reapertura en Bogotá

Para entender cómo será el proceso de reactivación de sectores es clave saber cómo llega la ciudad a este momento. De acuerdo con la alcaldesa López, nos encontramos en un periodo que combina lo que se llamaba tercer pico, que se dio desde medidos de marzo, y lo que ha pasado durante el mes de movilizaciones. “Con las jornadas de protesta hay dispersion del contagio. Las aglomeraciones de los últimos 36 días son como hacer un concierto todos los días. Esos eventos van a seguir restringidos precisamente porque son eventos de supercontagio que no estamos en condiciones de tener”.

Desde que se anunció la reapertura, muchos cuestionaron el por qué de la decisión en un momento tan complejo epidemiológicamente. No obstante, incluso expertos en el tema consideran que es un buen paso, que debe venir acompañado de otras medidas como distribución de horarios de trabajo y transporte y, por supuesto, del compromiso de todos en cumplir las medidas que se vienen repitiendo hasta el cansancio desde hace un año.

El uso obligatorio y permanente de tapabocas continuará siendo la principal medida de prevención, acompañada de una ventilación adecuada en cualquier tipo de establecimiento, vehículo o casa, el lavado de manos cada tres hora y el uso de alcohol y gel. También es necesario que se siga garantizando el distanciamiento de al menos un metro entre personas y los establecimientos comerciales se deben comprometer a controlar el aforo para garantizar el éxito de la reactivación.

>La actividad debe continuar: retos de la reapertura total en Bogotá

Así las cosas, desde el próximo martes “ningún centro comercial, ningún local, ningún restaurante, ninguna sala de cine, ninguna sala de teatro, nada de lo que vamos a reactivar puede estar 100% ocupado”, según dijo la mandataria, quien recordó a los establecimientos comerciales que deben cumplir la ventilación y distanciamiento y deben tener visible el número de personas que pueden ingresar.

En cuanto a bares y gastrobares, estos establecimientos tendrán permiso de operar de 10:00 a.m. a 1:00 a.m., siempre y cuando cuenten con control de aforo y los demás protocolos establecidos por el Ministerio de Salud. Además de los protocolos, también se iniciará una campaña cultura ciudadana de consumo responsable. En el caso de colegios y las universidades, la idea es que vuelvan a la presencialidad con control de aforo, vacunación de docentes y personal de las instituciones educativas y manteniendo la bioseguridad que dictaron los ministerios de Salud y Educación.

Con este panorama, la premisa para las empresas es que, de lo posible, mantengan el teletrabajo y trabajo en casa. En ese sentido, la alcaldesa López pidió a los sectores público y privado que durante el tiempo de la emergencia sanitaria mantengan esta modalidad de trabajo siempre que la labor de los trabajadores lo permita, garantizando también el aislamiento de empleados y contratistas que no estén vacunados, tengan enfermedades de base o sospecha de contagio.

>LEA: En menos de una semana, Bogotá registró otro récord de contagios por COVID-19

Está claro que estas medidas tendrán un impacto epidemiológico, y de hecho se calcula que hacia finales de junio y mediados de julio haya un ligero incremento en la demanda de Unidades de Cuidados Intensivos (UCI).

“La diferencia entre asumir esta reactivación por el empleo, para atender el estallido social, depende de nuestro cuidado. Si todos los sectores y ciudadanos cumplen las medidas de bioseguridad, vamos a tener un ligero incremento de fallecidos a mediados de julio, que pasemos en promedio de 120 a 150 máximo. Será hasta mediados de julio y luego empezara a bajar”, indicó.

Por esta razón, la reapertura no contempla todavía el regreso de eventos masivos, sean públicos o privados, ni la apertura de discotecas o el estadio El Campín. Si las cosas salen como el Distrito espera, para agosto ya se habrá superado el pico de contagios, dependiendo también de cómo avance la vacunación, por lo que para entonces sí se podría pensar en el regreso de actividades como el cumpleaños de Bogotá y el festival de verano que se hace para festejarlo, el fútbol en el estadio, conciertos y discotecas.

Que este proceso sea un éxito depende no solo del cuidado de los ciudadanos y los diferentes sectores que abren de nuevo sus puertas. También será clave el avance de la vacunación, por lo que el Distrito garantizó que la ciudad tiene hoy la capacidad de aplicar 80.000 dosis, pero en los mejores días se aplican 54.000. De esta forma, aunque la alcaldesa López agradeció a la Nación la entrega de vacunas, solicitó un mayor esfuerzo para que la vacunación acelere su ritmo.

“No tenemos dosis suficientes. Nos toca guardar porque no sabemos en qué momento nos quedamos sin vacunas. Estamos trabajando de la mano con gobierno para que nos garanticen ese flujo, porque tenemos cómo aplicarlas y cómo asumir el riesgo epidemiológico que implica esta apertura”, concluyó la mandataria.

Comparte: